El clima en Neuquén

icon
Temp
100% Hum

Femicidio de María Marta: arranca el juicio contra Lucini

El marido de una amiga de María Marta Toledo es el único imputado en la causa. El veredicto del jurado popular se dará a conocer el viernes.

Mañana comenzará el juicio por jurado por el femicidio de la arquitecta María Marta Toledo (46), quien fue asesinada el 29 de julio en inmediaciones del río Neuquén en la localidad de Centenario. Era cordobesa, pero se había radicado en Neuquén en el 2016 por cuestiones laborales.

El único imputado por el hecho es Fabián Lucini, pareja de una amiga de la víctima, quien se encuentra cumpliendo prisión preventiva desde el 3 de agosto del año pasado a la espera del juicio. Si es encontrado culpable, la pena que le corresponde es de prisión perpetua.

Te puede interesar...

Cecilia Toledo, hermana de María Marta, contó que mañana por la mañana llegará desde Córdoba para el juicio, en el que declarará como testigo. Aseguró que le cuesta asumir lo ocurrido. “Pienso todo el tiempo en ella, como si estuviera viva. Todavía estoy tratando de procesarlo”, admitió.

Eran cinco hermanos, cuatro mujeres y un varón, de los cuales María Marta era la menor. La familia era, y sigue siendo, muy unida. Todos quedaron devastados cuando se enteraron del femicidio de su querida hermana, pero sin dudas fue la madre a quien más afectó la noticia. “A mi mamá la golpeó muy fuerte todo esto. Está tomando medicación psiquiátrica a partir de lo que le pasó a María Marta”, contó Cecilia, quien viajará para participar del juicio junto a otra hermana.

La familia exige que se haga justicia; y por justicia entienden que Lucini sea condenado a prisión perpetua. No aceptarán otra pena tras el juicio.

De acuerdo a la teoría de la fiscalía, el femicidio de María Marta ocurrió el miércoles 29 de julio, entre las 13:30 y las 14:30, en la Calle 4, paralela al canal de riego, en una zona de chacras en Centenario. El acusado llevó a la víctima hasta allí, donde detuvo la marcha. Golpeó a María Marta con un matafuego en la cabeza y en el rostro, lo que le provocó la muerte casi instantánea. Luego, tiró el cuerpo en el canal de riego, donde fue hallado dos días más tarde, semi sumergido y enredado en unas ramas.

La hermana fue la primera en sospechar

Cecilia fue la primera en notar que algo le había ocurrido a su hermana. “Nosotras éramos fanáticas de Bendita TV. Siempre nos comentábamos cosas del programa, nos escribíamos y nos reíamos. Ese día no me escribió nada y me llamó la atención. El día siguiente no escribió en el chat de la familia. Le mandé un mensaje y no le llegó. La llamé y me saltó el buzón. Pensé que le podrían haber robado el celular, así que intenté ponerme en contacto con la compu, por Facebook, por mail, pero nada”, recordó Cecilia.

Decidió ponerse en contacto con las amigas de su hermana. Primero lo hizo con una de las más cercanas, quien le dijo que su pareja, Lucini, la había visto el día anterior. Entonces se puso en contacto con él, en ese momento sin sospechar que podría tratarse del potencial femicida.

Él le dijo que había hablado con su hermana el día previo, que seguramente había ido a una entrevista de trabajo, ya que en el marco de la pandemia María Marta había perdido su fuente laboral. Le pidió que vaya al edificio, que hable con el encargado, que vean si estaba puesta la llave del lado de adentro. “Hizo todo ese circo, fue, miró y me dijo que no estaba la llave puesta”.

Más tarde, Cecilia se contactó con otras amigas de su hermana, una de las cuales vivía en el mismo edificio, quien accedió a los archivos de las cámaras de seguridad. “Me dijo que en las grabaciones aparecía mi hermana saliendo del edificio a las 13:30 con un gordo, pelado; era Fabián”, acotó.

Lucini, cuando se enteró que aparecía en las grabaciones de las cámaras de seguridad, cambió su versión de los hechos. Sus contradicciones continuaron. Cada vez que hablaba, la versión cambiaba. Cecilia ya no tenía dudas. Él tenía algo que ver con la desaparición de su hermana y no se detendría hasta saber qué había ocurrido y que el responsable pague por sus actos.

Dos días después, el cuerpo de María Marta fue hallado. En la camioneta de Lucini se encontró sangre de la víctima. Parece no haber dudas respecto a quién fue el autor del hecho, ni sobre cuál fue el arma homicida utilizada, ni respecto a la escena del crimen. Sin embargo, aún hay algunas sombras en el caso sobre el que se tratará de echar algo de luz en el juicio por jurados que arrancará mañana y que se extenderá hasta el viernes, día en el que se espera que se conozca el veredicto.

El cuerpo de María Marta fue encontrado dentro del canal de riego.
El cuerpo de María Marta fue encontrado dentro del canal de riego.
El cuerpo de María Marta fue encontrado dentro del canal de riego.

Los doce integrantes del jurado fueron elegidos la semana pasada sobre un total de 30 preseleccionados, entre los que, llamativamente, se encontraba un hombre acusado por violencia de género que, automáticamente, quedó afuera del proceso.

Si su vuelo llega a tiempo, Cecilia deberá declarar mañana, en la primera jornada del juicio. También fueron citados el portero del edificio en el que vivía la víctima, amigas de María Marta y los policías que le tomaron la declaración al acusado antes de detenerlo.

¿Móvil económico?

Se cree que Lucini le propuso un negocio a María Marta, para lo que le pidió algo de dinero. Algunos de los últimos mensajes recuperados del celular de la víctima dan cuenta de esa situación.

La arquitecta le preguntaba a la pareja de su amiga cuándo le iba a devolver la plata, mientras que lo amenazaba con contarle a su mujer. En ese marco fue que, finalmente, Lucini habría orquestado el plan femicida para acabar con la vida de María Marta. Eso comenzará a debatirse mañana, en el inicio de un trascendental juicio por jurados en Neuquén.

148-provincial.jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

66% Me interesa
6% Me gusta
2% Me da igual
2% Me aburre
24% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario