En una ajustada votación, se definía la ley de aborto

En el recinto, los que la rechazaban mantenían una leve ventaja.

En una discusión en la que se contaba voto a voto, prevalecía el respeto por un tema tan sensible, en la que hubo argumentos -algunos más subidos de tono que otros- y en la que el poder de convicción podía llegar a definir una ley, se trataba en el Congreso de la Nación, en Buenos Aires, la aprobación de la interrupción voluntaria del embarazo. Hasta el cierre de esta edición, la mayoría de los diputados, con 126 votos, se proclamaban en contra. Mientras tanto, 122 estaban a favor. Pero la balanza podía inclinarse definitivamente para cualquiera de los dos lados ya que seis legisladores aún estaban indecisos. Además, hubo una abstención.

El debate comenzó a las 11:30 cuando, poco a poco, los diputado empezaron a tomar la palabra. Algunos a favor, otros en contra, expusieron sus ideas sobre la legalidad del aborto seguro y gratuito. Claro está que casi la totalidad arribó al recinto con sus convicciones firmes, pero los seis indefinidos generaron el interrogante hasta última hora. El relevamiento de quienes ya habían definido su voto arrojaba una leve ventaja para el rechazo del proyecto: 126 en contra, 122 a favor, seis indefinidos y una abstención (José Riccardo, de la Unión Cívica Radical). ¿Quiénes son los que dudaban? Mirta Pastoriza (Frente Santiago), Inés Lotto (FpV), Facundo Garretón (PRO), Alejandra Vigo (PJ) y Gustavo Fernández Patri (FpV) y Héctor Stefani (PRO).

En caso de que se apruebe en Diputados, la sanción pasará al Senado.
En caso de que se apruebe en Diputados, la sanción pasará al Senado.
En caso de que se apruebe en Diputados, la sanción pasará al Senado.

Otro de los posibles escenarios que puede llegar a ocurir es el empate en caso de que ambos sectores cosechen 128 votos. De ser así, el desempate correrá por cuenta de Emilio Monzó, el presidente de la Cámara de Diputados, quien no hizo pública en ningún momento su postura en torno al debate. Aunque en la sesión Monzó tuvo sobre su escritorio una medallita religiosa y un crucifijo, lo que lo acercaría al no, varias personas relacionadas directamente con el hombre afirmar que daría el sí.

Seis diputados no habían proclamado su elección. A partir de su voto, la balanza se inclinaría definitivamente a favor o en contra.

¿Qué casos contemplaría?

La interrupción voluntaria del embarazo podrá ser llevada a cabo con un aborto seguro hasta la semana 14 inclusive, sólo con el requerimiento de la persona.

A partir de la semana 15 si fuera producto de un abuso sexual o una violación, con una declaración jurada ante el profesional de la salud.

A partir de la semana 15 si estuviera en riesgo la vida o la salud de la persona gestante o si se diagnosticara la imposibilidad de vida fuera del útero.

“El movimiento de las mujeres, tarde o temprano, va a hacerlo legal. Si no lo hacemos cuanto antes, estaremos generando las condiciones para que haya más muertes”. Daniel Filmus. Diputado del Frente para la Victoria “Plantearon un aborto seguro: lo seguro es que se muere un chico. Y cuando hablan de gratuito, gratuito no hay nada. Lo pagamos todos con nuestros impuestos”. Alfredo Olmedo. Diputado de Salta Somos Todos

“Ojalá hubiera una decisión fácil. Los países que han ampliado los derechos de todos los ciudadanos han zanjado esta cuestión hace mucho tiempo”.Martín Lousteau. Diputado de Evolución Radical

Por sí o por no, ¿cuáles son los pasos a seguir?

Con la votación sin una decisión final, el proyecto de ley para interrupción voluntaria del embarazo tiene por delante todavía un trámite largo. ¿Cómo sigue el proceso?

En caso de que la mayoría rechace la despenalización, el artículo 81 de la Constitución señala que queda fuera de agenda y no puede volver a tratarse dentro del período legislativo en curso. Es decir, el proyecto quedará pendiente para el año próximo.

Por su parte, si los diputados la aprueban, el presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó, informa al Senado sobre la sanción. Debe pasar una semana antes de que tome estado parlamentario en la Cámara Alta que podría, si decidiese un tratamiento exprés, discutirlo en el recinto dentro de ocho días. No es lo que ocurrirá: en Diputados, el debate en comisiones se extendió durante dos meses y medio e incluyó 723 exposiciones. Aunque no hay hoja de ruta definida, el proyecto podría llegar a votación en septiembre. A partir de este caso, y una vez tratada nuevamente, el Senado puede rechazarla (se aplica el mismo artículo 81), aprobarla (se convierte en ley pero debe ser reglamentada por el Poder Ejecutivo) o modificarla (vuelve a Diputados).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído