En su debut, los ricos lideraron sin pedir permiso

El estreno de Los ricos no piden permiso (El Trece) fue todo un éxito. Arrancó con el piso de 12.6 puntos que le dejó Esperanza mía, y a las 22:30 alcanzó los 13.7, contra 12.04 de Qué culpa tiene Fatmagül (Telefe).

Buenos Aires
El estreno de Los ricos no piden permiso (El Trece) fue todo un éxito. Arrancó con el piso de 12.6 puntos que le dejó Esperanza mía, y a las 22:30 alcanzó los 13.7, contra 12.04 de Qué culpa tiene Fatmagül (Telefe). A las 23, la ficción se transformó en el programa más visto del lunes con un rating de 16.4 puntos.

En su primer capítulo, la novela demostró que se trata del típico culebrón que enfrenta a una familia aristocrática con los trabajadores que la sirven. El cruce entre las diferentes clases, como es habitual, es posibilitado por los enredos románticos y las intrigas por interés. La serie también dejó claro que apelará al típico recurso de exhibir los cuerpos de sus principales figuras -como Luciano Castro y Gonzalo Heredia- para atraer a la audiencia.

En cuanto a la trama, la boda de Agustín (Heredia) y Josefina (Eva De Dominici) posibilitó hacer una radiografía de todos los personajes evidenciando los conflictos entre ellos. El misterio sobre el pasado de la maestra Julia (Araceli González) y su romance con el capataz Rafael (Castro) es el hilo conductor de diferentes historias que se entrecruzan.

"La dueña" les puso el nombre
El domingo Mirtha Legrand reveló que el título de la ficción fue de su autoría. "Estaba viendo televisión, en Canal 13, algo de alta burguesía, digamos, y de gente modesta, trabajadora. Y cada vez que estaban los ricos, decían 'permiso'. Entonces hablando con Suar le digo 'los ricos no piden permiso'", contó la conductora y explicó: "Lo que dicen es '¿se puede?', pero no es común".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído