"En dos años se terminarán los problemas energéticos"

Carlos Ciapponi. Hace una semana accedió a la conducción de la cooperativa y explica los desafíos y expectativas que tiene la institución en los próximos meses.

Mario Cippitelli
cippitellim@lmneuquen.com.ar

Carlos Ciapponi es ingeniero especializado en electricidad y, desde hace una semana, el flamante presidente de CALF.

El directivo accedió a una entrevista con LM Neuquén en la que aseguró que el servicio que presta la institución mejorará sensiblemente en los próximos dos años, y prometió regularizarlo en las tomas y asentamientos ilegales que hay en la ciudad de Neuquén.

La gente se comportó bien y entendió la necesidad del ahorro de energía eléctrica". Carlos Ciapponi. Presidente de CALF

¿Es el principal desafío ampliar la oferta energética?
Sí, porque también tiene un significado social. Por eso, en las primeras visitas que hizo el gobernador a Buenos Aires, le pedí por la estación Transformadora Norte, que es una obra que significará 90 megavatios divididos en dos equipos, más 30 más de backup.
¿Y se hará?
Se firmó el financiamiento y está en marcha el proceso licitatorio. Son alrededor de 200 millones de pesos. Creemos que en dos años más, todos estos problemas que sufrimos en el verano se van a terminar. Me refiero a los problemas de abastecimiento.
—¿Cuánto sumará en total a la oferta?
Son 120 megavatios en total, que es lo que consume actualmente Neuquén capital. Nosotros podemos abastecer con 90. Nos están faltando 30. Cuando coloquemos la primera máquina de 45 megavatios vamos a andar empatados. Hay que tener en cuenta, además, el crecimiento que tiene la ciudad de Neuquén.
¿Qué van a hacer con los asentamientos ilegales y todos los colgados de la luz que hay en la capital?
El miércoles estamos viajando a Buenos Aires para conseguir 50 millones de pesos que nos permitan colocar medidores y hacer las redes y alumbrado público en todos esos barrios. Hoy la cooperativa pierde alrededor de 25 millones de pesos por año. Además de dejar de perder plata, esto va a significar una cuestión de seguridad para miles de personas.
Ese dinero tiene carácter de inclusión social. Sería una especie de subsidio. Falta definir cómo lo vamos a devolver.
Colocar los medidores no depende solamente de nosotros, es cierto. Para eso está la unidad de regularización que se conformó y ya está trabajando en todos los asentamientos.
¿Van a gestionar algo más a Nación?
CALF mantuvo una tarifa bastante cercana a la realidad y estamos al día con Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico). Ahora, con la emergencia, las distribuidoras Edesur, Edenor, que tienen deudas multimillonarias, van a pagar esa deuda con dos años de gracia, con una tasa muy baja, sin punitorios. Entonces nosotros, que pagamos al día y mantuvimos de alguna manera parte del sistema eléctrico con vida, no vamos a recibir nada. Entonces, CALF, junto con el EPEN y el EPEC de Córdoba, iniciamos una gestión para presentarles a las autoridades de Energía para que le den instrucciones a Cammesa que por lo menos este año, que vamos a tener el impacto brutal de la salida de los subsidios, nos permitan endeudarnos con el 50 por ciento de la facturación que le tenemos que pagar a Cammesa durante todo el 2016. Y después de 2016 asumimos la deuda y la devolvemos como la devuelven los otros. Con eso nosotros podemos manejar el desequilibrio que va a dejar el tema de la quita de subsidios.
¿Lo peor ya pasó, en cuanto a la emergencia por el consumo?
Sí. Ya pasó. La gente se comportó muy bien y entendió la necesidad del ahorro de energía. La gente no está acostumbrada a ahorrar energía, como tampoco está acostumbrada al ahorro de agua.
—¿Cuánto cuesta en promedio la tarifa de energía en el mundo?
Alrededor de 100 dólares. La gente paga más en el servicio de luz que en el crédito del auto y hasta de la casa. Lo único que se equipara es el servicio de salud. Son los dos servicios más caros, aunque en esos países casi no se usa gas. Es todo eléctrico.
—¿Y es mejor?
Si hacemos un análisis de rendimiento y transferencias, es 10 veces mejor.
—¿Qué tendríamos que hacer para que el servicio fuera de esa manera?
Primero, que fuera autosustentable. Después ya hay un gran adelanto con los equipos electrodomésticos, que ahora consumen mucho menos que antes. Hubo una gran inversión en tecnología para bajar el consumo. No estamos tan lejos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído