Estalló la bronca por el ahorcado en la Comisaría 18

Los vecinos atacaron con varias molotov la sede policial y aseguraron que se trató de un crimen y no de un suicidio.

Neuquén.- Un hombre ahorcado en una celda del calabozo de la Comisaría 18 se convirtió en un dolor de cabeza para la propia Policía, a pesar de que la autopsia confirmó el suicidio, ya que los vecinos y familiares de la víctima aseguran que lo mataron.

Fue así que la noche del martes realizaron pintadas en contra del personal de la siempre complicada Comisaría 18 y luego devino una serie de incidentes donde arrojaron piedras con los móviles y varias molotov contra la sede ubicada en el barrio Gran Neuquén.

Te puede interesar...

A esto se sumó la indignación de la familia que todavía no ha recibido el cuerpo del hombre debido a una medida de fuerza que afecta a la justicia, según confiaron los vecinos.

Andrea, vecina del barrio y allegada a la familia de la víctima, reveló que “era una persona tranquila y no usaba ropas tan grandes como para poder ahorcarse. Acá los policías lo han golpeado y luego lo obligaron a ahorcarse”, sostuvo la mujer.

La hipótesis de los familiares y amigos por ahora no ha sido comprobada. Este gris en la investigación se debe a que la fiscal Sandra Ruixo, cuando la notifican la madrugada del martes de la muerte en el calabozo, no acudió a la escena del crimen.

Este es un aspecto clave, ya que cada vez que ocurre algo dentro de una comisaría, por los dictámenes propios de la historia, hay que acudir y analizar todos los elementos para descartar cualquier exceso. De haber ido la fiscal no habría este manto de sospechas.

LEÉ MÁS:

Un hombre se ahorcó en una celda de la Comisaría 18

Con bombas molotov, vecinos atacaron la Comisaría 18 tras la muerte de un demorado

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído