El parabrisas de un avión estalló en pleno vuelo

El copiloto fue succionado y quedó con medio cuerpo colgando fuera de la nave. Lo salvó que tenía abrochado el cinturón de seguridad.

Tibet. El parabrisas de un avión estalló en pleno vuelo y el accidente de milagro no provocó una tragedia: el copiloto de Sichuan Airlines fue succionado y medio cuerpo le quedó fuera de la nave antes de ser rescatado por el piloto. Luego del incidente, el comandante Liu Chuanjian logró controlar el avión y hacerlo aterrizar de emergencia.

“La situación era crítica. El parabrisas se desprendió a una altura de 10.000 metros. El avión estaba en un estado de baja presión y la temperatura era de -30 a -40 grados centígrados”, contó Jiang Wenxue, de la Administración de Aviación Civil china. “No hubo señales antes de que estallara el parabrisas: sólo un gran ruido”, relató el capitán Liu, quien destacó la calma de su copiloto a pesar del momento que estaba viviendo, cuando quedó colgado entre la nave y el aire: “Afortunadamente tenía el cinturón abrochado”, destacó.

En el momento del rescate, el copiloto sufrió algunos cortes y se torció la muñeca; además, una azafata también sufrió golpes y lastimaduras. El resto de la tripulación y los 119 pasajeros no resultaron heridos. “Todas las personas gritaban a bordo. Hicimos lo posible para tranquilizarlas y que nos creyeran que podíamos aterrizar con seguridad”, dijo Zhou Yanwen, la azafata herida, quien reveló que el accidente ocurrió justo en el momento en que se servía la comida. Debido al movimiento del avión, varias azafatas perdieron el equilibrio y la comida quedó desparramada por el suelo. Por suerte, sólo fue un gran susto.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído