El clima en Neuquén

icon
36° Temp
25% Hum
LMNeuquen Pedidos

Hay cada vez más desocupados que salen a hacer delivery

En las ciudades aledañas a Neuquén no funcionan las apps de envíos pero hay más trabajadores de deliveries tradicionales.

Aunque la presencia de las aplicaciones de reparto se fortaleció en Neuquén, las ciudades aledañas como Plottier o Centenario aún no cuentan con este sistema. Allí, muchos desocupados se sumaron al delivery tradicional en moto, en asociación con heladerías y restaurantes, mientras que otros sobrellevan la falta de trabajo repartiendo los productos que ellos mismos elaboran.

“Bajó mucho la demanda, al principio de la pandemia éramos esenciales y manteníamos el consumo a través de los repartos”, explicó Damián Peñiñori, un repartidor de Centenario que entrega con su moto los pedidos de una heladería y una rotisería. Aunque en los primeros meses de cuarentena hacía unos 15 pedidos diarios, hoy realiza apenas 7. Según explicó, en Centenario también se sumaron más repartidores. La mayoría son personas que se quedaron sin trabajo.

Según explicó, en Centenario también se sumaron más repartidores. La mayoría son personas que se quedaron sin trabajo o que están suspendidas en sus puestos y necesitan ingresos extra porque sólo cobran el salario mínimo. A ellos se sumaron los emprendedores, que elaboran artesanías o alimentos y las reparten en sus autos o motos particulares.

Con más repartidores y menos demanda, a los trabajadores les cuesta llegar a fin de mes. “También tenemos que pagar los arreglos de las motos y ahora ya no hay tanto movimiento para cubrir ese gasto”, sostuvo Peñiñori.

Al principio de la pandemia, se requería el trabajo de los deliveries para hacer pedidos en los supermercados y en las farmacias. “Ahora que se flexibilizó, la gente aprovecha a salir y ya casi no hay pedidos de ese tipo”, aclaró. Ante esa realidad, son muchos los que se asocian con más de un local de comidas, para poder sostener el caudal de pedidos.

“Nosotros no nos quedamos esperando en el local sino que recibimos mensajes de texto cuando hay un pedido”, dijo Peñiñori y agregó: “Cuando llega el mensaje, retiramos el pedido y lo entregamos al domicilio”. En Centenario, son muy pocos los que trabajan de manera exclusiva para heladerías grandes o negocios con mucho tráfico de entregas.

Lo más leído