Así lo advirtieron Antonia Chandía y Mirta Garraza, integrantes del equipo de Educación Sexual Integral del Ministerio de Educación provincial, quienes indicaron que el dato surge de los propios estudiantes de distintos niveles, que manifiestan no haber recibido este tipo de instrucción.

Te puede interesar...

Precisaron que el 89% de los establecimientos de la provincia cuenta con materiales y capacitación sobre el tema. No obstante, aseguraron que muchos docentes “tienen miedo” de hablar de esta temática durante las clases.

“Tenemos un trabajo permanente con el Ministerio de Ciudadanía y de Salud. Estos contenidos se deben comenzar a incorporar y tienen que ser un desafío de los maestros y profesores”, señalaron Chandía y Garraza en declaraciones radiales.

“El primer artículo de la ley habla de que todos los alumnos tienen el derecho a recibir educación sexual integral, es decir, es un derecho. Eran temas de los que antes no nos animábamos a hablar y que quedaban en manos de algún profesional de la salud. Pero ahora, el vínculo lo tienen que generar los docentes de manera transversal, cualquier profesor tiene que dar estos contenidos”, apuntó Garraza.

aulas

La capacitación a docentes sobre educación sexual se trabaja con Educación, pero también con los ministerios de Salud y Ciudadanía de la provincia.

Razones

“En 2014 y 2015 se hicieron capacitaciones masivas en toda la provincia, pero hasta el día de hoy lo que surge es que los chicos no tienen educación sexual. A partir de eso, investigamos la razón por la que no se aplica”, explicó Chandía, y contó: “Hicimos un dispositivo para que escriban en un papel por qué no se animaban a trabajar el tema. Y ahí aparece que situaciones como abuso sexual durante la infancia, diversidad sexual y violencia durante el noviazgo son las principales causas de estos temores. Además, se debe sumar el rechazo por parte de las familias para trabajar estas cuestiones”.

Las integrantes del equipo de Educación Sexual Integral aclararon que el problema no se da de manera particular con las escuelas confesionales, sino con los establecimientos educativos en general.

Respecto de las responsabilidades sobre la no aplicación de la ley, Garraza advirtió: “Los supervisores y las supervisoras, al igual que la dirección de las escuelas, tienen un rol importante. Dudo que haya un supervisor que desconozca el tema, porque son los primeros que fueron capacitados y que deben monitorear el cumplimiento de la ley”.

Otro de los inconvenientes que se presentan para el dictado de educación sexual es que de un año a otro muchos docentes que fueron capacitados emigran o rotan de institución, con lo cual aparecen maestros nuevos, algunos incluso de otras provincias, que no conocen sobre esta normativa.

En este sentido, Garraza destacó que Neuquén es de avanzada en el tema. “Hay provincias como San Luis que ni siquiera aplicaron la capacitación de la Ley de Educación Sexual Integral”. Sin embargo, todavía resta romper una barrera para que los contenidos lleguen a los chicos.

alumnos

2006 Es el año en que se sanciona la Ley de Educación Sexual Integral.

La provincia de Neuquén adhiere a la norma y en 2008 se nombran los equipos técnicos para trabajar en la capacitación a los docentes.

89% de las escuelas de Neuquén recibieron material y capacitación sobre el tema.

Sin embargo, esos contenidos no llegaron a los estudiantes. Esta falencia se dio tanto en las escuelas de Neuquén capital como en las del interior.

Los jefes de bloque de Cambiemos y del Partido Justicialista representan a la mayoría en el Senado nacional.
Los jefes de bloque de Cambiemos y del Partido Justicialista representan a la mayoría en el Senado nacional.
Los jefes de bloque de Cambiemos y del Partido Justicialista representan a la mayoría en el Senado nacional.

El debate sobre el aborto en el aula

La discusión por la legalización del aborto, que el Senado dará en el Congreso de la Nación y que podría terminar convirtiéndose en ley, está instalada en la sociedad y las escuelas no son la excepción.

“El tema lo traen los chicos, no los docentes, y es el mejor momento para trabajar la educación sexual porque, si llega a tiempo, vamos a tener menos abortos, al mismo tiempo que los chicos puedan disfrutar de su sexualidad”, señaló Chandía. “Todavía persisten mitos sobre el cuidado del embarazo. Por eso hay que hablar sobre el uso del profiláctico, ya que si el tema se aborda desde la primaria, después al llegar a la adolescencia esa persona ya va a saber cómo cuidarse. Se llega al aborto porque, en muchos casos, no estuvo lo anterior”, advirtió.

Sobre cómo tratar la cuestión de la legalización o no del aborto, desde Educación Sexual del Ministerio de Educación explicaron que el objetivo es “habilitar” la palabra. “Eso sostenemos desde el equipo para que los chicos puedan fundamentar a favor o en contra. El docente no tiene que dar su opinión, sino dar lugar a que los chicos expresen lo que sienten”, dijo Garraza.

LEÉ MÁS

Aún hay miedos al hablar de sexualidad en escuelas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído