Así se definió ayer en una audiencia encabezada por el juez de garantías Martín Marcovesky, quien avaló el acuerdo entre las partes para que el acusado acceda a una suspensión de juicio a prueba.

Se trata del hombre que fue acusado de estafas reiteradas al comprobarse que había cobrado a varias personas para conseguirles un puesto de trabajo en YPF y luego huía con el dinero.

EL hombre se hacía pasar por abogado del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén y Río Negro a cambio de que cada uno le abonase la suma de 3 mil pesos.

El fiscal Marcelo Jara, a cargo de la Fiscalía de Delitos Patrimoniales, explicó que el beneficio es factible debido a que el acusado no tiene antecedentes penales.

Así, el hombre deberá pagar antes del 10 de abril 3.000 pesos a cada una de las víctimas y otros 2.000 que serán destinados a una organización sin fines de lucro.

Durante dos años deberá presentarse de manera cuatrimestral ante la Dirección de Población Judicializada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído