"Esa bala era para mí": la dramática historia de la víctima que no fue

Una adolescente, de 16 años, presenció cómo un sicario mataba a su hermana, de 18. Más tarde, el padre reveló una historia tenebrosa. Sucedió en Buenos Aires.

Un joven de 21 años fue detenido acusado de haber participado del crimen de Zoe Nerea Cortez, la joven de 18 que recibió un balazo en la cabeza disparado desde un auto, cuando caminaba junto a su hermana de 16 y un amigo en la localidad bonaerense de Monte Grande. El detenido fue identificado por las fuentes como Nahuel Ezequiel Lescano (21), alias "El Tucumano", y su arresto se llevó a cabo en un allanamiento realizado en su vivienda de la calle Los Tulipanes al 700 de esa misma localidad del partido de Esteban Echeverría.

Te puede interesar...

Embed

En el procedimiento fue secuestrado un revólver 22 que será sometido a pericias, aunque se descarta que sea el arma homicida porque ayer, en la autopsia, se extrajo del cráneo de Cortez un proyectil de un calibre mayor, 32 o 38. "Surgió un testigo de identidad reservada y otros elementos que nos hicieron sospechar de su posible participación", dijo a la agencia de noticias Télam una fuente judicial. Los investigadores creen que el apresado pudo ser quien abandonó en el cruce de las calles Los Tulipanes y Alfonso Amat el Renault Symbol, patente LSW310 y robado un día antes en Adrogué, desde el que le dispararon a la joven la noche del lunes.

Embed

El ataque contra Zoe fue filmado por distintas cámaras de seguridad de la zona y los investigadores aún tratan de establecer el móvil: si la joven era el blanco del ataque, si el disparo era para alguna de las personas que la acompañaban o si al asesino se le escapó un tiro cuando iba a bajar a cometer un asalto.

En la mañana del miércoles, el padre de la víctima, Juan Cortez, contó, en la puerta de la funeraria donde se hizo el velatorio de su hija, que él tiene otra hipótesis sobre el móvil del crimen. En ese marco, lo que mencionó es que el tiro estaba dirigido a su otra hija (Sol), de 16 años, y que estaría relacionado con una denuncia que ella realizó tiempo atrás por violación.

Embed

"Sol recibió un mensaje por un Facebook trucho que decía que el disparo no era para Zoe, era para ella", contó el hombre, en diálogo con Crónica y explicó que Sol había denunciado por abuso sexual a uno de sus tíos y su pareja -quien es policía-. En este sentido, en un móvil con Corta por Lozano, agregó que el hecho en cuestión ocurrió hace dos años aproximadamente y que la joven jamás consiguió Justicia.

"Por protección, le dijeron a Sol que le iban a dar el botón antipánico, pero nunca le llegó. Ella se los cruzaba, le impusieron una perimetral pero salieron libres de culpa y cargo. Zoe, donde los veía, los escrachaba", agregó.

El crimen ocurrió alrededor de las 22:50 del lunes, cuando las dos hermanas, acompañadas por un amigo, salieron de un gimnasio de la zona rumbo a su casa. Cuando los tres caminaban por la vereda de Colón al 2500, un Renault Symbol detuvo su marcha, se abrió la puerta trasera y, sin mediar palabra, una persona disparó un balazo que impactó en la cabeza de Cortez, quien murió en el lugar.

En la jornada del martes, la Policía detuvo a Nahuel Lescano, quien, según un testigo de identidad reservada, habría sido uno de los ocupantes del auto del que salió el disparo asesino.

LEÉ MÁS

Televisarán una audiencia clave para los ocho rugbiers

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído