Gitano volvió a vender un camión que nunca entregó

Fue acusado por estafar a un transportista de Misiones que pagó casi 450 mil pesos.

Neuquén.- Las causas se repiten, la metodología también y las ganancias de los gitanos por las estafas se acumulan. Mientras los damnificados tienen un largo camino por recorrer para poder recuperar el dinero entregado, al menos una parte.

El juez de garantías Dardo Bordón avaló la formulación de cargos contra un gitano neuquino de apellido Costich, quien fue acusado de estafar a un hombre que le compró un camión Mercedes Benz por el que pagó 446.949,91 pesos en total. Pero, como en otros casos, nunca se lo entregó.

Según lo que quedó expresado en la acusación, la víctima se vio seducida por un aviso en una página de internet en el que el gitano ofrecía un camión Mercedes Benz 1634. Las fotos publicadas lo convencieron y mucho más el precio, que estaba por debajo del valor de mercado.

Como el comprador está radicado en Misiones, la operación se realizó en gran parte por teléfono. Así fue cómo el gitano se ganó la confianza de su cliente, a quien le ofreció llevarle el vehículo hasta aquella provincia, a cambio de dos envíos de 16 mil pesos. Sin embargo, el camión nunca llegó a destino.

Cansado de esperar, el transportista misionero decidió viajar a Neuquén y se entrevistó con el vendedor. Muy hábil para los negocios, el gitano no sólo logró mantener vigente la operación, sino que también cobró los 404 mil pesos restantes. A cambio firmaron un boleto de compraventa y otros papeles. También consiguió que el cliente le diera 25 mil pesos para la transferencia.

Como sucede habitualmente en este tipo de maniobras, cuando el comprador llegó a buscar el camión, empezaron las excusas. En un primer momento, el vendedor aseguró que habían surgido complicaciones. Y por último, negó cualquier tipo de operación.

Cansado de tantas vueltas, la víctima decidió hacer la denuncia, y después de varias semanas logró que el caso llegue a la Justicia.

Este mismo gitano fue detenido el 15 de abril tras un allanamiento y posteriormente le formularon cargos por una estafa similar, en la que un camionero de Santa Fe le pagó 389 mil pesos por el mismo Mercedes Benz 1634.

Al igual que en esta oportunidad, Costich fue liberado, aunque siguió vinculado a la causa por estafa. En ambos casos, el dinero que pagaron las víctimas no pudo ser recuperado.

Se alojaba en hoteles a nombre de Total

Finalmente, después de tres meses de estar prófugo, Marcelo Adrián Tello (49 años) fue acusado por el fiscal Marcelo Jara por dos estafas ocurridas durante 2015 en hoteles de la ciudad, donde se alojaba a nombre de la empresa petrolera Total Austral. Tras la formulación de cargos, el conocido delincuente quedó detenido con prisión preventiva, por considerar que había riesgo de fuga. El fiscal Jara aseguró que desde noviembre de 2015 está pendiente la formulación de cargos, pero que “la audiencia se frustró dos veces, en abril y mayo de este año, porque no se presentó”. Esta fue la razón por la cual se ordenó la captura. Los hechos planteados sucedieron durante julio y agosto del año pasado. En el primero, Tello y Carlos Maximiliano Castaño -aún prófugo- se hospedaron en el hotel El Cortijo de calle Mitre, en Neuquén, a nombre de la empresa Total Austral, utilizando un correo electrónico falso con los logos de la petrolera. Allí estuvieron 11 días y dejaron una deuda de 16.480 pesos. El segundo de los hechos es similar: Tello se alojó en el Hotel Casino Magic, también a nombre de la empresa Total Austral, y dejó una deuda de 19.187 pesos por seis días de estadía. Además de estas causas, Tello tiene antecedentes de estafas en varias ciudades del país. El conocido estafador fue detenido el domingo en un shopping de la ciudad, cuando fue reconocido por un policía que estaba de civil.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído