Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en número impar (1, 3, 5, 7, 9)

LMNeuquen Cuenca XV

En primera persona: así es el operativo para dar con el virus casa por casa

El programa Detectar se desplegará toda la semana en Cuenca XV. Los testimonios de los protagonistas.

Una esquina de Cuenca XV fue el punto de reunión para los referentes barriales del programa Detectar. Desde ese lugar, y armados con barbijos, máscaras faciales y planillas, salieron a recorrer las casas de cada manzana en búsqueda de casos sospechosos de COVID-19 para derivarlos a un centro centinela de testeos que se montó en la comisión vecinal del barrio.

"¡Vecina! No te había reconocido", le dijo Gabriela, desde una distancia prudente, a Eliana, una de las habitantes del barrio que se postuló para ser parte del programa Detectar. Aunque el barbijo le cubría la mitad del rostro, su voz era inconfundible para los conocidos, que la oían y se mostraban más abiertos a responder las preguntas de la encuesta.

Te puede interesar...

Temor

"Hay mucho miedo entre los vecinos porque salieron alertas de que hay gente haciendo lo mismo pero para robar", sostuvo Clelia, otra de las efectoras del programa.

Los rumores de que existen falsos médicos y falsos policías que quieren ingresar a los domicilios preocuparon a todos en el barrio, por lo que muchos solo asomaban la cabeza desde la ventana y recién se acercaban a la puerta al comprobar que habían llegado vecinas del sector.

En primera persona: así es el operativo para dar con el virus casa por casa

Clelia y Eliana son una pareja de las 15 que salieron ayer a recorrer Cuenca XV, toma 2 de Mayo, toma 7 de Mayo y Z1, en un plan que busca detectar a personas que tengan dos o más síntomas de coronavirus para solicitarles que se hagan un hisopado en la comisión vecinal.

"Vamos a estar más o menos una semana, hasta que todos los que tengan síntomas se acerquen a hacer el testeo", sostuvo Diego Burquín, que coordina el programa en distintos barrios de la ciudad.

Cuenca-XV-rastreo.jpg
Coronavirus: operativo DetectAR en Cuenca XV

Coronavirus: operativo DetectAR en Cuenca XV

Aviso

Un golpe de palmas frente a la vivienda reemplazaba los timbres inexistentes. De inmediato, los perros ladraban para alertar a sus dueños de la llegada de las encuestadoras, que se demoraban unos escasos minutos en cada domicilio.

Preguntaban, sobre todo, por la presencia de síntomas como fiebre, tos, dolor de garganta o diarrea, tanto entre los adultos como entre los niños.

Consultaban si habían tenido contacto con algún infectado y daban recomendaciones para reducir la posibilidad de contagio.

"Los chicos ya se acostumbraron a usar el barbijo, pero adentro de casa, ¿cómo les digo que no compartan los vasos o los lápices?", les preguntó Estela desde el patio de su casa, mientras se cubría con las manos su rostro sin tapabocas.

Aunque todos estaban al tanto de las medidas, muchos no podían aplicarlas por falta de recursos: "Nos lavamos con agua y jabón, pero no nos alcanza para el alcohol en gel", dijo una de las encuestadas.

Aunque la mayoría de las intervenciones eran breves, el procedimiento se prolongaba cuando se detectaba a personas que presentaban síntomas.

Cuenca-XV-rastreo-3.jpg
Coronavirus: operativo DetectAR en Cuenca XV

Coronavirus: operativo DetectAR en Cuenca XV

Señales

"Anoche tuve fiebre y un poco de tos", respondió una de las vecinas. Clelia se apuró a entregarle un barbijo verde y recomendarle la visita al salón comunitario.

"¿Sabe dónde queda? En el comedor de los abuelos", intervino Eliana. Le insistieron en la importancia de quedarse dentro de casa hasta que se sometiera al testeo.

Desde la vereda, le explicaron cómo era el proceso para realizar el hisopado. "Es un poco molesto pero es algo breve, son solo cinco minutos y el resultado puede estar esa misma tarde o al día siguiente, según la demanda", le aclaró Clelia, que buscaba disipar los rumores y llevar información certera a los vecinos de Cuenca VX.

Con información acertada, los pasos a seguir son más claros para los vecinos.

Sobrevivir con lo justo para no arriesgarse

"Acá son pocos los que cumplen con las medidas; yo veo a mucha gente pasar por la calle sin barbijo", dijo Silvana desde su casa del sector Bellavista, en Cuenca XV. Para ella, la responsabilidad de las familias es fundamental para detener la propagación del coronavirus, por lo que suspendió sus salidas al trabajo para quedarse en casa y cuidar de sus cinco hijos.

"Yo soy empleada doméstica, pero la señora que me contrata fue muy buena y me sigue pagando aunque no vaya a trabajar", señaló. El dinero no es mucho, pero complementa esos ingresos con las asignaciones de sus hijos para apañárselas en tiempos de pandemia.

Cuenca-XV-rastreo-4.jpg
Coronavirus: operativo DetectAR en Cuenca XV

Coronavirus: operativo DetectAR en Cuenca XV

Desde su casa, recibe por Whatsapp las tareas de sus hijos y los ayuda a completarlas. "La más grande está en quinto año y me dijeron que podía empezar pronto para no perder el último año", sostuvo.

Noemí tiene un almacén en la casa de al lado. Dijo que las ventas se sostienen incluso en el contexto de aislamiento.

"En la semana la gente trabaja, pero los fines de semana vienen mucho a comprar", dijo, y se quejó por el cúmulo de tareas que reciben sus hijos. "Les dan más actividades que cuando iban a la escuela", afirmó.

Gabriela es taxista, igual que su marido. Desde que comenzó el aislamiento, decidieron que uno solo saliera a trabajar para no aumentar su exposición a la enfermedad. Aunque se las ingenian con un único ingreso, temen que el rebrote de coronavirus los deje otra vez sin trabajar.

Recuadro-casos-página-3.jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

34.210526315789% Me interesa
13.157894736842% Me gusta
0% Me da igual
31.578947368421% Me aburre
21.052631578947% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario