El poder de la organización

La firma Halliburton, una de las corporaciones de servicios petroleros más grandes del mundo, comunicó esta semana que mudará de su base del barrio Canal V de Neuquén el 70 por ciento de sus operaciones hacia la zona de Añelo y que con el 30 por ciento restante dejará solo las oficinas administrativas.

La decisión fue informada a la Defensoría del Pueblo de Neuquén, organismo que actuó como mediador entre la empresa y vecinos del barrio quienes se sentían afectados por la presencia de vehículos pesados, ruidos molestos -propios de la actividad- y otras incomodidades para la vida de un área residencial.

Te puede interesar...

Los vecinos ahora exigen conocer las licencias ambientales de la empresa para despejar cualquier sospecha de actividad contaminante en el barrio.

Una empresa de servicios petroleros mudará sus operaciones de un barrio residencial por gestión de los vecinos.

Más allá de que las actuaciones no terminaron, no deja de llamar la atención que la organización vecinal haya hecho cambiar los planes de una compañía de magnitud que se afincó en el lugar cuando Canal V era una zona baldía.

Sin embargo, no es la primera vez que la Defensoría actúa en apoyo de vecinos preocupados por su calidad de vida y del ambiente. En reiteradas ocasiones, el organismo ha conseguido, a través de amparos ambientales, torcer incluso la tozudez oficial de avanzar con obras de infraestructura que afectan la seguridad de los vecinos.

Así ha quedado demostrado recientemente con la exigencia de la Justicia provincial de detener las obras de la Avenida de los Ríos hasta que el Municipio presente los estudios de impacto ambiental. Queda demostrado que las cosas no deberían hacerse mal, cuando el sentido común indica que deberían hacerse convenientemente bien.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído