El clima en Neuquén

icon
23° Temp
30% Hum
La Mañana Humanos

Hallazgo en Israel cambia la historia de la evolución

Otro homínido sería el antecesor de los neandertales

Un hallazgo de restos fósiles en Israel podría cambiar la historia de la evolución humana: el Homo Nesher Ramla habría sido la especie antecesora al Homo Neanderthalesis, que se extendió por Europa, y comparte rasgos con otros grupos que habitaron en Asia.

Los primeros rastros del descubrimiento que dio lugar a toda la investigación fueron estudiados por Yossi Zaidner, del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jersualén, durante unas excavaciones de salvamento en el yacimiento, que está ubicado en la zona minera de la fábrica de cemento de Nesher, cerca de la ciudad de Ramla. Al excavar unos ocho metros, se encontraron grandes cantidades de huesos de animales, herramientas de piedra y huesos humanos, en particular algunos dientes y fragmentos de mandíbula y cráneos. A partir de ese momento, se involucró a expertos de varios países y el artículo final fue publicado en Science. “Este es un grupo en sí mismo, con rasgos y características distintas”, enfatizó Racher Sarig, antropóloga de la Universidad de Tel Aviv e integrante del estudio.

Te puede interesar...

A partir de los análisis de los restos, los especialistas determinaron que ese Homo Nesher Ramla vivió hace 140 mil años, en el final del Pleistoceno medio. Presuntamente, pequeños grupos de este linaje emigraron a Europa Occidental, donde evolucionaron hasta convertirse en los neandertales “clásicos”, y también a Asia, desarrollándose en poblaciones arcaicas con rasgos neandertales. “El descubrimiento del yacimiento de Nesher Ramla escribe un nuevo y fascinante capítulo en la historia de la humanidad”, sostuvo Sarig en un comunicado.

Según los investigadores, la morfología de los Homo de Nesher Ramla comparte rasgos tanto con los neandertales, especialmente los dientes y las mandíbulas, como con los Homo arcaicos, concretamente el cráneo. Al mismo tiempo, este tipo es muy diferente a los humanos modernos ya que presenta una estructura craneal completamente diferente, no tiene barbilla y cuenta con dientes muy grandes. Los expertos también postularon que los humanos de Nesher Ramla no son los únicos de su tipo descubiertos en la región y que algunos fósiles humanos encontrados anteriormente en Israel, que desconcertaron a los antropólogos durante años, como los fósiles de la cueva de Tabun (hace 160.000 años), la cueva de Zuttiyeh (250.000) y la cueva de Qesem (400.000), pertenecen al mismo este nuevo grupo detallado. “En base a los estudios que publicaron, se puede afirmar que eran cazadores-recolectores. Se alimentaban al cazar ciervos, liebres y otros animales quizá más grandes. También comían frutas”, contestó la investigadora Mirazón Lahr y señaló que hasta el momento, no hay evidencia de que hayan desarrollado alguna actividad artística.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario