El clima en Neuquén

icon
10° Temp
78% Hum
La Mañana vacunación

Esperanza en una vacuna que les devuelva sus vidas

Los mayores de 60 años ocuparon todos sus turno en el Ruca Che.

Apenas pasaron unos minutos después del mediodía y el sol se siente intenso por más que el verano haya terminado. En las afueras del estadio Ruca Che un grupo de personas espera pacientemente el llamado que le hará un joven para que ingresen a vacunarse contra el Covid19.

Son los últimos del grupo de más de 60 años que se anotó para la inmunización y ahora deben aplicarse la primera dosis. Más temprano hubo un desfile intenso durante horas, aunque no hubo ningún tipo de problemas, según comentan los coordinadores y colaboradores que trabajan en la campaña. Todo se hizo en orden y con relativa rapidez, por lo que los tiempos de espera fueron cortos. Un grupo de sillas bien separadas una de otras y colocadas en el ingreso al estadio permiten una mayor comodidad hasta que llegue el llamado.

Te puede interesar...

”La organización y la atención son muy buenas”, asegura César (74) que vino al lugar a acompañar a Marta (70), su esposa ya que él se vacunó el día anterior. “Estamos felices y viendo a la gente cómo concurre a vacunarse”, agrega ella con una enorme sonrisa.

Los dos reconocen que el encierro no fue bueno, pero que afortunadamente ellos cuentan con una casa amplia y un jardín para poder salir a tomar aire. “Peor la pasaron aquellos pobres que viven en lugares muy chicos o hacinados”, reflexiona César.

vacunacion-mayores-60-ruca-che-02.jpg

Unos metros más allá de la pareja, está Sara (78), una mujer que también llegó al estadio para inmunizarse. Reconoce que al principio tenía miedo y dudas con colocarse la vacuna, pero la inminente llegada de la segunda ola y los pedidos de sus familiares la convencieron. “Además estoy enojada con esto del encierro porque yo iba a gimnasia, hacia natación y ahora tal vez pueda hacerlo”, asegura. Dice que los viejos sufrieron mucho con el encierro. “Los chicos jóvenes pudieron salir a trabajar; nosotros, no”, sostiene.

Adentro del estadio el espacio es enorme. El lugar está tan vacío que resuena cada sonido por más pequeño que sea. Una serie de boxes destinados a la inmunización están ubicados al frente de otro grupo de sillas donde los viejos hacen la última parada antes del pinchazo y reciben una pequeña charla de una especialista que será la encargada de vacunarlos. “Tienen que seguir cuidándose; evitar las reuniones sociales con mucha gente y mantener los lugares ventilados porque la vacuna no es mágica y necesita tiempo para que haga efecto”, dice la mujer con voz de docente, mientras los abuelos escuchan atentos.

vacunacion-mayores-60-ruca-che-01.jpg

El grupo de seis o siete personas es el último de la jornada. Se nota cierto alivio en los rostros de quienes estuvieron trabajando desde temprano, tanto personal de salud, como colabores y voluntarios que también brindan un gran apoyo en esta campaña.

Alejandra (31) es una de las tantas personas que se sumaron desinteresadamente para sumar, sin esperar nada a cambio. Comenzó a trabajar de voluntaria desde el 28 de diciembre. “Lo hago por amor, para ver en qué puedo ayudar, qué puedo hacer”, dice la joven que es profesora de inglés y trabaja de tarde. Por eso aprovecha las mañanas para venir a colaborar cuando le confirman que hay turnos de vacunación.

-> Destacan el trabajo de los voluntarios

Leandro Sueldo, trabaja en Defensa Civil de la provincia y está encargado de organizar las jornadas de vacunación, además de acompañar a los abuelos durante el ingreso y la salida del estadio.

“La vacunación funciona perfectamente. Y para mí es un gozo. Disfruto mucho la vacunación en general , pero con los adultos mayores son días especiales”, reconoce Leandro Sueldo, un joven que trabaja en Defensa Civil de la provincia y que coordina y trabaja en las campañas de inmunización.

vacunacion-mayores-60-ruca-che-04.jpg

Sueldo destacó el trabajo que vienen realizando los voluntarios porque lo hacen “todo a pulmón”. “No reciben ninguna compensación, no piden nada a cambio y están firmes junto a nosotros todos los días, de lunes a lunes. Merecen un reconocimiento porque nosotros trabajamos por un sueldo y ellos lo hacen desinteresadamente.

El coordinador confirmó que este martes se vacunaron 500 personas solo en el Ruca Che, pero también se hizo lo mismo en Don Bosco y el Gigante del Este.

Sueldo indicó que este miércoles no habrá vacunación porque están esperando las dosis, por lo que a partir de que cuenten con las vacunas seguirán trabajando jueves, viernes, sábado y domingo (en estos dos últimos días seguramente será el turno para personal de salud y educación).

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

8.3333333333333% Me interesa
69.444444444444% Me gusta
0% Me da igual
6.9444444444444% Me aburre
15.277777777778% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario