El clima en Neuquén

icon
Temp
69% Hum

El secreto de la alineación perfecta de las Pirámides egipcias

Un estudio arqueológico, publicada en una revista especializada, revela cómo lograron tal perfección los egipcios, hace 4.500 años.

Las pirámides de Guiza desconcertaron a los investigadores durante años, no solamente por sus cámaras ocultas sino también por el inmenso misterio que encierra cómo se construyeron sin tecnología moderna en el Antiguo Egipto. Y uno de las dudas más grandes que generaron para la ciencia es cómo las estructuras pudieron ser alineadas tan perfectamente. Pero por fin hallaron una explicación.

Pese a que está ligeramente torcida, en términos generales, los lados cuadrados de la Gran Pirámide de Guiza, de 138,8 metros, también conocida como la Gran Pirámide de Khufu, resultan bastante rectos. Y además se encuentran alineados casi perfectamente a lo largo de los puntos cardinales, norte-sureste-oeste.

Te puede interesar...

Glen Dash, arqueólogo e ingeniero fallecido, publicó en un estudio en la revista The Journal of Ancient Egyptian Architecture: "Los constructores de la Gran Pirámide de Khufu alinearon el gran monumento con los puntos cardinales con una precisión de más de cuatro minutos de arco, o una quinceava parte de un grado". En rigor, las tres pirámides egipcias más grandes, dos en Guiza y una en Dahshur, están notablemente alineadas, de una manera que no se concibe ver en una etapa sin drones, aviones y computadoras.

pirámides egipto puntos.jpg
El secreto de la alineación perfecta de las Pirámides de Egipto.

El secreto de la alineación perfecta de las Pirámides de Egipto.

"Las tres pirámides exhiben el mismo tipo de error, y es que giran ligeramente en sentido contrario a las agujas del reloj desde los puntos cardinales", agrega el trabajo.

Más allá de que existen muchas hipótesis sobre cómo lo hicieron, usando la estrella polar para alinear las pirámides o la sombra del Sol, nunca estuvo completamente claro cómo lo realizaron. La idea de Dash, fallecido en 2019, sugiere que los egipcios hace unos 4.500 años podrían haber utilizado el equinoccio de otoño para lograr una alineación perfecta.

El equinoccio es considerado el momento en que dos veces al año el plano del ecuador de la Tierra pasa por el centro del disco del Sol, y la duración del día y la noche son prácticamente iguales. Con anterioridad, las mediciones de equinoccio se habían pasado por alto como un posible método de alineación, porque sostenían que no aportaba suficiente precisión. Sin embargo, la investigación mostró que hay una manera en que esto podría haber funcionado: usando una vara conocida como gnomon.

egipto pirámides.jpg

Para resolver esto, el conocido como el Padre de la arqueología Egipcia, hizo su propio experimento, comenzando el primer día del equinoccio de otoño en 2016, el 22 de septiembre, y usando un gnomon para proyectar una sombra. Continuó el punto de la sombra a intervalos regulares, formando una suave curva de puntos. Y al final del día, con una cuerda tensa enrollada alrededor del poste, interceptó dos de los puntos de la curva y creó una línea casi perfecta que iba de este a oeste. "En el equinoccio, el topógrafo encontrará que la punta de la sombra corre en línea recta y casi perfectamente de este a oeste", escribió en su momento el recordado Dash.

Además enseñó que el grado de error es ligeramente en sentido contrario a las agujas del reloj, lo que es similar a la falla encontrada en la alineación de las pirámides de Khufu y Khafre en Guiza, y la pirámide roja en Dahshur. El experimento se realizó en Connecticut, EE.UU., pero explicaron que de la misma manera debería funcionar en Egipto. De hecho, todos los antiguos egipcios habrían necesitado alinear las pirámides. El estudio explicó que los egipcios habrían podido calcular el equinoccio de otoño contando 91 días hacia adelante desde el solsticio de verano.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario