Hicieron explotar una clínica para vengar a su mamá

Dos hermanos atacaron un centro de salud tras la muerte. Hubo 18 heridos.

Perú. Dos hermanos, quienes resultaron gravemente heridos, fueron señalados por la Policía Nacional de Perú como los autores de un ataque con explosivos que dejó más de 20 heridos en una clínica privada de Lima.

Lenin Benites Aguirre, de 40 años, y Claudia Benites Aguirre, de 44, según señalaron, al parecer actuaron por venganza. Ambos resultaron gravemente heridos tras recibir el mayor impacto de la onda expansiva de una de las mochilas con explosivos que detonaron en la clínica Ricardo Palma, en el distrito de San Isidro. Lenin sufrió una fractura expuesta en la pierna izquierda y quemaduras de segundo y tercer grado en el cuerpo, por lo que se encuentra en la unidad de cuidados intensivos de la misma clínica que atacó. Por su parte, Claudia Benites sufrió un trauma abdominal cerrado y quemaduras en varias partes del cuerpo, por lo que también permanece en la unidad de cuidados intensivos del nosocomio.

Las primeras investigaciones del caso indican que los hermanos cometieron el ataque en venganza por la muerte de su madre, ocurrida en el mismo centro de salud. La Policía señaló que otro hermano de los atacantes había denunciado a la clínica por presuntas infracciones del Código de Protección y Defensa del Consumidor y ellos habían estado exigiendo una respuesta a su demanda, sin obtenerla. Los hijos de la fallecida sospechan que la muerte se debió a una negligencia.

El padre confirmó las intenciones de los atacantes: “Fue en venganza. Tenemos cinco años (de juicio), les hemos ganado en dos instancias a estos señores (de la clínica Ricardo Palma) y se han negado a pagar. Y mis hijos, en venganza, les han ido a reventar unos cohetones”, declaró Alejandro Benites Gómez. Según explicó, la mujer fue operada en la clínica por un aneurisma con aparente éxito, pero un día después se le hinchó la cabeza y perdió la vista. Un tiempo después, la paciente falleció.

Además de los dos autores, al menos otras 18 personas resultaron heridas por las explosiones ocurridas en el sótano y que obligaron a evacuar distintas dependencias del centro médico.

“Tenemos cinco años (de juicio), les hemos ganado en dos instancias a estos (clínica Ricardo Palma) y se han negado a pagar. Mis hijos fueron a reventar unos cohetones”.Alejandro Benites Gómez. Padre de los hermanos que atacaron el centro de salud

Como la ley no ayudó, justicia por mano propia

Cinco años atrás, la madre de los atacantes se sometió a una operación de una aneurisma en la clínica Ricardo Palma. Supuestamente la cirugía fue exitosa pero al otro día se le hinchó la cara, perdió la vista y, al tiempo, murió.

La familia de la señora que falleció decidió iniciarle acciones legales al centro de salud por presuntas infracciones del Código de Protección y Defensa del Consumidor. Según ellos, le ganaron en dos instancias pero la empresa no les pagó.

Tras varios años de formalismo sin ver resultados, los hermanos Lenin y Claudia Benites Aguirre decidieron vengarse por mano propia: atacaron con dos explosivos el sótano de la clínica para poder dañar las instalaciones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído