El clima en Neuquén

icon
25° Temp
53% Hum
La Mañana Ley

"El etiquetado frontal ayuda a que se cumplan leyes neuquinas de alimentación saludable"

Un nutricionista neuquino opinó sobre la normativa aprobada, que alerta sobre los excesos de ingredientes perjudiciales en los alimentos.

Además de generar grandes modificaciones en la forma de consumir alimentos, la ley de Promoción de Alimentación Saludable -más conocida como Etiquetado Frontal- también impactará en el avance de las distintas normativas provinciales que fomentan la seguridad alimentaria para los neuquinos. El nutricionista Samuel García, referente de Puntos Saludables, aclaró que "la provincia trabaja en el mismo sentido y esta ley va a fortalecer estas acciones".

"La ley de etiquetado frontal tiene enormes fortalezas porque abarca el etiquetado de advertencias, la regulación de publicidad y la protección de los entornos escolares de los productos no saludables", dijo García.

Te puede interesar...

Según se informó, la norma tiene como objetivo garantizar el derecho a la salud y a una alimentación adecuada brindando información nutricional simple y comprensible de los alimentos envasados y bebidas analcohólicas, advertir sobre los excesos de componentes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías, a partir de información clara, oportuna y veraz; y promover la prevención de la malnutrición en la población y la reducción de enfermedades crónicas no transmisibles.

Para el profesional, la aprobación de esta norma es beneficiosa para Neuquén porque permite avanzar con la fiscalización y control de normas ya aprobadas en la provincia pero que muchas veces no se cumplen. En ese sentido, destacó al menos cinco legislaciones que también abonan a la promoción de una alimentación saludable.

Ellas son la ley de Entorno Escolar Saludable, que incluye la venta de alimentos saludables en los kioscos de las escuelas. También la ley de Línea de Cajas, que elimina la venta de golosinas para las personas que están por pagar sus compras en los supermercados, y la ley de Lucha contra el Sedentarismo.

Por otro lado, se podría avanzar en la ampliación y fiscalización de la ley de Oferta de Sal, que prohíbe la exposición de saleros en las mesas de restaurantes, y la ley de Jarra de Agua, que obliga a los locales gastronómicos a proveer agua potable gratuita a sus comensales.

"Estamos en un contexto de una epidemia cada vez mayor de obesidad y de enfermedades no transmisibles asociadas a la mala alimentación", dijo García y agregó: "La educación alimentaria debe ser complementaria a otras políticas como: el etiquetado frontal, la regulación de la publicidad, la protección de los entornos escolares, entre otras".

Sobre el etiquetado frontal, explicó que "no busca "demonizar" sino informar a los consumidores sobre aquellos productos que contengan un exceso de nutrientes críticos que se asocian con el desarrollo de sobrepeso, obesidad y las enfermedades crónicas no transmisibles".

"El etiquetado frontal es una herramienta educativa en sí misma, porque suministra información y se integra a las recomendaciones de la educación alimentaria y de las campañas educativas que se impulsen. El etiquetado frontal de advertencias es más costo-efectivo, dado su alcance y gran autosostenibilidad con el transcurso del tiempo", cerró.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario