En Turquía hubo un golpe y no se sabe quién manda

El Ejército dice controlar todo y el presidente pide ayuda al pueblo.

Ankara
El amanecer de hoy no habrá sido uno más en Turquía. Tensión, pánico, disparos, incertidumbre, todo eso y mucho más comenzó a vivirse desde ayer, cuando caía la noche y se produjo un intento de golpe de Estado contra el gobierno de Recep Tayyip Erdogan.

El único denominador común de toda esta situación es la confusión. Porque mientras el Ejército de Turquía afirmó anoche en un comunicado que se hizo con el poder en todo el país y trató de “traidor” al presidente, este dijo: “Sigo siendo el comandante en jefe del Estado turco, los golpistas van a pagar muy caro; pido a los ciudadanos que salgan a las calles a defender la democracia”.

Erdogan hizo las declaraciones vía Facetime, una aplicación para celulares, según imágenes transmitidas por el canal de televisión privado CNN Turk.

“El Ejército se hizo cargo totalmente para restaurar la democracia... Todos los acuerdos internacionales serán vigentes. Esperamos mantener nuestras buenas relaciones con todos los países”, señaló la nota del Estado Mayor del Ejército, citado por la agencia de noticias EFE.

A su vez, el mandatario, que se encontraba de vacaciones en Bodrum, al sur de Turquía, hizo un llamamiento al pueblo a resistir el intento de golpe militar, perpetrado en su opinión por un pequeño grupo de militares. “Insto a nuestra gente, a todo el mundo, a que llene las plazas del país para darle al ejército la respuesta necesaria”, manifestó, y agregó: “Este golpe nunca tendrá éxito. Tarde o temprano será eliminado. Voy a volver a Ankara”.

Al cierre de esta edición, los dos puentes que cruzan el estrecho del Bósforo en Estambul habían sido cerrados y aviones militares sobrevolaban Ankara a baja altura.

En estambul
Los argentinos están aterrados

“Estoy muy asustada. Estamos todos los argentinos aterrados”, indicó una mujer que prefirió el anonimato en su contacto con los medios argentinos. “Está lleno de tanques, veo a la policía afuera de casa. Hay toque de queda. No puedo creer lo que está pasando. Las redes sociales van a dejar de funcionar. Yo estoy bien en casa. Que Dios nos ampare”, completó. Según los cálculos de Gregorio, un compatriota que hace 25 años vive en Turquía, son apenas unos 50 los argentinos radicados oficialmente en Estambul, aunque advirtió que son muchos más los que permanecen sin hacer los trámites correspondientes. Todos tienen miedo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído