Hay revancha, Rojo hay leve consuelo, Cipo

Se bajó la persiana. Cipolletti le dijo adiós al torneo con un triunfo en el clásico. Fue 3 a 1 ante Independiente, que ya piensa en los octavos.

Cipolletti.- El Albinegro lo dio vuelta y se llevó lo que fue a buscar: el aplauso de su gente. Independiente, clasificado a los playoffs, cayó derrotado por 3 a 1 pese a que había arrancado 1-0 arriba. De este modo el equipo neuquino dejó La Visera con un sabor agridulce, aunque descansa con la tranquilidad de seguir en competencia. Cipo, por su parte, pudo anestesiar un final de temporada que pudo ser más brusco de no ser por la victoria.

El Rojo salió a la cancha sabiendo que Deportivo Madryn le había dejado la posibilidad de quedarse con la primera posición y arrancó pisando fuerte en suelo cipoleño. Estableciendo una presión alta, complicó en la salida al local en el arranque y así fue como llegó al primero. Villa aprovechó un mal pase de Rinaudo, robó en zona ofensiva, se fue solo ante Caprio y definió bien de zurda para poner el primero del partido.

A partir de ahí el Albinegro comenzó a crecer y tiró atrás a un equipo que pareció relajarse con la diferencia a favor. Taborda con una volea tras centro de Gaitán exigió la buena respuesta de Villalba. Más tarde, Jara de cabeza la mandó por encima del travesaño. Finalmente, llegando a la media hora, otra vez Taborda la encontró entre los zagueros, giró y definió bien ante la salida del arquero para poner la igualdad.

6 clásicos disputó el Rojo entre Cipo y Roca: ganó dos, empató uno y perdió tres.

Los errores defensivos de la visita se hicieron más notorios y un despeje fallido de Artaza dentro del área rebotó en Mellado y se le metió a Villalba pegado a su palo izquierdo.

El segundo tiempo estuvo de más en La Visera. El Rojo se cuidó y Cipo se despidió con aplausos.

Antes del cierre, Cipo ratificó su superioridad y el mal momento de los del fondo albirrojo que otra vez durmieron ante una pelota que Taborda le bajó a Weiner y este, con categoría, la punteó ante la salida del arquero y definió con el arco a su merced.

El segundo tiempo estuvo claramente de más. Con la ventaja en contra y la clasificación en el bolsillo, los neuquinos comenzaron a pensar más en la siguiente fase.

6 puntos pudo sacar como visitante.

El Rojo consiguió dos victorias fuera de casa, una ante Villa Mitre y otra ante Roca. El resto fueron cuatro derrotas. Dos con Cipo, una con Madryn y otra con Roca.

3 veces se enfrentó ante Cipo y no tuvo triunfos.

Fue al único equipo al que no pudo ganarle en toda la etapa. Sacó sólo 1 de los 9 puntos que puso en juego. Además, recibió 8 goles entre los tres partidos.

Mientras, Cipo siguió intentando aunque amainó su intensidad. Weiner, el mejor del partido, comandó la más clara de la etapa pero Mellado no pudo aprovechar la habilitación y dilapidó el mano a mano. Antes Taborda también había exigido al 1 con un cabezazo a quemarropa.

No hubo mucho más en La Visera de Cemento, que fue testigo de otra victoria albinegra ante el Rojo, aunque no en el marco deseado para el local. La victoria aplacó los ánimos de un público, que incluso despidió con aplausos a su equipo. El Rojo no se fue feliz, pero ya hizo borrón y cuenta nueva y piensa en lo más importante: Libertad de Sunchales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído