Hay Superliga y olor a privatización del fútbol

Ted Turner tiene una propuesta superior a la del gobierno nacional para los derechos de transmisión por televisión.

Buenos Aires
La aprobación de la Superliga no es más que la creación de una estructura que todavía no tiene mucho para ofrecer. Es que hasta que no se conforme la Comisión Normalizadora (mañana habrá una reunión para avanzar en ese tema), el gobierno nacional no aportará el dinero para los derechos de televisación. Y sin los billetes no habrá pelota que ruede en ninguna cancha de Argentina, ya sea en Primera o en el ascenso.

Los dirigentes insisten en que 2500 millones de pesos no son suficientes para la Superliga.

Incluso, la cifra de la que se habló (2500 millones de pesos) una vez finalizada la asamblea extraordinaria, que aceptó la Superliga por una abrumadora mayoría de 70 votos a favor contra uno, ahora les resulta insuficiente a los dirigentes, de Primera y también del ascenso.

Presiones para privatizar
“Hay que hacer un análisis profundo de todo lo que trata el vínculo de Fútbol para Todos, no sólo desde lo comercial, sino también desde lo judicial y tomar una decisión en consecuencia porque el fútbol vale mucho más. Personalmente, sostengo que hay que romper el contrato”, dijo Chiqui Tapia, uno de los que participó en la reunión del viernes en Casa Rosada con el secretario de la Presidencia de la Nación, Fernando De Andreis, y con el coordinador de FpT, Fernando Marín.

Allí, Tapia y Daniel Angelici, entre otros representantes de la Superliga, tomaron nota de que el Gobierno no les dará más que $2500 millones, ante el requerimiento de unos $3000 millones.

En este punto de las negociaciones, los dirigentes comenzaron a presionar y les mostraron a los representantes de Nación una carta de intención de la empresa norteamericana Turner, que había ofrecido $2800 millones para comprar los derechos de transmisión. Y según trascendió, tiene la idea de desembolsar el dinero necesario para tres años de transmisiones. En este contexto, la idea es armar un esquema mixto entre una empresa privada, la AFA y el Gobierno.

Mientras tanto, Turner picó en punta y la semana que viene llega al país para reunirse con las autoridades nacionales y tratar de quedarse con la televisación del fútbol, que según el actual contrato, hasta 2019 debería ser gratuita para toda la gente.

CIFRA
500 millones es la diferencia de dinero entre las partes.
Los clubes dicen que los 2500 millones de Gobierno no alcanzan para comenzar con la Superliga. Turner llega para ofrecer la suma necesaria y tentarlos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído