El doble de Mirtha hace furor en Las Grutas

Un actor de Buenos Aires divierte a los turistas con la imitación de la diva de los almuerzos.

LAS GRUTAS
De lejos parece ella. Cuanto más cerca, la sensación se aproxima a lo real. Encima, de fondo comienza a sonar "Emperatriz", la canción que identifica a la diva de los almuerzos televisivos. En ese instante, los veraneantes se amontonan para contemplar la figura que avanza por la playa. Viste un taier "té con leche", zapatos con plataforma y enormes lentes de sol, como la auténtica. Entonces toma un micrófono y comienza a jugar con la gente. La voz es igual. "Acá está mi hermana Goldi, ¿cómo te va, querida, tanto tiempo?", le dice a una septuagenaria que lanza la carcajada, como el resto de los espectadores que siguen su derrotero por la arena.

Exitoso En 2011, con su imitación, Parra ganó en el programa Sábado Show de El Trece.

El personaje es Mirtha Legrand y quien lo encarna es Fernando Parra, un actor del teatro "under" de Buenos Aires que llegó a Las Grutas, donde todas las noches se presenta en el parador Don Boris de la Tercera Bajada.

Cada tanto suele bajar a la playa para promocionar su espectáculo, y su presencia se convierte en un acontecimiento que convoca a grandes y chicos.

"Nos está yendo bastante bien, el público responde en cada presentación", destaca el artista, que además imita a otras famosas, como Susana Giménez, Moria Casán, Lía Crucet o Liza Minelli, junto a la Gitana y la Paraguaya, dos personajes propios.

Parra es oriundo de Tucumán, pero de joven se mudó a Buenos Aires para estudiar teatro. Se inició en la escuela de Alejandra Boero, a quien recuerda como un puntal en su carrera.

Desde entonces se dedica a actuar fuera del ámbito comercial y también en fiestas y eventos. "Hasta bautismos he hecho", confiesa.

A Mirtha la comenzó a imitar en la escuela secundaria, cuando organizaron un show para reunir dinero para viajar a Bariloche. Fue un "éxito total", evoca. Siguió con el papel, aunque le agregó detalles personales, gestos y frases que utiliza la estrella. El "así no" le sale perfecto.

Hasta que un día del verano de 2005 se encontró con la Mirtha original. "Estaba haciendo la temporada en Mar del Plata y ella se enteró de que yo la imitaba y mandó a un camarógrafo para filmarme. Días después me invitó a su programa, que lo hacía en el hotel Costa Galana", narró.

La Chiqui tuvo un gesto de generosidad que Parra no olvida: lo invitó a abrir el programa y luego lo acompañó al balcón, donde realizó el acostumbrado saludo al público. En ese encuentro, lo designó su emulador oficial.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído