Fue récord la demanda de vacunas para ir a Brasil

Se aplicaron 13 mil dosis contra la fiebre amarilla.

Neuquén. Aunque la llegada de las vacaciones parece imprimir un clima calmo en gran parte de los ámbitos públicos, los vacunatorios de la ciudad aún mantienen una alta demanda de personas que buscan aplicarse las vacunas contra la fiebre amarilla. En 2018 se registró un gran incremento en los pedidos y se llegaron a aplicar casi 13 mil dosis en la provincia.

Desde el área de Inmunizaciones del Ministerio de Salud explicaron que ya son pocas las personas que acuden a estos efectores para aplicarse las vacunas tradicionales del calendario. Sin embargo, los hospitales y salas de salud siguen recibiendo visitas de personas que quieren aplicarse la vacuna antes de viajar a Brasil.

Te puede interesar...

“La demanda subió mucho el año pasado porque se conocieron casos de personas afectadas por la fiebre amarilla y se amplió la cantidad de estados de Brasil donde se exige tenerla”, aseguró Sonia Linconir, del área de Inmunizaciones. Según detalló, cada año se aplicaban unas dos mil dosis en Neuquén, pero en 2018 ese número alcanzó las 13 mil aplicaciones.

Para muchos viajeros neuquinos es incluso difícil llegar a aplicarse la dosis antes de viajar y desde el Ministerio recomiendan comenzar el proceso al menos un mes antes de la fecha de partida. “La gente que se está vacunando ahora pidió un turno con dos semanas de anticipación”, señaló Linconir y agregó que es fundamental aplicarse la dosis al menos 15 días antes de la partida para contar con la inmunización necesaria.

Si bien la demanda es más baja en el interior, todos los grandes hospitales de la provincia aplican la vacuna. En la región Confluencia, es posible recibirla en los tres hospitales de la ciudad, en el de Plottier, en el de Centenario y en el centro de salud de 14 de Octubre, que fue agregado el año pasado al detectar el incremento en la demanda. Cada espacio tiene su propio cronograma de aplicación. “Algunos vacunan sólo los sábados y otros lo hacen dos días a la semana”, detalló la responsable del sector.

Aunque pueda parecer un trámite simple, acudir a estos centros de salud requiere armarse de paciencia, ya que los aplicadores no sólo se encargan de vacunar contra la fiebre amarilla, sino que solicitan el carnet y lo actualizan con todas las dosis faltantes. “Se aplica la triple viral, la de la hepatitis B, la antitetánica; muchas veces se van con tres o cuatro pinchazos”, aclaró Linconir.

Ver al médico y sacar turnos

Se recomienda hacer una consulta al médico de cabecera al menos cuatro semanas antes del viaje.

Como la fiebre amarilla no tiene tratamiento, es fundamental usar repelente de insectos y renovarlo cada dos horas.

en el caso de los niños o mayores de 60 años, es necesario hacer una consulta médica previa a la vacunación, ya que se exige que la aplicación de la dosis sea sólo con una indicación de un profesional.

LEÉ MÁS

Un respiro: se viene el frío a la región para los próximos días

Insólito: nevó en Bariloche en pleno verano

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído