El clima en Neuquén

icon
Temp
74% Hum
La Mañana escuela

Emilia, la alumna más antigua de la escuela de cerámica de Zapala

Tiene 66 años y hace 12 que produce esculturas en la Escuela Municipal de Cerámica que cumplío 57 años y lo celebró con una jornada de puertas abiertas.

El arte puede transformar vidas y llenar las almas y corazones de las personas, también puede convertirse en un oficio que alimente la economía familiar. En la Escuela Municipal de Cerámica de Zapala, en sus 57 años de historia, se han albergado los sueños de muchos alumnos que han encontrado en sus instalaciones un refugio para su creatividad y un lugar para acomodar sus emociones.

Es el caso de Emilia Flores, quien desde hace más de 12 años produce esculturas como una “terapia”, disfruta modelar la masa de arcilla hasta encontrar la forma de su obra y dejarla lista. El arte que realiza es lo que se conoce en el ambiente como esculturas de estilo grotesco.

Te puede interesar...

“Me gustan los trabajos a mano y los hago rústicos. No le busco la perfección porque si lo estoy haciendo con mis propias manos tiene que quedar medio rústico y todo lo que hago es para regalar. Les regalo a todos mis familiares que son muchos. No me gusta vender mis trabajos”, contó Emilia. Agregó que: “El arte de la cerámica me apasiona. Es lo que me atrae más y para mi lo hago como una terapia para ocupar mi tiempo libre. Yo me pongo en mi mundo cuando trabajo y todo gira a mi alrededor”.

EMILIA FLORES- Escuela de cerámica.jpg

La diversidad de edades

Emilia celebró la gran cantidad de alumnos que hay en la presente temporada que alcanza a los 150 inscriptos, de diversas edades. “Es muy lindo compartir el espacio y las clases con nuestros pares pero también con niños y adolescentes que se han contagiado las ganas de aprender este arte que es la cerámica”, sostuvo.

La artesana contó que, nació en la localidad de Los Catutos y que desde muy joven llegó a Zapala. Allí, su trabajo de siempre fue de empleada doméstica. Luego se mudó a la ciudad de Cutral Có, donde vivió más de 20 años y formó su familia con dos hijos y cuatro nietos.

Tras regresar a la ciudad zapalina se reintegró a la Escuela de Cerámica. “Mi primer contacto con la escuela fue cuando terminé la primaria me dieron una beca para estudiar acá. Después dejé unos años hasta que volví en el año 2010 y desde entonces estoy compartiendo distintas experiencias con mis compañeras”, contó. “Es algo muy lindo esta charla que tenemos siempre con los materiales para ver qué obra podemos hacer juntos”, finalizó entre risas.

EMILIA FLORES Escuela de cerámica.jpg

“El arte de la cerámica es la posibilidad de hacer real algo con tus propias manos. Poder decir este objeto lo hice yo con mis manos”, dijo María José “Majo” Jara, directora de la Escuela Municipal de Cerámica. “El arte de la cerámica es la posibilidad de hacer real algo con tus propias manos. Poder decir este objeto lo hice yo con mis manos”, dijo María José “Majo” Jara, directora de la Escuela Municipal de Cerámica.

57 años de historia

La Escuela de Cerámica se fundó el 15 de mayo de 1965, a través de la Universidad del Neuquén, actualmente Universidad del Comahue. Sin embargo desde hace años por convenio depende de la comuna zapalina.

La institución está a cargo de la docente María José “Majo” Jara y, para conmemorar este nuevo aniversario, decidieron hacer una jornada de puertas abiertas para que el público pudiera experimentar con los profesores en los talleres y conocer cuál es el trabajo que se realiza a diario en la escuela.

Zapala Escuela de cerámica.jpg

“Cumplimos 57 años con un tremendo recorrido desde su creación hasta la actualidad con talleres municipales y diferentes niveles a través de ellos y diferentes propuestas tanto para niños como para adultos y ahora incorporamos adolescentes. Hay una linda diversidad de edades en los distintos grupos y turnos conformados”, contó la directora.

En cuanto a las expectativas de los estudiantes dijo que, “por un lado está la cuestión terapéutica que hace felices a las personas y, por el otro, está la posibilidad de aprender un oficio para incorporar un trabajo que pueda generar ingresos económicos. Es habitual ver a algunos de nuestros alumnos en las distintas ferias de la ciudad”.

Consultada respecto a que es lo que enamora de la cerámica, dijo: “Yo creo que es la posibilidad de hacer real algo con tus propias manos. Poder decir este objeto lo hice yo con mis manos. Además, esa relación íntima que tiene el artista con la pasta para modelar y darle una propia impronta”.

Escuela de cerámica (1).jpg

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario