El déficit de la caja previsional municipal creció 4000% en 4 años

La cifra surge de la auditoría que pidió el Ejecutivo neuquino.

Por Alejandro Olivera - olivera@lmneuquen.com.ar

El déficit de la caja jubilatoria del Instituto Municipal de Previsión Social (IMPS) creció 4 mil por ciento en los últimos cuatro años, según arrojaron los datos de la auditoría privada que chequeó las cuentas de la entidad a pedido del Ejecutivo. Se calcula que para los próximos cuatro años aumente un 135 por ciento.

Te puede interesar...

“Lo que pasó no tiene culpables, sino que hay responsabilidades compartidas de la Municipalidad, del Concejo Deliberante y de quienes administramos el Instituto”, expresó el administrador del IMPS, José Martínez, en una conferencia de prensa donde dio a conocer los resultados del informe.

En 2014 el déficit era de 6.278.120 pesos, mientras que el acumulado de 2018 llegó a 262.999.104 pesos, es decir que aumentó 40 veces. En tanto, las proyecciones indican que para 2022 el acumulado será de 619.645.799 pesos, un 135 por ciento más que el año pasado.

Uno de los factores que jugaron un papel preponderante en la situación deficitaria del IMPS es la relación de afiliados activos y pasivos. Es que el financiamiento del sistema depende de la recaudación de los aportes de los trabajadores municipales de la planta permanente, que en los últimos años se redujo considerablemente, y los gastos de la entidad, que incluyen jubilaciones y otras contribuciones que se pagan mensualmente.

En este marco, la auditoría indica que en los últimos años hubo una disminución sistemática de la cantidad de empleados. Si se toma como referencia el 2014, el Instituto tenía 3,1 activos por cada pasivo, una cifra que se fue derrumbando año a año hasta llegar al 2,2 de 2018. En la actualidad hay 2800 afiliados en actividad, mientras que otros 1400 están jubilados.

Esta tendencia es impulsada por el inciso C del artículo 35 de la Ordenanza 11633, que les da la posibilidad de retirarse anticipadamente a aquellos trabajadores que tienen 30 años de servicio aunque no cumplan con la edad jubilatoria.

Hasta diciembre de 2003 solo el 30 por ciento de los agentes que cumplían con los requisitos optaba por hacer uso del beneficio, mientras que en la actualidad el ciento por ciento de los que pueden jubilarse anticipadamente eligen hacerlo.

El vacío financiero que genera esto es casi imposible de llenar. Con la aprobación de la Ordenanza 13833, que prevé el pago de aportes extraordinarios, aseguran que todavía sigue siendo deficitario.

Por cada persona que se jubila, el Instituto tiene una pérdida anual de 1.346.376 pesos, por los aportes y contribuciones que deja de percibir y los gastos que le implica pagarle los haberes.

El déficit del IMPS está en manos del Concejo Deliberante.

No sumaron empleados

Al impacto que tuvieron las jubilaciones masivas sobre la planta permanente, hay que sumarle que el Ejecutivo municipal no reemplazó a los trabajadores que abandonaron la actividad. La mayoría de los empleados que ingresaron a la Municipalidad en los últimos años lo hicieron como contratados, mientras que también se tercerizó una gran parte de los servicios municipales, para evitar así tener personal en relación de dependencia.

Esto se condice con los reclamos que sostiene el Sindicato de Trabajadores Municipales de Neuquén (Sitramune), que desde hace años pide el pase a planta de los empleados. En este marco crítico, las farmacias y ópticas del IMPS tienen superávit y funcionan como una rueda de auxilio financiera.

Conferencia con olor a disputa política

Los resultados de la auditoría se dieron a conocer a tan solo una semana de las elecciones del consejo administrativo del IMPS. Hubo representantes de los espacios políticos que se disputan un lugar en la mesa chica y, lo que iba a ser una conferencia de prensa, terminó convirtiéndose en un asamblea abierta.

Desde temprano, los municipales se apostaron en la entrada del edificio del IMPS con la expectativa de poder entrar a presenciar la presentación del informe. Sin embargo, se encontraron con resistencia en la recepción y comenzaron a hacer un “ruidazo” para que los dejaran ingresar. En este contexto, Martínez abrió la conferencia a los afiliados. Unas 50 personas, entre independientes e integrantes de las espacios políticos, coparon el auditorio con la intención de saber la situación real del IMPS.

A pesar de que todos estaban interesados en conocer las razones que ocasionaron el déficit y se manejaron con respeto, al dejar hablar a todos los que tuvieran dudas y pedir la palabra ordenadamente, había un dejo de desconfianza con los militantes de los espacios políticos. “¿Usted integra alguna lista?”, se escuchaba como respuesta a los comentarios y preguntas de los afiliados presentes, mientras que otros pedían “que la campaña se hiciera afuera”.

En este sentido, la reunión informativa duró más de una hora y permitió que los afiliados se sacaran las dudas respecto de la auditoría, cuyas 200 páginas serán subidas a la página web del IMPS en los próximos días.

Recuadro-irregularidades-página-3.jpg

LEÉ MÁS

Pechi echó al jefe del Instituto de Previsión Social

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído