El clima en Neuquén

icon
27° Temp
18% Hum

Hay cuatro tipos de dolores de cabeza asociados al COVID-19

Una investigación española precisó las cefaleas asociadas al coronavirus y advirtió la posibilidad de que algunos pacientes desarrollen un mal crónico.

Además de la fiebre, tos, dolor de garganta, dificultad para respirar y pérdida repentina del olfato y/o gusto, el dolor de cabeza es uno de los síntomas más comunes de la COVID-19. Ahora, un grupo de investigadores españoles lograron identificar cuatro tipos diferentes de cefaleas asociadas a la infección “multisistémica”.

La cefalea propia, el agravamiento del dolor de cabeza primario que ya sufría el paciente, la producida por los equipos de protección personal (EPP) y una relacionada con la tensión emocional son los cuatro tipos vinculados al SARS-CoV-2, según los resultados de un estudio llevado a cabo por los especialistas de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y de los Hospitales Clínico San Carlos de Madrid y Clínico de Valladolid. “La cefalea que predomina con el coronavirus es de gran intensidad, que empeora con la actividad física y los movimientos de la cabeza, y puede afectar a toda la parte superior o a un lado.

Te puede interesar...

Puede despertar al paciente por la noche y habitualmente le molestarán los ruidos y en ocasiones, las luces”, explicó Jesús Porta Etessam, jefe de Neurología del Hospital Clínico San Carlos y profesor de la UCM.

En el informe, los expertos delimitaron clínicamente los tipos de dolores de cabeza a partir de una encuesta realizada a más de un centenar de profesionales de la salud. El 73,2 % no tenía antecedentes de dolor de cabeza, el 17,9% informó antecedentes de migraña y el 7,1% tenía antecedentes de cefalea tensional.

Porta Etessam detalló que en el caso de la cefalea producida por Covid-19, se procede al bloqueo anestésico y a los esteroides. Si se trata de un agravamiento de la cefalea primaria del paciente, se aplican los tratamientos habituales dependiendo si es una migraña o un clúster. La incorporación de nuevos elementos para protegerse de la infección también puede ocasionar estos dolores de cabeza; modificar la manera de llevar las mascarillas y las pantallas protectoras bastaría para que cesasen. Por último, para tratar la cefalea provocada por el estrés de la situación, la respuesta estaría dada, por el momento, por los neuromoduladores.

“La mayoría ceden entre las primeras 24 horas y una semana, pero un pequeño porcentaje no responderá a los tratamientos habituales. Tenemos ya varios pacientes que desarrollaron una cefalea crónica”, advirtió el neurólogo. Entre el 15 y 20% de pacientes con COVID-19, presenta dolores de cabeza.

El virus puede estar en los oídos

Un grupo de médicos estadounidenses halló evidencia de que el nuevo coronavirus también puede infectar el oído y el hueso mastoideo, que se ubica en el cráneo justo detrás de la oreja, de una persona. Ya se sabía que el SARS-CoV-2 afecta sobre todo los pulmones, la nariz e incluso la garganta. Ahora, los investigadores de la Facultad de Medicina Johns Hopkins identificaron una alta carga viral en los oídos en los pacientes que analizaron. Por eso, sugirieron que los médicos deben someter a sus pacientes a pruebas para detectar el coronavirus en el oído y así evitar la propagación del patógeno.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

73.333333333333% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
26.666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario