El clima en Neuquén

icon
Temp
92% Hum
La Mañana Salud

El virus que todo lo puede, pone en jaque al sistema

Nada hemos aprendido. La mezquindad de la dirigencia política nos involucra en un deja vu colectivo. Las nuevas medidas para frenar la Segunda Ola. El juego del que exige y no es correspondido.

La segunda ola se hace presente con infinidad de contrastes. Usted mismo los puede encontrar a la vuelta de la esquina. El viernes a la tarde mientras el gobernador de la provincia, Omar Gutiérrez, enumeraba los 12 puntos con los cuales piensa frenar el aumento de contagios y disminuir el número de decesos de personas infectadas de COVID, por día, en la provincia; en un barrio del oeste de la ciudad, podría haber ocurrido en el sur, norte o este, un centenar de niños y niñas de entre 6 y 12 años se apretujaban para ingresar a un predio de canchas de futbol 8 en donde participarían de una competencia.

En otro lugar, a cuadras de Casa de Gobierno, un grupo de médicos compartían la impotencia de no haber aprovechado los últimos 10 meses para “empoderar al sistema de Salud y a cada uno de sus integrantes, sean públicos o privados”.

Te puede interesar...

Una conversación entre intendentes, a través de un chat “no oficial, ni blanqueado”, daba cuenta de la fragilidad política en la que navegan; poniendo como responsable al mes de abril y sus elefantes. Hay mandatarios comunales que en modo oficial se comportan y hacen buena letra pero cuando se juntan entre pares son más que lapidarios con la realidad neuquina y los remedios que se intentan aplicar para calmar tanta inestabilidad emocional.

conferencia nuevas medidas gobierno 1405 (3).jpg

Escuchar y hablar

Los contrastes también llegan y afectan al sector empresario que se ven forzados a compartir medidas que no les agradan pero que le resulta mucho más repulsivo el tener que hacerlo cuando hace tres meses que vienen renegando por la falta de atención, desde el gobierno, a las demandas que vienen plateando.

Las palabras del gobernador, del viernes, en alusión a los acontecimientos sufridos durante abril, incluidas sus disculpas, fueron bien vistas pero se esperaba más. Mucho más.

Incluso, el establishment económico interpretó como un mal paso el hacer mención a quienes “fogonearon” el conflicto de los autoconvocados. “Cuando estábamos en plena guardia de cenizas, vino, sopló y reavivó el fuego”, indicaba ayer a la mañana un analista político que suele prestar sus servicios a peronistas, radicales y del MPN.

La expresión del asesor, hoy retirado, transformado en sufrido chacarero y abuelo feliz; es compartida por la mayoría de los referentes del sistema sanitario. Creen que el conflicto en Salud, aún perdura, que puede surgir nuevamente, y con más fuerza, en cualquier momento. Expresiones como las del viernes a la tarde no hacen más que colaborar con la estrategia divisionista que los “autoconvocados rebeldes” llevan adelante en cada centro hospitalario de la provincia, señaló uno de los delegados que ATE tiene en el Hospital Horacio Heller.

ON----Salud-en-judiciales-(6).jpg

La alusión a los colaboradores de los piquetes y bloqueos de abril, también fue interpretada por el kirchnerismo como una bala directa hacia su sector. Por ello, no es casual que a dos días de la conferencia de prensa brindada por Gutiérrez, desembarque en Neuquén, la ministra de Salud de Nación, Carla Vizzotti.

La asfixia kirchnerista

“Neuquén es un caos. Está descontrolado”, le habría susurrado al oído el Senador, Oscar Parrilli, a la Ministra Vizzotti. En la misma sintonía se había manifestado la también legisladora, Silvia Sapag, durante su intervención en la sesión del Senado, del jueves último. A esta altura de los acontecimientos está probado que el “kirchnerismo”, en esta embestida contra el MPN, no da tregua ni cede en ningún cuartel.

El arribo de Vizzotti tiene sobrados motivos desde el aspecto sanitario pero también es de un impacto político muy importante para la puja que mantienen el “MPN gobernante” y el “perokirchnerismo” neuquino

El sábado a la mañana se supo del viaje de la ministra a Neuquén y al mediodía la maquinaria propagandística que regentea Cristina Kirchner, comenzó a involucrarse y darle valor agregado e identidad territorial a la presencia de Vizzotti. Hasta hace muy poco tiempo las visitas de hombres y mujeres de Estado de Nación eran coordinadas y comunicadas a instancias del gobierno provincial. Los celos del kirchnerismo local, pidiendo ser protagonistas de cada visita, obligaron al área de comunicación del Presidente Alberto Fernández a delegar la planificación del desembarco de los funcionarios nacionales en una usina de “pensadores neuquinos” seleccionados por “Ella”. Un round que gana por puntos, por ahora, el kirchnerismo duro que opera con sigilo desde los despachos del Senado.

vizzotti-ministra-salud1.jpg

Emisarios del gobernador, Gutiérrez, se apresuraron en anticipar las intenciones con las que Vizzotti viene a Neuquén. “No está preocupada, ni viene a pedir más restricciones”, indicó una alta fuente ministerial neuquina. “Viene a comprobar in situ, todo lo que el gobernador de la provincia le viene indicando en persona al Presidente, Alberto Fernández”, agregó.

La rebeldía de los intendentes

Es imposible pensar que Vizzotti venga a imponer mayores restricciones a los gobiernos de Neuquén y Río Negro, lo que sí puede suceder es que se les solicite al gobernador neuquino, Gutiérrez y a la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras; que pongan mayor celeridad en el cumplimiento de las medidas y que apliquen criterio uniforme para las ciudades de la región del Alto valle de ambas provincias. En este punto es en donde surge mayor ruido. Tanto Gutiérrez como Carreras, han dado muestras de preocupación y compromiso para estar a tono con las medidas impartidas desde Nación, pero carecen de poder suficiente como para exigir a los intendentes que imiten sus intenciones.

Los mandatarios comunales son el paragolpes de la Pandemia. Los soldados que están en la primera línea de exposición ante los ciudadanos. Son ellos los que reciben los “bifes” cuando las restricciones afectan la libertad de circulación y el “zapateo” es mucho más grande cuando las prohibiciones afectan la actividad comercial y o laboral.

Gente centro Neuquén barbijos

Por eso es que desde el sector sanitario se entiende que las medidas anunciadas son muy difíciles de aplicar y hacer cumplir en el término de los próximos siete días. Máxime si en un conjunto de 20 municipios que integran el corredor de la ruta 22 entre Villa Regina y Zapala, el 70 por ciento de sus autoridades locales dicen acatar las medidas pero a la hora de aplicarlas y sancionar hacen la vista gorda.

Si la dirigencia política no ensaya empatía entre sí, será muy difícil que el resto de la ciudadanía acompañe. El problema está arriba. En la medida que no se sinceren y se arremanguen para trabajar en conjunto y sin mezquindad política, el “bicho maldito” seguirá haciendo de las suyas, contagiando más gente y matándonos en silencio.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

9.7402597402597% Me interesa
2.5974025974026% Me gusta
3.8961038961039% Me da igual
72.727272727273% Me aburre
11.038961038961% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario