El clima en Neuquén

icon
18° Temp
58% Hum
LMNeuquen Actividad

Gimnasios y personal trainers: "Es muy bajo el riesgo de contagio"

Destacan que la gente se informó y preocupó por su salud en la pandemia y se abrazan a los protocolos para continuar adelante con la actividad.

La pandemia por coronavirus modificó los hábitos y costumbres de gran parte de los neuquinos y aunque desde el encierro de sus casas les costó mantener la constancia por zoom, la concientización ayudó para que puedan mantener la actividad física en sus vidas.

"La gente entendió que un buen estado físico va más allá de lo estético y la llegada del virus vino a cuestionar el sedentarismo”, explicó a LM Neuquén Manuel Soto, personal trainer y ciclista profesional.

Te puede interesar...

Si bien los primeros meses de la cuarentena fueron un calvario para los dueños de gimnasios y personal trainers, durante las últimas semanas volvieron a aparecer con sus conos y colchonetas en las plazas de la ciudad. Con estrictos protocolos de cuidado y desinfección hay quienes optan por el aire libre, mientras que otros ya se animan a volver a las máquinas de los gimnasios.

"He visto muy pocos rubros con un protocolo que funcione tan bien como el que tenemos y eso se lo tenemos que agradecer a la Cámara de Neuquén”, contó a LMN Cristian Flecha, dueño de Evolution Centro de Entrenamiento del barrio Progreso.

La realidad no es la misma a la del principio de la pandemia, ya que el espacio habiiltado para entrenar se redujo de 28 a 10 personas, lo que equivale a un 30 por ciento de la clientela habitual. “Es incómodo entrenar con barbijo, pero la gente por suerte ya se acostumbró. En todo este tiempo hemos trabajado con asintomáticos y nunca nadie se contagió, lo que te da la pauta de que el protocolo funciona”, explicó Fleca. Para ello, además de la mascarilla, cuentan con distanciamiento, desinfección y ventilación de los espacios. "Es muy bajo el riesgo de contagio", aclaró.

Los gimnasios reabrieron el 14 de julio con un estricto protocolo.
Los gimnasios reabrieron el 14 de julio con un estricto protocolo.
Los gimnasios reabrieron el 14 de julio con un estricto protocolo.

Sin embargo, pese a la necesidad de reencontrarse con la actividad física en pandemia no todos los clientes superaron el miedo al contagio. “No solo hay gente que no se anima, sino que también hay médicos y gente que trabajan contra el covid que por cuestiones obvias no pueden acercarse a entrenar”, agregó. Para eso, desde Evolution Centro de Entrenamiento idearon un plan de clases virtuales que siguen sosteniendo hasta hoy.

Además, en esta misma línea, Pedro Saavedra, personal trainer de la ciudad explicó: "Tuve que reducir mucho los grupos de mis clases, con un máximo de tres personas, porque la gente no quiere compartir los espacios de entrenamiento". Para poder mantener la actividad, adaptó gran parte de su trabajo a los entrenamientos personalizados para que la gente se pueda reencontrar.

Reinventarse en pandemia

Si bien los protocolos de distanciamiento son parte de la reinvención de los gimnasios en plena pandemia, durante los primeros meses tuvieron que soportar los gastos de servicios e inmuebles armando packs de alquiler de sus elementos. “Poníamos pesas rusas, colchonetas y pelotas para que la gente pueda seguir las clases desde sus casas”, explicó Flecha.

De esta forma, no solo se aseguraban tener un ingreso, sino que daban la oportunidad a sus clientes de seguir con un entrenamiento personalizado via zoom desde sus hogares. Aunque la opción les brindó la posibilidad de seguir adelante con sus emprendimientos, “la gente no logró tener una constancia y se fue aburriendo de esta modalidad”.

Manuel Soto

Sin embargo, no solo los gimnasios se vieron beneficiados de estos alquileres. También lo hicieron otros personal trainers de la ciudad. “En mi caso que doy clases de ciclismo pudimos continuar con el trabajo indoor gracias a la posibilidad de que los alumnos alquilen bicicletas fijas o rodillos en los gimnasios”, explicó Soto.

De esta forma, los distintos profesionales de la actividad física pudieron tejer distintas redes de ayuda para sobrellevar la pandemia. Aunque claro agradecen la vuelta de la actividad: “Nunca pensamos que iba a durar tanto la pandemia, pero agradecemos que se pueda volver a entrenar porque la gente ya se estaba aburriendo”, contó Flecha.

Las distintas universidades del mundo emitieron distintas investigaciones donde aseguran que durante la cuarentena aumentó enormemente el sedentarismo y la obesidad. "Eso hizo que mucha gente entienda la necesidad de mantener el cuerpo activo, no solo por una cuestión estética, sino por una cuestión de salud física", explicó Soto.

Cuarentena y consciencia sobre la actividad física

La gran cantidad de tiempo que la gente pasó en sus casas durante los últimos meses sirvió para que, en muchos casos, investiguen sobre lo que le pasa a sus cuerpos. Si bien algunos cayeron en el sedentarismo, otros aprovecharon el boom de las redes sociales y las plataformas de stream para informarse en la necesidad de mantener el desarrollo de la actividad física y una buena alimentación.

"Fue uno de los puntos positivos de la pandemia, la gente entendió que si te agarra el virus con un buen estado de forma hay menos probabilidades de pasarla mal y eso se ha replicado a todos los estadíos de la vida”, explicó Soto.

Eso hizo que muchos de sus alumnos caigan a sus clases con dudas y consultas sobre la actividad física que antes no se hacían. El contenido teórico que incorporó por la gran información y las campañas de concientización circuló en épocas de pandemia lo obliga a estar estudiando y aprendiendo todo el tiempo para brindar una mejor atención.

gimnasios abiertos en aislamiento

“Antes la gente iba y hacía actividad física porque sabía que le hacía bien. Pero ahora entienden que va más allá de los estético y que es sumamente importante para la salud y el sistema inmune”, explicó Soto.

Si bien la cuarentena trajo innumerables problemas sociales, económicos y hasta psicológicos para muchos neuquinos, los profesionales de la actividad física destacan que la gente ha tenido una respuesta hacia estas problemáticas y se ha logrado “interesar más por su cuerpo y por lo que este les dice”.

Las calles neuquinas empiezan a verse repletas de bicicletas y cada una hora los gimnasios renuevan sus turnos post desinfección. La llegada del calor también permitió que las clases pasen de ser virtuales a desarrollarse en las plazas y los personal trainers festejan: “Estamos contentos de poder volver a trabajar, pero mucho más de ver que ahora la gente lo hace por su cuerpo y por su salud”, concluyó Soto.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

2.4390243902439% Me interesa
56.09756097561% Me gusta
4.8780487804878% Me da igual
0% Me aburre
36.585365853659% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario