Estudiantes diseñaron una nueva tabla periódica

Presenta elementos con clasificaciones del mundo de la geología.

Por Sofía Sandoval - sandovals@lmneuquen.com.ar

Los desafíos parecen ser el motor que impulsa la vida de Axel Córdoba, un estudiante de Geología de 22 años que a cada paso encuentra un nuevo reto para demostrar su aptitud para el estudio y el amor por la didáctica que heredó de sus padres docentes. Tras llevarse el primer premio en unas jornadas de extensión de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), prepara un artículo científico para plasmar su innovación: una nueva tabla periódica que presenta los elementos con clasificaciones del mundo de la geología.

Te puede interesar...

Axel es tucumano pero llegó con su familia a vivir al Alto Valle. Desde que comenzó la carrera de Geología, hace cuatro años, pensó en formas de llevar los conocimientos que recibía al resto de la población. Así, diseñó un proyecto para improvisar laboratorios en escuelas rurales y creó una nueva tabla periódica que incorpora la tecnología móvil para proveer información de estudio.

“El año pasado, como se cumplían 150 años de la creación de la tabla periódica de Dmitri Mendeléyev, se organizaron unas jornadas en la universidad que se llamaban Hay Tabla, donde buscaban que los alumnos hicieran nuevas alternativas de la tabla tradicional”, destacó el estudiante, y aclaró que este material de estudio no ha tenido modificaciones sustanciales desde el siglo XIX, cuando fue creada.

Junto con su compañero Denis Álvarez se tomaron una semana para pensar propuestas que añadir al famoso papel que incluye decenas de elementos, hasta que se les ocurrió la posibilidad de incorporar la clasificación de cristalización de cada uno e información adicional que permite saber dónde encontrarlo y si es sintético o natural. Gestaron su idea en unas semanas y tras adquirir algunos conocimientos de diseño gráfico.

Su empeño dio sus frutos con rapidez. Fueron nombrados con el primer premio dentro del concurso de la UNCo y recibieron las felicitaciones de diputados y senadores. También fueron contactados por el Instituto Balseiro, que planea incorporar la tabla de los estudiantes en el dictado de la carrera de Física.

El siguiente desafío de los jóvenes fue adaptar el uso de un antiguo material didáctico a los nuevos modos en que los jóvenes consumen información. Así, y con la premisa de hacer el contenido más amigable, diseñaron una serie de cartas externas por cada elemento. Cada una tiene la información tradicional y le sumaron un código QR que los alumnos pueden escanear con su celular.

El código te lleva a una app que ya existe y que te permite ver, en 3D y con realidad aumentada, la estructura de cada elemento, con el núcleo y los electrones girando

Axel acopló sus estudios de Geología a la carrera de Software Libre, también de la UNCo, para poder combinar su amor por la ciencia con el desarrollo de nuevas tecnologías.

Aunque todas sus experiencias tienen una marcada inclinación por la docencia, este joven aún no sabe si se dedicará a dar clases cuando termine sus estudios. Sus gustos son muy diversos e incluyen no solo la geología sino también las nuevas tecnologías y la innovación. Su única certeza es que continuará aprendiendo y enfrentando desafíos para superarse

-> Otros desafíos para apostar a la educación

Otro de los proyectos que encabezó Axel Córdoba en su paso por la Universidad del Comahue se basó en el desarrollo de laboratorios en escuelas rurales de distintos del país. Con el nombre Ciencia Cristalina, generó una estrategia para que los estudiantes de sectores periféricos de las provincias utilicen elementos que encuentren en sus casas, como frascos de mermelada, para sustituir las herramientas de un laboratorio. Con ellos, hacen experimentos para aprender cómo se cristalizan distintos elementos que encuentran en su vida cotidiana, como el azúcar.

Su proyecto fue premiado por la Fundación Pérez Companc y comenzó a aplicarse en distintos colegios rurales de otras provincias del país. A partir del éxito en este emprendimiento, Axel se animó a crear una pequeña empresa de desarrollo de apps educativas, que tiene como clientes al sector público, el privado y las ONG que quieran desarrollar proyectos de inclusión o educación. Para eso, comenzó también a cursar la carrera de Software Libre y se asoció con otros programadores que diseñan las apps.

LEÉ MÁS

Mandaron de vuelta a sus casas a 228 turistas

Por las compras masivas, buscan restringir el horario de los súper

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído