El clima en Neuquén

icon
Temp
69% Hum
La Mañana panadería

El sueño de los alumnos de tener una panadería dentro de la escuela que se hizo realidad

Funciona en Nuestra Señora de la Guardia con el objetivo de obtener ingresos para ayudar al establecimiento ubicado en el oeste de la ciudad.

Aquella iniciativa surgida en 2016 en medio de un panorama difícil por parte de un grupo de alumnas se convirtió en realidad. Tener una panadería propia dentro de la Escuela Nuestra Señora de la Guardia, en pleno corazón del oeste de la ciudad, parecía en aquel tiempo una idea inalcanzable, una utopía que se estampaba de lleno contra lo imposible ya que desde hacía unos años el edificio ubicado en el barrio Canal V no tenía gas.

Esas alumnas que asistían a clase en pleno invierno con doble campera, dos pares de medias y con cualquier otro elemento de abrigo que pudiesen ponerse para soportar las bajas temperaturas sintieron un gran orgullo el 16 de junio pasado cuando regresaron a la escuela y participaron de la inauguración oficial de la panadería.

Te puede interesar...

La escuela que actualmente tiene una matrícula de 230 alumnos se inauguró hace más de quince años y la mayoría de los estudiantes provienen de familias que viven en situaciones complejas y de bajos recursos. "La gente apostó a la educación", aseguró la docente María Inés Cafiero.

Escuela panadería Video 01.mp4

En tanto, su director Federico Nantes, comentó que la escuela nació a partir de una necesidad muy concreta del oeste de la ciudad "donde se percibía que faltaban oportunidades educativas". "Necesidades tenemos, pero logros también", dijo el director el día de la inauguración de la panadería en el establecimiento educativo.

Convocadas por LMNeuquén, Paula Biava, Natalia Albarrán e Ivana Cornacchioli recordaron que en aquel tiempo ante la necesidad de la escuela de obtener recursos se preguntaron: ¿y si creamos una panadería que produzca el pan que consumimos, así no hay que comprarlo afuera? Y no se quedaron solo con esa idea, sino que fueron por más: “¿y si después podemos vender el pan a otras escuelas y a la comunidad?”

ON - Escuela Nuestra Señora de la Guarda (3).jpg

La propuesta inicial de las alumnas consistía en que sean los mismos estudiantes los que producirían el pan que consumían, en vez de tener que comprarlo a terceros; pero al mismo tiempo brindar una oportunidad de trabajo tanto a los estudiantes como a los egresados.

“La idea comenzó por una necesidad que tenía la escuela porque se gastaba mucho dinero en comprarlo afuera, entonces nos dijimos si nosotros tenemos los recursos, los hornos, el espacio por qué no elaboramos acá y lo vendemos, y recaudamos dinero para la escuela. A partir de eso las profesoras nos dieron las herramientas para que pudiéramos abordar este proyecto”, explicó Paula, de 23 años, una de las egresadas impulsoras de la iniciativa.

Natalia agregó que “siempre pensamos en el futuro de la escuela y lo veíamos como una fuente de ingreso”. Por su parte, Ivana recordó cuando se sentaban en el lugar donde hoy funciona la panadería “para armar el proyecto, pensábamos dónde podíamos conseguir lo que necesitábamos, los presupuestos y organizar eventos para recaudar dinero”.

María Cabrera, chef y docente del taller de Gastronomía de esta escuela secundaria con orientación en economía social en la que asisten jóvenes de entre 13 y 20 años de edad, comentó que la panadería no sólo es una herramienta de trabajo sino una forma de compartir los saberes. “La panadería tiene que ver con las prácticas educativas y con un emprendimiento que está pensado para el oeste y para la ciudad. Es un espacio para que los chicos y chicas tengan sus prácticas”.

ON - Escuela Nuestra Señora de la Guarda (4).jpg
Natalia Albarrán, Paula Biava e Ivana Cornacchioli, alumnas que hace unos años atrás junto a otras compañeras tuvieron la idea de crear una panadería dentro de la escuela para vender el pan a otras escuelas y a la comunidad como forma de obtener ingresos para ayudar al establecimiento educativo.

Natalia Albarrán, Paula Biava e Ivana Cornacchioli, alumnas que hace unos años atrás junto a otras compañeras tuvieron la idea de crear una panadería dentro de la escuela para vender el pan a otras escuelas y a la comunidad como forma de obtener ingresos para ayudar al establecimiento educativo.

Los alumnos y alumnas de quinto año de la escuela asisten martes y viernes de 13.30 a 17.30 al taller de gastronomía, comentó la chef quien desde 2008 trabaja en la escuela. “En primer y segundo año tienen introducción a la panadería, en tercero y cuarto ya arrancan con algunas cosas de gastronomía para los servicios catering y en quinto se especializan en todo lo que tiene que ver con panadería y catering” describió.

Cabrera comentó que todo lo que elaboran los estudiantes “se comercializa y consume dentro de la escuela y también se hacen servicios de catering a quienes lo soliciten”. “Van probando recetas, a veces no salen, hay mucho de prueba y error pero por lo general todo va saliendo muy bien”, explicó la docente quien supervisa las tortas de naranja y ricota que acaba de cocinar Paulo Retamar.

Este joven de 18 años, que vive en el barrio San, aseguró que su especialidad son los bizcochitos de grasa pero la docente agregó que también se destaca con los sacramentos. “Cuando llegué a esta escuela en segundo año no tenía experiencia en panadería pero de a poco nos enseñaron un par de receta y enseguida le agarré la mano. Ahora me encanta la panadería, es un lujo poder tener las herramientas y hacer todo esto”, describió.

Escuela panadería Video 02.mp4

Para Paulo, quien va a la escuela en su bicicleta, lo que aprende en el taller “seguramente me va a ayudar el día de mañana, por eso lo reaprovecho, le saca el jugo”. Dijo que su familia “está fascinada” con lo que hace y muy contenta porque “me va bien en las materias, tengo todo aprobado”. La forma en que amasa y la mirada atenta sobre lo que se está cocinando dentro del horno demuestra la dedicación y pasión por la gastronomía, lo que lo lleva a pensar en voz alta frente al cronista: “Creo que capaz en un futuro termino en otro lado del país o en otro país gracias a la gastronomía”.

El martes, durante las cuatro horas del taller, algunos alumnos que participan del mismo elaboraron tartas de naranja y ricota, crumble de canela, miguelitos, pizzas, sacramentos, bizcochitos de grasa, panes, entre otras especialidades. Otros acomodaron los utensillos en una mesa larga y todos los alumnos, alrededor de quince, disfrutaron de sus elaboraciones. “A algunos alumnos les tocó hoy poner la mesa y los utensillos y a otros lavarlos”, describió la docente.

ON - Escuela Nuestra Señora de la Guarda (11).jpg

Las tres egresadas que compartieron la merienda con los alumnos expresaron su felicidad “porque el proyecto que tuvimos hace unos años se hizo realidad”. “Es muy lindo que estos chicos lo puedan continuar, nos costó mucho a nosotras armar y planificar el proyecto, y ahora que se logró sentimos un gran orgullo y sobre todo saber que va a dar sus frutos y será útil para la escuela”, expresó Ivana, de 24 años.

"Un proyecto que crea sentido de pertenencia"

"Esto es una locura porque este grupo de egresadas que sufrió mucho, estuvieron varios años sin gas, se la bancaron y los profesores que pusieron el hombro en todo esto y lo hicieron creativamente en el sentido de decirle a los alumnos y alumnas que tenían que pensar en un proyecto para hacer algo", describió la es directora, María Inés Cafiero, sobre la importancia del proyecto iniciado en 2016 de crear una panadería dentro de la escuela secundaria Nuestra Señora de la Guardia.

Agregó que esta escuela orientada a la economía social "es una construcción de los alumnos con los padres y esto le da un sentido de pertenencia con la escuela; en tanto, los docentes estamos acá para hacer puentes entre la sociedad, la escuela y los saberes". Consideró que "es un lujo" haber pensado en crear la panadería dentro del establecimiento.

Escuela panadería Video 03.mp4

La escuela nació por la iniciativa de un grupo de asistentes sociales que elevó una propuesta al Consejo Provincial de Educación para establecer una escuela en la zona de Valentina y Canal V. El proyecto fue aceptaro y con el apoyo del Obispado de Neuquén comenzó a funcionar en marzo de 2005 en la Casa de Nazaret, ubicado en la calle Crouzeilles al 2600.

Además de las materias curriculares el establecimiento cuenta con diversos talleres que tienen por objetivo otorgarles herramientas a los estudiantes para una posibilidad laboral o ingresos en su hogar. Los talleres que se dictan son Informática, Gastronomía, Electricidad y Agropecuaria con una duración de dos o tres horas por día.

ON - Escuela Nuestra Señora de la Guarda (5).jpg

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario