Es el tercer negro asesinado por la Policía en EE.UU.

Según los oficiales, le dispararon porque estaba armado y no acató la orden de tirar su revólver.

Houston
Las cosas no parecen calmarse en Estados Unidos, sino todo lo contrario. Un día después de la masacre de Dallas volvió a haber varias manifestaciones en diversos puntos del país, aunque la noticia principal volvió a llevársela el gatillo policial: dos efectivos de la ciudad de Houston, Texas, provocaron la muerte a tiros de un hombre afroamericano que, según dijeron, les apuntaba con un arma en medio de la calle.

De acuerdo con el reporte oficial, los policías detectaron a un hombre negro, no identificado, que estaba armado en plena calle. Cuando lo intimaron a que dejara el arma, este les apuntó con intención de tirar. Fue entonces cuando los oficiales decidieron dispararle en repetidas ocasiones hasta provocarle la muerte. El incidente ocurrió en la madrugada de ayer y desde entonces no se aportaron mayores detalles.

En un contexto de gran violencia, como hacía bastante que no sufrían los norteamericanos, y con su presidente Barak Obama de gira por Europa (está formando parte de la cumbre de la Otán), este fue el tercer ciudadano negro que pierde la vida a manos de la policía estadounidense en menos de una semana. Primero había sido Alton Sterling, el martes en Luisiana, y un día después fue asesinado, en Minnessotta, Philanto Castile.

Estos dos crímenes pusieron sobre la mesa, nuevamente, el tema de la discriminación racial y el accionar de la Policía, observada por cometer abusos de autoridad.

Tanto fue el enojo que causó en la población que el jueves se organizaron diferentes marchas en todo el país, en protesta a los modos policiales. Una de ellas, la que ocurrió en Dallas, una de las ciudades más tensas en asuntos raciales, concluyó con una masacre de policías cuando un francotirador asesinó a cinco oficiales blancos e hirió a nueve, antes de atrincherarse en un estacionamiento y que luego de una hora de negociaciones fallidas, la Policía lo mató con un robot bomba. Este tirador fue identificado como Micah Johnson, quien cumplió tareas en Afganistán para el Ejército de EE.UU. entre noviembre de 2013 y julio de 2014.

Baja del ejÉrcito
El tirador, echado por acoso sexual

El autor de la masacre de Dallas, Micah Johnson, dejó el Ejército de EE.UU. luego de que una soldado lo denunció por acoso sexual y recomendó que este recibiera “ayuda para la salud mental”, reveló ayer The New York Times. La soldado había pedido en 2014 una orden de protección a sus superiores.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído