El clima en Neuquén

icon
Temp
79% Hum
La Mañana Proyecto Dino

El "gran jefe" de los dinosaurios cumple 22 años

Los restos del gigante Futalognkosaurus fueron descubiertos el 13 de febrero de 2000 en Lago Barreales.

Sus restos estaban esperando desde hacía 90 millones de años atrás. A comienzos de febrero de 2000 un equipo de investigaciones paleontológicas de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), bajo la dirección del geólogo y paleontólogo Jorge Calvo, se encontraba rescatando restos fósiles de dinosaurios en las proximidades de la toma de agua de la comunidad mapuche Paynemil en la costa norte del Lago Barreales, en la actualidad yacimiento Génesis.

La zona, según Calvo, era pobre en restos fósiles en cuanto a calidad y cantidad, por eso decidieron hacer una exploración en los alrededores. “El 13 de febrero se inició la búsqueda y ese día la suerte nos acompañó”, contó Calvo a LMNeuquén. Cuando ya el grupo de investigadores había recorrido unos 800 metros, en un cerrito aislado, muy cerca de la costa del lago, encontraron indicios de restos fósiles. Allí, al pie del cerrito, una estudiante llamada Paulina Carabajal descubrió las primeras evidencias de lo que sería un dinosaurio saurópodo gigante. El gigante más completo del mundo: el Futalognkosaurus dukei.

Te puede interesar...

A partir del descubrimiento de Carabajal, hoy doctora en Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de La Plata, el equipo de investigadores comenzó la campaña de extracción que se extendió por unos diez días. El resultado fue de lo más exitoso: se rescataron tres gigantescas vértebras del cuello.

Un año después, el 14 de febrero de 2001, gracias a los aportes provenientes de la Agencia Nacional de Ciencia y Tecnología los especialistas pudieron continuar con la excavación a lo largo de treinta días. Con la ayuda de integrantes de la comunidad mapuche se logró extraer cinco vértebras más del cuello, una vértebra de la espalda y una vértebra de la cola. En marzo de ese año, la empresa Duke Energy Argentina aportó financiamiento para el rescate del gigante. Calvo y la empresa pusieron en marcha el proyecto de investigación “Proyecto Dino” que se presenta a la Fundación Duke de Estados Unidos de la universidad del mismo nombre que administra la United Way Internacional.

futalongkosaurus3.jpg
Jorge Calvo junto a la cadera de 255 centímetros de ancho del Futalognkosaurus.

Jorge Calvo junto a la cadera de 255 centímetros de ancho del Futalognkosaurus.

El 27 de enero de 2002, más de veinte argentinos, brasileños e italianos comienzan los trabajos de excavación con una donación de la empresa Chevron y fondos de la Fundación Duke. “Teníamos como objetivo rescatar al saurópodo gigante más completo del mundo en cuatro meses. Sin embargo y para sorpresa de todos, el dinosaurio no estaba solo ya que todo su ecosistema de 90 millones de años de antigüedad estaba enterrado junto a él”, explicó el paleontólogo.

“El descubrimiento del Futalognkosaurus es uno de hechos más importantes en mis 35 años de trabajo excavando dinosaurios en la provincia de Neuquén y Río Negro”, dijo el geólogo y paleontólogo Jorge Calvo .

En ese momento, Calvo decidió instalarse en Lago Barreales, a pesar del problema logístico y económico que conllevaría, para excavar y rescatar al gigante.

“A la fecha se ha rescatado de este dinosaurio todo el cuello, cadera, cuerpo, patas y algunas vértebras de la cola y más de mil piezas fósiles de plantas y otros vertebrados”, precisó. “Este rescate nos da una idea de cómo era la vida hace 90 millones de años en el norte de Patagonia”, agregó.

futalongkosaurus4.jpg
Las tareas de excavación de comienzos del 2002 en la que participaron especialistas argentinos, brasileños e italianos para rescatar al saurópodo gigante más completo del mundo.

Las tareas de excavación de comienzos del 2002 en la que participaron especialistas argentinos, brasileños e italianos para rescatar al saurópodo gigante más completo del mundo.

Contó que cuando lo descubrieron en el 2000 no pensaban que se trataba de un animal grande. “Pero en el 2001 ya mostró su gran tamaño por las vértebras hasta que apareció la cadera y ahí sí realmente nos preocupamos como equipo porque era imposible sacar. Gracias a la Fundación Duke y a Proyecto Dino ese dinosaurio se sacó y hoy es una pieza relevante dentro del patrimonio paleontologíco de la provincia de Neuquén” .

“Teníamos como objetivo rescatar al saurópodo gigante más completo del mundo en cuatro meses. Sin embargo y para sorpresa de todos, el dinosaurio no estaba solo ya que todo su ecosistema de 90 millones de años de antigüedad estaba enterrado junto a él”, explicó el paleontólogo.

El descubrimiento del Futalognkosaurus lo considera “uno de hechos más importantes en mis 35 años de trabajo excavando dinosaurios en la provincia de Neuquén y Río Negro”.

Agregó que este hallazgo que hoy cumple veintidós años es uno de los más importantes por todo lo que llevó la extracción de las piezas gigantes del animal. Señaló que la cadera “en su bloque con la roca que se sacó pesaba 8 toneladas y la columna que es la parte central del cuerpo pesaba 16 toneladas. Fue un trabajo faraónico en tiempos donde no teníamos la tecnología adecuada”. El Ejército debió facilitar la maquinaria necesaria para poder transportar los grandes bloques de piezas al laboratorio donde hoy se encuentra el Museo de Geología y Paleontología de la Universidad Nacional del Comahue.

futalongkosaurus7.jpg

"El Futa", el titanosaurio que surgió de la entraña neuquina

Futalognkosaurus en lengua mapuche significa “el gran jefe o cacique de los dinosaurios”. “El Futa”, como se lo conoce en el mundo de la paleontología, es un dinosaurio que llegó a medir en vida 30 metros.

Hasta ahora se ha rescatado el 80 por ciento del animal quedando supuestamente aún la mayoría de la cola enterrada en el lugar. La cadera es la más grande del mundo preservada con 2,55 metros de ancho y el fémur con casi 2 metros de largo también sorprende por sus dimensiones.

Esta especie de dinosaurio herbívoro de cuello y cola larga que caminaba sobre sus cuatro robustas patas reinó hace 90 millones de años por estas tierras patagónicas donde el bosque era espeso y convivió con muchas otras especies de animales que también fueron descubiertas junto a este gran dinosaurio.

futalongkosaurus10.jpg
El cerrito aislado que encontraron los investigadores donde se descubrieron las primeras evidencias de lo que sería el saurópodo gigante. Debajo de la camioneta (a la izquierda, recortada en la imagen) estaba el Futalognkosaurus.

El cerrito aislado que encontraron los investigadores donde se descubrieron las primeras evidencias de lo que sería el saurópodo gigante. Debajo de la camioneta (a la izquierda, recortada en la imagen) estaba el Futalognkosaurus.

El descomunal dinosaurio saurópodo de 30 metros de largo que se movía a paso lento pero firme en busca de hojas frescas de angiospermas, quizás antepasados de los actuales robles y sauces, para poder saciar su apetito. Es evidente que en esos tiempos existió una rica y abundante vegetación para cubrir las necesidades alimenticias de estas bestias que pesaban alrededor de 40 toneladas.

El descubrimiento de “El Futa” dio lugar a la creación del único parque geopaleontológico “in situ” en Argentina con excavaciones de dinosaurios permanente.

futalongkosaurus9.jpg
Jorge Calvo y Paulina Carabajal (a la derecha) en el 2000 durante la campaña de extracción de las primeras piezas del Futalognkosaurus.

Jorge Calvo y Paulina Carabajal (a la derecha) en el 2000 durante la campaña de extracción de las primeras piezas del Futalognkosaurus. "Comenzamos a desenterrar los primeros restos del Futalognkosaurus que eran las vértebras del cuello", recordó el paleontólogo.

“Nos permitió conocer cómo era el paisaje del Cretácico donde vivió”

“El Futalognkosaurus no quería ser solo un dinosaurio gigante rescatado en la tierra de los dinosaurios y el vino, quería que conozcamos como era el paisaje completo del Cretácico donde vivió”, explicó el geólogo y paleontólogo Jorge Calvo.

Agregó que sus restos se enterraron con toda la fauna y flora del momento para que un equipo de paleontólogos, estudiantes, voluntarios y técnicos de la Universidad Nacional del Comahue permitieran mostrar la riqueza paleontológica de la zona.

futalongkosaurus1.jpg

El especialista agradece al Futalognkosaurus que es una de las insignias de la paleontología de Neuquén y que permitó la creación del Parque Geopaleontológico Proyecto Dino. "Un hito en el turismo paleontológico de la región en el que “se difunden las actividades que se llevan a cabo para el estudio científico de los restos fósiles, en el mismo lugar donde son encontrados, rescatados, preparados y estudiados”, describió el especialista.

Consideró que el hallazgo de este gigantesco dinosaurio fue como “una varita mágica, algo que estaba previsto para que en este lugar se pudiera hacer el complejo educativo, turístico, científico y cultural que es único en Sudamérica”.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario