Estuvo 17 años prófugo y cayó gracias a un dron

Un criminal chino fue encontrado en una cueva en medio de la montaña.

La tecnología le jugó una mala pasada a un hombre que durante casi dos décadas escapó de la Policía y se refugió en una cueva. Song Jiang es un ciudadano chino que hace años ingresó en prisión por tráfico de mujeres y niños. En 2002 logró escapar y desde entonces se mantuvo como prófugo de la Justicia. Ahora, tras 17 años como fugitivo, el preso fue encontrado gracias a un aporte fundamental de las nuevas tecnologías. Las autoridades han podido dar con este criminal gracias a las imágenes que capturó uno de los drones que fueron utilizados en el operativo de búsqueda.

Song Jiang llevaba todo este tiempo viviendo en una cueva remota en las montañas. El fugitivo estuvo todos estos años sin tener contacto con el resto de las personas, ya que vivía prácticamente como un ermitaño. Por este motivo, nadie sabía dónde estaba y los pocos que se lo llegaban a cruzar, ni squiera podían imaginar que se trataba de un delincuente.

Te puede interesar...

Sin embargo, a principios de septiembre la Policía recibió algunas pistas a través de su canal de WeChat. Las indicaciones que recibieron apuntaban a que el fugitivo podía estar escondido en unas montañas que hay cerca de su ciudad natal, en la provincia de Yunnan.

Tras varias búsquedas a pie en las que no se encontró nada productivo para la causa, las autoridades enviaron drones adicionales para ayudar a los agentes. Gracias a estos dispositivos finalmente vieron una baldosa de acero de color azul en un acantilado escarpado, así como rastros de basura en las cercanías. Esos les dio el primer indicio de que alguien podía estar viviendo en ese lugar. Entonces, la Policía llegó a pie y encontró a Song en una pequeña cueva donde se había escondido durante años.

Según las autoridades, el fugitivo había sobrevivido todos estos años “recolectando agua de río en una botella de plástico y usando ramas de árboles para hacer fuegos”. Algunos medios también informan de que en la cueva se había fabricado una especie de cama y que usaba ollas para cocinar su comida.

Además, se valió de ramas secas que recolectaba a diario para poder encender fogatas pero no solamente para cocinar, también para combatir el frío y para iluminarse de noche.

De esa manera, el fugitivo pudo sobrevivir en condiciones muy adversas por espacio de 17 años. Según retoma la BBC, medios locales aseguran que el hombre había vivido sin interacción humana durante tanto tiempo que, cuando lo encontraron, le fue difícil comunicarse con los policías. Algo así como que se había olvidado de cómo hablar. Tras su hallazgo y captura, el hombre ha vuelto a ingresar en prisión.

Incendio en China deja al menos 19 víctimas fatales

Un terrible incendio sufrió una fábrica china en el condado de Ninghai, que dejó al menos 19 muertos. El incidente ocurrió en la noche del domingo en una de las instalaciones de la empresa Ruiqi Daily Necessities y está siendo investigado para esclarecer por qué se ocasionó el incendio, que además dejó tres personas heridas, de las cuales dos se encuentran en estado crítico. Ocho personas pudieron ser recatadas mientras los bomberos intentaba apagar el fuego, que demoró una hora y media en ser controlado. Sin embargo, las autoridades descartaron la posibilidad de contaminación en el área producto del humo tóxico.

LEÉ MÁS

Un fuerte sismo sacudió el centro de Chile y se sintió en Mendoza

Investigan si cayó un meteorito en la Región de los Lagos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído