El clima en Neuquén

icon
14° Temp
68% Hum
La Mañana inspectores

Grave: la violencia contra los inspectores se hizo habitual

La Municipalidad advirtió que este verano se incrementó la violencia de los automovilistas y motociclistas. ¿Influye la pandemia?

El incremento de las agresiones contra los inspectores de tránsito preocupa en la Municipalidad de Neuquén. Aseguran que este verano la violencia se convirtió en algo "habitual", que sufren los trabajadores diariamente, y que es mayor a la del verano pasado, previo a la pandemia de coronavirus.

El pasado miércoles por la tarde, un inspector municipal de tránsito fue hospitalizado luego de sufrir una agresión durante un control de rutina a motociclistas. Por las heridas, el trabajador estuvo un día y medio internado y la Municipalidad radicó la denuncia. Aunque este fue el único hecho de estas características ocurrido este año, el subsecretario de Medio Ambiente y Protección Ciudadana, Francisco Baggio, aseguró que "los insultos, maltratos y destratos se están volviendo más habituales".

Te puede interesar...

Aunque no llevan registro ni estadísticas oficiales, para graficar la situación el funcionario marcó que en general, al terminar el turno de trabajo, "la mitad del equipo recibió insultos o maltrato y, a pesar de que eso agrava la contravención, este tipo de maltratos se están generalizando".

pancho baggio medio ambiente

Baggio marcó que el aumento de la violencia lo registraron en comparación con el verano del 2020, es decir, previo a la pandemia de coronavirus. En este sentido, opinó: "Yo no soy sociólogo ni psicólogo social, pero es obvio que a ciertas personas esta situación de pandemia los afectó más que a otros y te predispone mal. Y cuando estás mal predispuesto evidentemente algunas situaciones te caen peor que otras".

El funcionario hizo un pedido a la población para "entender que los inspectores nos están cuidando y están trabajando" y marcó que "su trabajo es ese: el control, y el objetivo es cuidar a los vecinos".

Por otra parte, Baggio marcó que dada la particularidad de la tarea de los inspectores -que nunca agrada a los conductores vehiculares-, se realiza un gran trabajo de capacitación para que las situaciones que ocurren en el ámbito laboral no los afecten en su vida personal. "Debo decir que hay bastante éxito con esto porque sino los inspectores no durarían diez años y el nivel de estrés sería altísimo. Tampoco hay licencias psicológicas", aclaró.

"Son todas medidas para cuidar a los vecinos y como comunidad debemos entenderlo de esa manera. Hay que ponerse en la piel de los inspectores, que pocas veces recibe una felicitación por su trabajo concreto. Es un grupo de trabajo muy particular, pero enfocado en el cuidado. Entendiendo esto es como vamos a empezar a respetarlos más", concluyó el funcionario.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario