El clima en Neuquén

icon
Temp
52% Hum

El diseñador que transforma bicis y equipos de esquí en muebles, lámparas y accesorios

El Yeti de San Martín de los Andes se abrió camino con sus remeras y ahora atrae con sus creaciones basadas en reciclados del deporte.

El boom del ciclismo y la pasión por los deportes de invierno sumaron una nueva arista con un tinte ecológico. Desde hace cuatro años la marca El Yeti, de San Martín de los Andes, comenzó a ofrecer diferentes objetos, como muebles, lámparas, accesorios y trofeos, confeccionados reutilizando material de bicicletas y equipos de esquí; y hoy ese es su principal fuente de ventas.

El emprendimiento del diseñador gráfico Matías Lorefice nació "de rebote" en 2017. "Empezamos a hacer remeras para nosotros porque estábamos cansados de usar las de marcas clásicas que se venden acá. Yo decía: '¿Por qué nadie hace con dibujos relacionados a deportes de montaña?'", contó Matías antes de agregar que desempolvó un logo que había presentado en un viejo trabajo de facultad, para retocarlo un poco y sellar los diseños que había creado.

Te puede interesar...

Matías Lorefice

"Una cosa llevó a la otra, hasta que nos invitaron a una carrera en Valle Escondido. Yo justo había cambiado la cadena de transmisión de mi bici y probé con hacer unos aros y un destapador para ver qué pasaba; y tuvo buena aceptación. No te digo que vendimos todo, pero llamó la atención. Y ahí encontré un nicho", agregó en diálogo con LMNeuquén, sobre los inicios del proyecto que fue creciendo con la presencia en la feria de la localidad cordillerana y diferentes competiciones que se dieron en diversos puntos de la provincia de Neuquén.

"Yo voy creando en la medida que me voy haciendo de las partes de bici y equipos de esquí y snowboard. Las fijaciones de esquí las uso para hacer percheros y destapadores de pared, por ejemplo. También hago mesas, lámparas, veladores, banquetas. Ahora estoy juntando tablas para hacer un cerco", precisó Matías, quien cuenta con el apoyo de cinco bicicleterías de la ciudad y tres rental de equipos de deportes de montaña. "Hoy por hoy cada local tiene un cajoncito con el nombre nuestro, yo cada tanto paso y me traigo lo que hay. Lo que más utilizo son piñones y cadenas que es la parte de que brilla de la bici", añadió.

SMAndes_FedeSoto-YetiPatagonico-_DSC4856.jpg

Consultado por la recepción que tiene su llamativa propuesta, el hombre manifestó: " Yo creía que no, pero en las ferias y las carreras la gente lo tomó como algo novedoso. A la gente le gusta mucho el tema de la reutilización y todo el mundo nos dice 'esto nunca lo vimos'. Queremos creer que somos lo únicos que hacemos esto. A la gente le gusta y yo vendo a precio accesible porque no quiero que sea una obra de arte incomprable. A mi me gusta que se lo lleven. Todo tiene el sello de la marca grabado".

Embed

"A veces, no compran en el momento, pero se llevan el folleto y a los meses me contactan para hacer un encargo", comentó antes de destacar que hace trabajos a pedido y que sus productos llegan a distintos puntos del país con distribución por correo.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCEJ8fpepKRN%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAH0EcYZA5gSfoUsA8EQAZCiaQAEEPVlFvInPRFhZCFFPPCCAJlVnuzutcWTfiMBOsc1FJZAAk7qZBPOrwqMYuoyZBxowZA0huuzYbNtyrXZBTJpzb5DqBZBzbitJEEbofYbzyh4eb2F3nVk7ZAQq7ZApahWgZBpr0XZBeKkP2XxEGV6By

En cuanto a las remeras y otros accesorios de El Yeti, Matías explicó: "Nosotros intentamos diferenciarnos de otras marcas con la gráfica, que la dibujo yo. El 60 por ciento está relacionado con el ciclismo, la pesca, running, esquí, snowboard y otros deportes de montaña. Conseguimos un proveedor de Buenos Aires que tiene remeras de algodón de excelente calidad. Le fabrica a otra marca y a nosotros nada más. Este verano varias personas vinieron a comprar más remeras porque estaban contentas con otras que se habían llevado hace dos años. Nos decían que estaban intactas". "Aunque no se las pueden probar en la feria se venden mucho, es lo que más sale después de las lámparas", destacó.

Dos accidentes, la señal para cumplir un sueño

Oriundo de San Isidro, provincia de Buenos Aires, Matías se metió en el mundo de las herramientas desde muy pequeño. A los doce años arregló el lavarropa de su madre y de ahí no paró.

Tentado por el diseño gráfico decidió dejar su avanzada carrera en arquitectura con apenas "un año y monedas" para terminar. En los diversos recorridos laborales que tuvo, ganó experiencia en el área de sistemas, lo que le permitió abrirse camino hace diez años en San Martín de los Andes, cuando decidió comenzar un nuevo capítulo de su vida junto a la familia ensamblada que construyó con Paula Méndez.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCOZLW09LzyC%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAH0EcYZA5gSfoUsA8EQAZCiaQAEEPVlFvInPRFhZCFFPPCCAJlVnuzutcWTfiMBOsc1FJZAAk7qZBPOrwqMYuoyZBxowZA0huuzYbNtyrXZBTJpzb5DqBZBzbitJEEbofYbzyh4eb2F3nVk7ZAQq7ZApahWgZBpr0XZBeKkP2XxEGV6By

Cautivado por la tranquilidad y la belleza de la localidad cordillerana desde 1987, cuando la descubrió en su viaje de egresados, Matías regresó al sur años después, de vacaciones, con su pareja y "la pelota le quedó picando".

Ya retomando su cotidianeidad en el barrio porteño de Villa del Parque, no podía evitar seguir el pronóstico del tiempo y hacer comentarios sobre la temperatura de San Martín a Paula, quien en una suerte de broma comenzó a coquetear con la posibilidad de mudarse, al ver que la cabeza de su pareja estaba casi en otro lugar.

SMAndes_FedeSoto-YetiPatagonico-_DSC4858.jpg

Sin embargo, tuvieron que pasar por dos episodios desafortunados para terminar de tomar la decisión. Primero Paula, quien trabajaba como profesora de gimnasia y personal trainer, tuvo un accidente al ser embestida por un colectivo mientras iba en bicicleta. Al año siguiente, Matías tuvo también una mala pasada mientras pedaleaba por la gran ciudad. Afortunadamente esta última situación no fue tan grave, pero los llevó a reflexionar y interpretarla como una señal del destino. "Ahí dijimos vámonos, evidentemente nos tenemos que ir", recordó Matías al hablar de la instancia que lo llevó a cumplir un sueño que ahora cobró una nueva dimensión con el crecimiento de su emprendimiento, El Yeti.

El Yeti tiene un stand en la feria de San Martín de los Andes y un catálogo online, además de redes sociales.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

11.538461538462% Me interesa
65.384615384615% Me gusta
8.974358974359% Me da igual
7.6923076923077% Me aburre
6.4102564102564% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario