En la tierra del vino, River se emborrachó con la copa

Se llevó el supertrofeo con un nuevo triunfo (1-0) ante el Xeneize. Mora, de penal, le dio la alegría al Millo y la cuarta caída a Boca.

Mendoza
River brinda en el cierre del verano con la copa Luis Nofal, que se fue para Núñez gracias a una nueva victoria por la mínima ante el rival de siempre. Sin rojas ni polémicas, once contra once, el Millo volvió a celebrar frente a Boca en tierra mendocina y se hizo dueño absoluto de un verano que dejó muy caliente a los hinchas xeneizes.

Esta vez hubo menos roces y algo más de fútbol. Poco teniendo en cuenta que anoche se enfrentaban dos equipos candidatos en la Copa Libertadores. Todavía muy lejos del juego que pueda sustentar esa ilusión americana.

Clásico Hoy a las 22:10 en Mar del Plata se cierra el verano con Estudiantes-Gimnasia.

En los primeros minutos los dos equipos salieron a buscar el partido: primero Barovero le atajó un fuerte remate de media distancia a Tevez y luego Orion hizo lo propio con un tiro de Mora. Con el correr de los minutos, el Xeneixe se mostró más sólido, con más concentración para apretar en el medio y atacando constantemente por las bandas con Peruzzi y Fabra.

A River se le hizo muy complicado salir jugando debido a la presión alta por parte de Boca. La imprecisión de los defensores millonarios fue un peligro constante para el arco de Barovero. Por estas razones los de Arruabarrena tuvieron más llegadas, preocupando con varios centros, sumado a una opción que Carlitos llamativamente erró sin marca desde el punto penal.

El primer amonestado llegó recién a los 23 minutos cuando Balanta bajó a Chávez. El zaguero colombiano estuvo al límite, ya que arremetió contra Tevez algunos minutos después y se salvó.

Durante un buen tramo Boca arrinconó a River, aunque sin crear demasiado peligro. En el equipo de Gallardo existió muy poca conexión y recién preocupó por primera vez con una volea desviada de Mora a los 40 minutos.

Al final del primer tiempo llegó la chance más clara para River. Alario se tiró al costado y tiró un centro a media altura que Nacho Fernández cabeceó al palo.

A Gallardo no le tembló el pulso y mandó a Driussi y a Mayada a la cancha para el complemento, en busca de mayor frescura en ataque. Boca siguió más preciso y a los 3 minutos ya complicó con un tiro al ras de Lodeiro que Barovero pudo sacar con mucho esfuerzo.

De a poco el Millo empezó a mejorar y a dominar la pelota ante un Boca que se veía cansado y con menos oficio que en la primera parte. Nacho Fernández se sintió más cómodo cuando quedó como único organizador tras la salida de Pisculichi, con el que nunca se puedo conectar. Driussi también entró en buena forma y avisó en un par de ocasiones. Cuando quedaban 10 minutos, Palacios, recién ingresado, desestabilizó a Martínez en el área y Pitana no dudó. Mora convirtió el penal y le anotó por quinta vez a Boca en su carrera.

Sin tanto vuelo futbolístico, a River le alcanzó con tener mayor determinación y orden para ir a buscarlo en el segundo tiempo. Boca fue superior en el primero, pero se quedó mucho en el segundo y dejó que River se envalentonara.

A la inversa de lo que pasó en el verano pasado, esta vez los amistosos quedaron para River y Gallardo puede empezar el 2016 con tranquilidad. Arruabarrena es la contracara. El DT de Boca ya declaró sentirse preocupado incluso antes del golpe de anoche. Su equipo perdió los cuatro partidos del Torneo de Verano y sólo pudo vencer a Emelec. Es campeón, pero el año nuevo sólo le trajo golpes.

Después del papelón, se calmaron las aguas

Mendoza
Tras el Súper escandaloso en Mar del Plata, con cinco expulsados y mucha polémica, el derbi de Mendoza se jugó con más tranquilidad y sin tarjetas rojas. Las patadas y los insultos se cambiaron por juego limpio, casi sin encontronazos.

Aun así no faltó la polémica: Balanta jugó de regalo, ya que Pitana no le mostró la segunda amarilla por una dura falta en el primer tiempo. Además, a Driussi se le anuló (correctamente) un gol por estar apenas adelantado. Otro punto fue un láser que desde la tribuna molestó varias veces a Orion y el partido se tuvo que detener.

Ya en el final, Mora fue sancionado con una amarilla tras el festejo del gol por gritárselo a la tribuna xeneize. Una vez finalizado el encuentro, Tevez fue al encuentro del delantero del Millo para recriminarle el grito. Chávez también fue partícipe de la apurada, pero no pasó a mayores.

También hubo momentos de buen fútbol: Chávez le deslizó un hermoso caño a Nacho Fernández. Pura calidad. Al final de cuentas, el Súper se jugó con mucha más tranquilidad que en Mardel. Los cinco expulsados del partido anterior se cambiaron por seis amonestados (tres por lado). Los muchachos aprendieron.

FRASES
"En el primer tiempo no encontramos el juego. Dejamos huecos en defensa. En el segundo mejoramos. Este resultado nos da confianza para lo que se viene".
Leo Ponzio Otro vez cumplió, como central.
"Estoy contento porque estos partidos hay que ganarlos y nos llenan de confianza para lo que viene. En el penal no dudé en patear al medio. Gracias a Dios fue gol".
Rodrigo Mora Con el tanto de ayer, son cinco los goles que le marcó a Boca.


Angelici le pegó al Cata, pero por TV le pidió disculpas

El presidente de Boca fue filmado en una charla informal en la que criticaba los gestos del central en el primer clásico. "Todavía hay cosas que tengo que aprender", dijo.

Mendoza
En la antesala de un nuevo Superclásico, generó polémica la aparición de un video en el que se lo ve a Daniel Angelici opinar de forma descontracturada sobre el presente de Boca.
En la filmación, que se propagó rápidamente por las redes sociales, se lo puede ver al mandatario xeneize muy disconforme con la actitud del Cata Díaz, que al ser expulsado en el primer Superclásico se despidió con gestos hacia la tribuna de River. Según sus dichos, Angelici le dijo al defensor: "Sos el capitán de Boca. ¿Qué carajo tenés que salir haciendo gestos? No ves la imagen del club".

Pero además de reprobar la actitud del Cata, el presidente da en el video su opinión sobre la capitanía: "El capitán tiene que ser Carlitos. Para mí, el capitán es el líder. Y el líder hoy es Tevez.

Es el que da la imagen al club".

En la transmisión televisiva, antes del comienzo del partido de anoche, el presidente reconoció que había cometido un error y pidió "disculpas públicamente" al Cata. "Sé que está molesto, nos debemos una charla cara a cara" reconoció. Además afirmó que, luego de la llegada de Insaurralde, no se negociará por ningún otro jugador.

El Vasco, bancado por el pope
En declaraciones a un programa radial partidario, Angelici bancó a Arruabarrena y descartó que esté en duda su continuidad en el club. "Mi técnico es el Vasco. Yo siempre apoyo al técnico y cumplo los contratos. Estamos hablando del campeón del torneo y de la Copa Argentina: cuenta con mi respaldo y el de la Comisión Directiva", declaró el presidente antes del Súper de anoche.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído