El comisario que "se cansó" de robarle plata a la gente

Un agente grabó a su jefe, quien contó cómo cometía los ilícitos.

Pinamar
“Acá tenían que dejar cuatro lucas cada uno. Les robábamos relojes, teléfonos. Me cansé de robarle a la gente”. La voz que se oye suena risueña, soberbia, canchera. La voz es la de Fabián Guiñazú, nada menos que un comisario que estaba a cargo de la Estación de Policía Comunal de Pinamar. En la grabación se lo escucha relatar diversos hechos delictivos de los que participó. Quien lo grabó sin que él lo advirtiera y lo denunció es un agente de 26 años. Guiñazú, obviamente, fue desplazado de su cargo.

26 años tiene el agente que denunció a su superior. Pidieron protección para él y su gente.

El intendente de la ciudad balnearia de Pinamar, Martin Yeza, celebró que “haya salido a la luz” la denuncia contra un comisario local que fue desplazado de su cargo tras la difusión de un audio en el que admite que robaba. “Estamos todos celebrando que esto haya salido a la luz, pero hay que darle protección al denunciante”, dijo Yeza a radio Mitre, tras explicar que, una vez efectuada la denuncia y comprobado el hecho, la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro de Seguridad Cristian Ritondo felicitaron al agente policial que aportó el audio y le dieron protección.

El intendente recordó algunos inconvenientes que tuvo con ese comisario: “Hace dos meses y medio tengo el primer encontronazo con esta persona. Nosotros veníamos con mucho trabajo para bajar el delito, habíamos logrado bajar a un delito por día más o menos. Un día, él avisa que se rompió un móvil y esa misma noche hubo catorce hechos delictivos”, explicó.

Según el registro grabado, el oficial jefe describió con detalles variadas metodologías delictivas para hacerse del dinero de trabajadores de la construcción, en su mayoría de nacionalidad paraguaya, hechos que se habrían cometido no en la ciudad de Pinamar sino en destinos previos que tuvo a cargo Guiñazú, por ejemplo, en el partido de La Matanza y en la ciudad balnearia de Mar del Ajó.

Una de las “opciones delictivas” era la utilización de un ómnibus parecido a los de línea que él mismo solicitaba a un “amigo”. Luego de asegurarse de que los obreros llevaban el dinero de sus haberes recién cobrado, los detenía y los hacía subir al micro. Allí les inventaba una acusación, como tenencia de armas (que les “plantaba” en el acto) y los trasladaba a la seccional. “Cuando vos bajabas a la comisaría tenías el arma de fuego, la escopeta, los pedido de doble A (por averiguación de antecedentes) y ahí les choreabas la plata a todos”, relató el jefe policial entre risas, según consta en el audio.

En tanto, el secretario de Seguridad de Pinamar, Matías Yáñez, comentó en declaraciones radiales que este hecho “no sorprende” y advirtió que “es desagradable escuchar cosas así de un comisario”. Pese al episodio, Yánez señaló que “da mucha esperanza ver la actitud del efectivo que hace la denuncia”, y explicó que apenas sucedió el hecho ese policía pidió seguridad y respaldo y lo recibió.

FRASES
“El audio lo acercó un chico joven, de 26 años, que es parte de una nueva camada de la Policía y que no se quiso encolumnar a ciertos pedidos y por eso lo hostigaban”.
“Había connivencia con los chorros, esto está más que claro. La corrupción policial existe en Pinamar y también en gran parte de la provincia de Buenos Aires”.
Martín Yeza Intendente de la ciudad de Pinamar

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído