Estafaban ofreciendo materiales para la construcción baratos

Dos hermanos detenidos en Valentina Sur.

Neuquén.- “Esperame acá que voy a buscar el camión y vengo”, fue lo último que escuchó una vecina de Plaza Huincul que había viajado hasta la capital neuquina para comprar materiales de construcción. La mujer denunció que la transacción ocurrió en el barrio Valentina Sur, donde la citaron, le pidieron el dinero y luego desaparecieron.

A través de internet, los vendedores ofrecían materiales para la construcción a un precio muy económico. Ese era el anzuelo que mordió una mujer que, tentada por la oportunidad, se contactó por teléfono al número de la publicación y viajó hasta la capital provincial para concretar un gran negocio que se convirtió en un dolor de cabeza.

El encuentro fue pautado por los vendedores en la casa 8 de la manzana O, sobre calle Soldado Jorge Águila, en Valentina Sur.

Al llegar, la víctima fue recibida por un joven vestido con un mameluco de un conocido corralón neuquino que se mostró muy atento. Confiada, la mujer le entregó 16 mil pesos en efectivo por los materiales solicitados.

El hábil estafador, simulando ser vendedor, le indicó que aguardara en la esquina porque tenía que ir a buscar el camión con los materiales. Los minutos pasaban y la mujer seguía esperando en el lugar, creyendo que era una demora propia de la carga de materiales.

Después de un rato, la desesperación le ganó la pulseada y fue hasta la casa donde había pactado y pagado la entrega para averiguar a qué se debía la demora. Pero una sorpresa se llevó cuando nadie salió de la vivienda. En ese instante cayó en la cuenta de que había sido víctima de una estafa y, sin dudarlo, se dirigió a la comisaría más cercana para radicar la denuncia.

Personal de la Brigada de Investigaciones de la Comisaría 44ª de Valentina Sur inició un trabajo de observación y seguimiento de las personas que viven en la casa denunciada por la víctima como “el lugar de la transacción”.

Se trata de la familia Aguirre, conocida como una banda dedicada a estafar a la gente bajo la modalidad del cuento del tío. Generalmente, se han valido de este ardid en la venta de materiales y también de tecnología.

Luego de varias semanas, y con la orden de la fiscalía de Delitos Patrimoniales, personal policial y de la Dirección de Delitos Económicos allanó ayer dos casas.

Los pesquisas encontraron celulares, un mameluco con el logo de un conocido corralón y 7 mil pesos en efectivo. Todos los elementos fueron secuestrados en el marco de la causa que investiga a dos hermanos por estafas. Desde la fiscalía se adelantó que hoy les formularán cargos, por lo que ayer analizaban la figura delictual.

16.000 Es la suma con la que estafaron a la vecina de Plaza Huincul en la compra de materiales.

2011: otra víctima les pagó $2000

A fines de febrero de 2011, nueve personas fueron detenidas durante un allanamiento en la misma vivienda de calle Soldado Jorge Águila. En su momento, se supo que la banda delictiva publicaba avisos en un diario de la región bajo la leyenda “por cierre de corralón, liquido materiales de construcción”, a la que añadía un número telefónico para establecer el contacto.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído