"Hay consenso general de la oportunidad que es Vaca Muerta"

Ernesto López Anadón. El presidente del IAPG cree que el objetivo de corto plazo es afianzar la competitividad para luego salir al mercado exterior.

POR FERNANDO CASTRO - fcastro@lmneuquen.com.ar

Ernesto López Anadón, el presidente del Instituto Argentino del Petróleo y Gas (IAPG), conoce como pocos, de primera mano, el camino que siguió Vaca Muerta desde que era una promesa hasta este momento en el que la formación neuquina sostiene un importante ritmo de inversiones y transita la etapa en la que podría convertirse en un bastión productivo e industrial para el país. En diálogo con +e, el presidente de la institución que agrupa a las empresas del sector analizó la actual coyuntura de la industria shale y planteó que el desafío principal que afronta es “seguir por el camino de mejorar la competitividad”, además de un contexto político y económico que coloquen al país “en condiciones de mercado”. Claro, esto para poder dar el salto de escala y pensar en las exportaciones, algo que “está en la cabeza de todos” en el sector, según confirmó.

–¿Cómo ve el escenario actual de la industria shale? ¿Es un momento de despegue?

Crece sostenidamente. El petróleo, mucho. La productividad de los pozos también viene dando saltos. No sorprende que más empresas pasen de piloto a desarrollo. La actividad se está moviendo, no tanto como el año pasado, por el impacto de la normativa estímulo para el gas. Pero digamos que hay anuncios y todas las compañías tienen planes. La coyuntura política no está afectando. Son inversiones a largo plazo que exceden lo que hoy se ve políticamente.

–¿Ve un cierto consenso cada vez más grande acerca de la alternativa que significa para el país desarrollar Vaca Muerta?

Desde el punto de vista de la industria, soy muy optimista de lo que significa Vaca Muerta. Podría albergar algo así como 1000 pozos por año, con inversiones de 15 mil millones de dólares por año. El proyecto de Tecpetrol (Fortín de Piedra) tuvo, por caso, 900 empresas trabajando en 13 provincias. Esto tiene un alcance a nivel nacional. Esto es un proyecto que impacta en la economía del país como impacta el agro, por ejemplo. Desde el punto de vista político, no estoy en la cabeza de los políticos, pero cuando hablo con ellos se ve que hay un reconocimiento, se escucha en la opinión publica también, y hay un consenso generalizado de que es un proyecto importante para el país, y creo que es una excelente oportunidad que tenemos. Para generar ingreso de dividas por vía de las inversiones, desarrollar pymes en todo el país, exportaciones de gas y petróleo. Hay que alinear todos los esfuerzos para que se generen las condiciones para que esto se desarrolle rápido.

–¿Qué hay que hacer con el gas? ¿El futuro pasa por el GNL?

Exportamos a Chile, hay proyectos pequeños de GNL. Cuando hablamos de un proyecto mayor, hay que pensar en 20 millones de toneladas por año. Una ingeniería así lleva como cinco años, inversiones del orden de los 5000 millones de dólares, al margen de la ingeniería técnica y contractual, y esto demora mucho. Está en la cabeza de todos, esa es la realidad, el mundo cada vez va a necesitar más gas. En algún momento, se va a empezar a hablar de que la única solución es dejar de quemar carbón, y eso quiere decir que China tiene que cambiar su base de generación eléctrica a otro elemento, y el gas produce la mitad de las emisiones que hace el carbón, y Argentina ahí tiene oportunidades. Aun así, si no se llega a esta solución, el gas natural tiene mucha demanda a futuro. Argentina, Estados Unidos, tenemos que hacer las cosas mejor para que nuestros proyectos puedan ser competitivos.

–¿Dos o tres grandes desafíos para los próximos años?

Ir a condiciones de mercado, es esencial eso. La única manera de poder financiar los proyectos de largo plazo es accediendo a tasas razonables para poder invertir. La segunda es infraestructura vial y de transporte para poder alojar la actividad de Vaca Muerta. Lo tercero es apuntalar la exportación. Para que un proyecto salga y exporte tenemos que darles las garantías a los inversores y a quienes compren de que no se va a cortar la exportación, esos son los desafíos que tiene desde el punto de vista del gas y el petróleo. Está claro que hay todo un contexto previo que implica la necesidad de profundizar el trabajo que se viene haciendo, y tener en claro estos factores centrales para seguir siendo más competitivos en el futuro de corto y mediano plazo.

–Se viene una nueva Argentina Oil & Gas. ¿Cuál es el objetivo para este año, para una exposición que se afianza como central para el sector?

Viene muy bien la exposición, tenemos cubierta casi la totalidad del espacio disponible. Vamos a hacer un congreso importante de seguridad y medioambiente, con muchas actividades, algunas nuevas, y la participación y las reuniones de negocios que se hacen y forman parte de los puntos más convocantes. Así que va a ser una semana bastante demandante, arrancamos con las jornadas de jóvenes profesionales, tendremos referentes con mucha experiencia y, al mismo tiempo, la oportunidad que es para que diferentes tipos de público se acerquen a ver de primera mano cómo es la industria petrolera.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario