El fuego no tuvo piedad con una escuela de China Muerta

Es una primaria a la que van 197 chicos. Deberán hacerla de nuevo.

Mariel Retegui
reteguim@lmneuquen.com.ar


Neuquén
Con rostros compungidos se acercaron ayer madres y padres a la escuela primaria Posta Cristo Rey de China Muerta, tras enterarse del incendio que destruyó totalmente las cuatro aulas nuevas que se habían construido con el esfuerzo de toda una comunidad.

El incendio se inició antes de que los 197 alumnos que concurren a la escuela rural pública de gestión privada llegaran al establecimiento ubicado sobre calle Candolle al 8200, a pocos metros del acceso a la Autovía Norte.

A las 7:55 fueron alertados los Bomberos Voluntarios de Plottier: se había desatado un incendio en un ala del establecimiento. Para poder extinguirlo y evitar que se propague al resto de la escuela, se necesitaron tres dotaciones y unos 15 bomberos.

"Aparentemente, estuvo toda la noche ardiendo y, como los cuidadores están a unos 150 metros, se dieron cuenta esta mañana (por la de ayer) cuando el fuego ya estaba generalizado", relató el jefe de Bomberos Voluntarios de Plottier, Carlos Mansilla.

Si bien los peritos de los Bomberos de la Policía son quienes determinarán las causas y el origen del siniestro, se sospecha que fue producto de una falla eléctrica.

"Los daños fueron totales, absolutos, e incluso hay peligro estructural. Es decir que las aulas ya no sirven más. No es solamente chapa y pintura, hay que hacer todo de nuevo. La última aula fue inaugurada el 20 de julio de este año gracias a lo recaudado con un bono contribución que se vendió en Plottier", sostuvo el director de la escuela Posta Cristo Rey, Diego Gómez.

En las cuatro aulas destruidas tenían clases los alumnos de los últimos grados. No sólo quedó el mobiliario chamuscado y humeante, sino que también se perdieron cuatro computadoras, un equipo de laboratorio donado por una bioquímica, documentación, boletines y los regalos para los egresados.

"Hay que armarlo, esto no se puede caer. El trabajo que hacemos es distinto, asisten chicos con problemas sociales. Si el incendio fue intencional o no, si fue vandalismo o un cortocircuito, lo dirán los peritos", subrayó Gómez.

En las tres horas que demandó la extinción del fuego, un bombero de 24 años tuvo que ser asistido y luego trasladado al hospital de Plottier por inhalación de monóxido de carbono. "No está lesionado, se descompuso; recibió asistencia en el hospital, pero está consciente y en observación", señaló Mansilla.

El jefe de Bomberos explicó que, al estar las aulas cerradas por tantas horas y casi no tener oxígeno, no hubo llamas de gran magnitud, por lo que el incendio recién se advirtió a la mañana. Como medida de precaución, el director retiró a los 23 niños que residen de lunes a viernes en el albergue ubicado en las cercanías. Provienen de familias numerosas y en sus casas viven hacinados, por eso encuentran en la Posta el acceso a sus derechos vulnerados, entre ellos a la educación. "Vamos a levantar la escuela para arrancar en 2016", enfatizó Gómez.


En contexto
Otras datos que deja el triste episodio

23 niños dormían cerca
Son estudiantes que de lunes a viernes pasan la noche en un lugar ubicado cerca de las aulas incendiadas. Cuando detectaron las llamas, las autoridades de la escuela los retiraron del lugar por precaución.

Un trabajo de tres horas
Para apagar las llamas debieron participar tres dotaciones de bomberos. En total, fueron 15 efectivos los que apagaron las llamas. Uno de ellos fue derivado a un hospital tras haber inhalado monóxido de carbono.


Habrá ayuda del Gobierno para que vuelva a funcionar
Neuquén
El subsecretario de Educación, Oscar Compañ, informó que debido al incendio que afectó las instalaciones de la escuela primaria Posta Cristo Rey de China Muerta se decidió la culminación del ciclo lectivo. Además, comprometió el acompañamiento del gobierno provincial para la recomposición edilicia.

Comapañ, el también titular del CPE, manifestó que se pusieron en contacto con los directivos de la escuela y del distrito educativo. "Por pedido del gobernador Jorge Sapag vamos a acompañar a la comunidad", aseguró, y añadió: "Nos vamos a hacer cargo de ayudarlos".

Explicó que se trata de una escuela de gestión social que tiene una cuota de 40 pesos, "prácticamente simbólica, por lo que vamos a colaborar para salir delante de este trágico episodio".

Dijo que desde el Gobierno se aplicarán acciones tendientes a la reconstrucción para garantizar las actividades del próximo ciclo lectivo.

Adelantó que siguiendo el cronograma de la escuela Posta Cristo Rey, el próximo 17 de diciembre se hará el acto de cierre del calendario escolar en el predio del edificio.


Una mañana de lágrimas y abrazos junto a las aulas
Neuquén
El director de la escuela Posta Cristo Rey, Diego Gómez, se mostró desconsolado por la pérdida del esfuerzo de toda la comunidad.

"Hay que armarla de nuevo. El tinglado está apoyado sobre las aulas incendiadas, si las derribamos, tiramos el tinglado. Volvemos cinco años para atrás en construcción. La posta se levantó a pulmón, ladrillo a ladrillo, con mi viejo y con las familias que dieron una mano", se lamentó Gómez, visiblemente emocionado.

Para él, en medio de la tristeza, fue una mañana de abrazos con cada vecino o padre que se acercó al lugar, algunos de ellos sin poder contener las lágrimas ante el esfuerzo que se derrumbó en pocas horas.

A la escuela concurren 197 alumnos en jornada completa, de 8 a 17, unos 40 provenientes de Senillosa e incluso de Cuenca XV, además de los de China Muerta y Colonia San Francisco.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído