El clima en Neuquén

icon
11° Temp
74% Hum
La Mañana TSJ

El TSJ, la política y la institucionalidad que renguea 

Si bien hay consenso en los nombres de los futuros designados, los tiempos políticos atentan contra las intenciones de la mayoría. El MPN, el PJ y el uno y uno. El movimiento feminista y las exigencias de mayores responsabilidades.

El 22 de junio de junio del 2020 Oscar Massei presentaba su renuncia al cargo de Vocal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), haciendo efectiva su retirada el último día de julio del mismo año. Ha pasado un año de aquel acontecimiento en el que el “osco” tuvo hasta su pequeño agasajo de despedida por acogerse a su “merecida” jubilación y poco se hizo para que la corte neuquina complete la nómina de ministros. La silla que dejó Massei, hoy es ocupada en una especie de interinato por el Jefe de los Fiscales, José Gerez.

El 18 de setiembre Ricardo Cancela siguió los pasos de su “compadre” Massei y presentó su renuncia al cargo de Defensor General del TSJ, haciendo efectivo la retirada a partir del primer día de noviembre del mismo año. Cancela disfruta de sus días como “nuevo jubilado” y su reemplazo aún está pendiente de concretarse.

Te puede interesar...

Una rápida recorrida por ámbitos legislativos, de la Justicia y el Ejecutivo Provincial muestra una coincidencia irrefutable: la urgencia que demandó los primeros 15 meses de Pandemia obligó a los poderes del Estado a postergar el tratamiento de temas institucionales que para épocas normales son importantes e impostergables, tal es el caso de las vacantes mencionadas en el TSJ; pero vayamos al tema en cuestión y veamos que está sucediendo.

Todos los consultados por este cronista admiten que los plazos para cumplir con las designaciones que sucedan a Massei y Cancela, tienen una mora de vencimiento de más de seis meses.

Las heridas que no sanan

Desde el oficialismo admiten que no fueron tiempos fáciles, que la protesta de los Autoconvocados de Salud, la solución de dicho conflicto y el debate en la Legislatura para autorizar el endeudamiento por 12.800 millones de pesos, para financiar el aumento salarial del 53% de todos los empleados públicos, dejó profundas heridas entre oficialismo y oposición. “No hay consenso político para conseguir los 24 votos que se necesitan”, dispara una alta fuente del gobierno provincial. “Y en plena campaña electoral va a ser más complicado todavía”, se sinceró.

Pero con respecto a este tema, muchas son las voces que se alzan, y otras muchas más son las que se dedican a tejer pacientemente en la búsqueda del escenario ideal para poder concretar la designación de los nuevos integrantes del staff de la corte neuquina.

Está cantado que entre todos los postulantes que se mencionaron para suceder a Massei, el que correría con el “caballo del comisario” es el abogado Gustavo Mazieres. Este hombre sonó como serio candidato ni bien se conoció la renuncia del “osco” Massei. Identificado con el perokirchnerismo, Mazieres fue expuesto a la consideración de la sociedad neuquina a través de las redes sociales. Incluso el ex Diputado Nacional, Leandro López, impulsó una denuncia penal involucrándolo en supuestos ilícitos cometidos durante la última gestión presidencial de Cristina Kirchner. El tiempo de las denuncias y de los escraches en redes han pasado y Mazieres mantiene intactas sus chances de convertirse en el próximo ministro de la corte neuquina.

El elegido y los respaldos

El abogado cuenta con el aval de las máximas autoridades nacionales, y en el plano local no habría mayores objeciones; salvo las obvias que mantienen los legisladores de la izquierda y del bloque de diputados provinciales de Juntos Por el Cambio. Junto a Mazieres se mencionan a otros matriculados pero con menor suerte. Se trata de la abogada, Belen de los Santos, del doctor Antonio Di Maggio y del abogado constitucionalista, Hugo Prieto. También sonaron los nombres de Alejandra Bozzano (Jueza Electoral y Jueza Civil), Pablo Matkovic (Defensor Federal) y Leticia Lorenzo (Jueza Penal) y del Vocal del Consejo de la Magistratura, el abogado penalista, Marcelo Inaudi. Con respecto a estos tres últimos las dos mencionadas fueron promocionadas para ocupar cualquiera de las dos vacantes, Matkovic, al igual que Inaudi, estaba entre los postulados para la Defensoría General pero se cree que su destino está ligado a un cargo de mayor importancia en la Justicia Federal.

En el año 2007, el entonces gobernador de la provincia, Jorge Augusto Sapag, firma el decreto 590 conocidos como de "autolimitación" donde se abre una etapa de exposición pública del postulado para ocupar la vacante en el TSJ. El enunciado va en sintonía con el decreto que en el 2003 firmó el entonces presidente de los argentinos, Néstor Carlos Kirchner, bajo el número 222. El mismo establecía una nueva metodología para la designación de los futuros integrantes de la Corte Suprema de Justicia. Fue el puntapié de la ofensiva de Kirchner contra lo que él y su joven gobierno calificó como “Corte adicta menemista”. Dicho esto, desde hace varios meses los legisladores aguardan que el gobernador, Omar Gutiérrez, ponga en consideración de la sociedad el nombre de la persona que sucederá a Massei en el TSJ.

TSJ jura.jpg

La Defensoría General y el cupo femenino

Una situación similar se estaría dando en el caso de la designación de la persona que sea designada para ocupar la Defensoria General del TSJ. De todos los mencionados surge el nombre de la actual Jueza, Bozzano, quien acrecienta sus chances en la medida que Matkovic mira cada vez con más atención el lugar vacante en la Cámara Federal con asiento en General Roca.

Bozzano sería la salida para todos los involucrados en el proceso. Le darían la razón a la “alta exigencia” que por estos días han instalado las militantes feministas tanto en el Poder Judicial, de la mano de la vocal del TSJ, Soledad Gennari; como reconocidas referentes de los partidos políticos que exigen mayor presencia de las mujeres en los cargos de relevancia que integran la corte neuquina.

En la superficie pareciera que el tiempo, del tratamiento y debate de las designaciones de las vacantes en el TSJ, estaría muy lejano; pero otro es el cantar cuando uno se sumerge en el día a día de cada uno de los actores y operadores que tejen, arman y desarman las estrategias y formas que conformen a todos. Los consenso están, los nombres de los futuros designados también. Solo es cuestión de tiempo. Habrá que armarse de paciencia y esperar. Mientras tanto, Massei y Cancela, disfrutan de su primer año como jubilados de un Tribunal que los tuvo como actores principalísimos y que aún no han logrado reemplazar.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

28.767123287671% Me interesa
2.7397260273973% Me gusta
5.4794520547945% Me da igual
6.8493150684932% Me aburre
56.164383561644% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario