El Garrahan ya estudia el uso de cannabis para casos de epilepsia en chicos

Los 100 niños que participan del estudio ya no responden a ningún tipo de tratamiento disponible actualmente -como los anticonvulsivos, las dietas especiales e incluso las cirugías- y sufren crisis repetitivas que llevan a un deterioro cognitivo, conductual y motor.

Cien niños que padecen una de las formas más severas de epilepsia y son pacientes del servicio de Neurología del Hospital Garrahan participan del primer estudio en pediatría del país sobre los efectos del uso de cannabis medicinal como fármaco paliativo, informó hoy el presidente de ese centro de salud, Carlos Kambourian.

"Este estudio es importante para Argentina y para Latinoamérica, abre la puerta a nuevas investigaciones, nuevos usos y esperanzas para las familias y también para los médicos", dijo Kambourian a Télam.

Te puede interesar...

Según datos oficiales, en la Argentina el 1% de la población padece epilepsia, y el 20% se trata de casos muy graves. En la población pediátrica se habla de unos 120.000 casos en el país, con el mismo porcentaje de casos graves.

Son esos los chicos que participan del estudio, ya que no responden a ningún tipo de tratamiento disponible actualmente -como los anticonvulsivos, las dietas especiales e incluso las cirugías- y sufren crisis repetitivas que llevan a un deterioro cognitivo, conductual y motor.

Así, la investigación consiste en "el estudio científico de uso de cannabis medicinal como parte del tratamiento en pacientes con encefalopatías epilépticas, un tipo severo de epilepsias refractarias que son de difícil control y no tienen respuesta terapéutica", explicaron desde el Garrahan, y adelantaron que los primeros resultados se conocerán "recién en seis meses".

garraham-2.jpg

"Nuestra misión es agotar todas las posibilidades para mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes. Cuando todo fue probado y no hay respuesta favorable, entonces debemos investigar y buscar otras alternativas, en este caso el cannabis medicinal", retomó Kambourian.

Por su parte, Roberto Caraballo, jefe de Neurología y quien está a cargo del estudio, explicó que "se trata de pacientes que no responden a los tratamientos farmacológicos y el uso del cannabis medicinal puede ser una esperanza para ellos y las familias".

Sin embargo, fue prudente: "Estamos empezando; los resultados sobre la eficacia los tendremos de seis meses a un año en adelante".

El objetivo del estudio es evaluar la eficacia y seguridad del nuevo fármaco: "Es parte de una investigación, con metodología adecuada, con el fin de contar con sustento médico y académico para su administración", advirtió Caraballo.

Según explicaron desde el Garrahan, donde se atienden unas 18.000 consultas anuales por esta enfermedad, la modalidad del estudio es ambulatoria y los controles se realizan a través de consultorios externos.

"Queremos entender el rol de este nuevo tratamiento para que nos permita dar un paso importante en el conocimiento del uso del fármaco", informó el jefe de Neurología sobre el ensayo clínico del cannabidiol como fármaco agregado. Y Kambourian concluyó: "Este estudio es crucial para los pacientes y sus familias, pero también lo es para la comunidad médica, porque nos abre un camino hacia posibles futuras decisiones asistenciales, nuevas líneas de investigación y políticas de salud".

El cannabis medicinal es provisto por el laboratorio Aphria de Canadá, que donará el fármaco durante todo el estudio y para todos los pacientes en los que se demuestre que funciona. El estudio cuenta con la aprobación de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación.

LEÉ MÁS

En Mendoza se aprobó el uso del cannabis medicinal

Cannabis medicinal: las estafas, a la orden del día

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído