El resultado del ballotage le preocupa a la Provincia

Sapag y Gutiérrez están en alerta por la futura política petrolera.

Francisco Carnese
carnesef@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
Las elecciones nacionales del 22 de noviembre generan incertidumbre dentro del gobierno provincial, pero de eso no dependerá ni la conformación del nuevo gabinete de ministros ni la postura que tanto el gobernador Jorge Sapag como su sucesor, Omar Gutiérrez, tomarán respecto de los dos presidenciables que disputarán el ballotage.

"Hasta el 22 estamos con Daniel Scioli, después de eso lo que nos interesa, independientemente de las personas, es lo programático", graficó una fuente cercana al actual mandatario neuquino, y esto incluye seguir haciendo público el respaldo al bonaerense. "No hay miedo, pero sí preocupación", reconoció la misma fuente ante un eventual triunfo del candidato de Cambiemos, Mauricio Macri.

Esa "preocupación" se basa, fundamentalmente, en lo que el propio Macri le transmitió en una charla privada a Sapag y que los referentes en materia económica de Cambiemos dejaron trascender en estos días, respecto de algunos lineamientos que a la provincia de Neuquén le generan urticaria: dejar de lado el sostenimiento a 77 dólares del barril de petróleo para el mercado interno y llevarlo al precio internacional, un valor único para el gas y, lo más importante, la idea de coparticipar la renta de Vaca Muerta, vía regalías. Se sabe que para ello se necesitaría una reforma de la Constitución Nacional, algo que parece inviable pero que no deja de ser una señal de alarma respecto del futuro.

"En pie de guerra"
Sobre estas definiciones se espera la palabra oficial de Macri, quien firmará una especie de pacto petrolero en un encuentro que se realizará en Chubut y que tendrá al gobernador electo de esa provincia, Mario Das Neves, como anfitrión. "Si se llevan adelante estas medidas estaremos en pie de guerra, van a tener que recular en chancletas", se aseguró desde el gobierno neuquino, acerca de las políticas que tendría pensadas Macri si accede al sillón de Rivadavia. Aunque también se analizó que un eventual gobierno del líder de Cambiemos necesitará entablar acuerdos con los legisladores que representan a las provincias petroleras, principalmente en el Senado, donde el FpV es mayoría.

Por otra parte, también trascendió un acercamiento de Gutiérrez con Macri. Por un lado, se habló un encuentro personal, mientras que desde el Ejecutivo lo que se afirma es que operadores del actual jefe de gobierno porteño se pusieron en contacto con el mandatario electo. "Hoy desde Buenos Aires ya se lo ve como el gobernador de Vaca Muerta", indicó un dirigente de peso del MPN.

Gabinete
Se especula con que la nómina de los integrantes del gabinete que acompañará a Gutiérrez se conocerá recién el 9 de diciembre, un día antes de su asunción. En lo que ya se trabaja es en la nueva ley de ministerios, donde Sapag tendrá injerencia, y en cuya redacción participa el hermano de Omar, el abogado Pablo Gutiérrez. Se estima que varios nombres del actual gabinete continuarán pero que también habrá caras nuevas. "Omar tiene que mostrar su impronta, con un espacio político propio y un gabinete ágil", se advirtió desde el Gobierno.

MPN macrista
"La imagen del tren fantasma"

La foto en la que se ve a dirigentes del MPN junto a referentes del massismo, la CC-ARI y el quiroguismo causó poco ruido puertas adentro del partido. Desde el sector azul sapagista se minimizó el tema, al indicar que se trata de nombres con muy poco peso. "Esa mesa con Quiroga parecía la imagen del tren fantasma", se apuntó. Algunos referentes afirman que esos dirigentes, como Hugo Righetti o Claudio Andreani, no mueven la aguja dentro del partido y que tampoco le aportan a Macri, sino que se sumaron "al viento de cola" de Cambiemos. El propio Sapag cree que, en el caso de Guillermo Pereyra y su apoyo a Macri, se trata de una jugada que busca perjudicarlo de manera personal.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído