El clima en Neuquén

icon
26° Temp
23% Hum
La Mañana

¿Hijos del poder?: Un colegio denuncia al Consejo de Educación por persecución política

La escuela secundaria Almalibre inició acciones penales por abuso de autoridad por las trabas burocráticas. Denuncian una campaña en su contra.

Una grave denuncia lleva al Consejo Provincial de Educación a la Justicia. Las autoridades de la escuela secundaria Almalibre sostienen que son víctimas de una "persecución institucional" y del "trato violento" por parte de la Dirección de Enseñanza Privada.

En diálogo con LMNeuquén, el abogado de Almalibre, Federico Egea, explicó que tras luchar durante años para lograr la aprobación de planes de estudios (proceso que implicó sucesivos recursos de amparo debido a las trabas burocráticas), el establecimiento de Plottier con orientación artística en cine y focalizado en la educación emocional inició acciones legales para frenar el accionar irregular por parte de la dirección del CPE.

Te puede interesar...

Remarcó que en forma "improcedente" la mencionada dirección dio lugar a una denuncia realizada por un docente desvinculado del establecimiento educativo.

A su vez, argumentó que, junto a un reducido grupo de padres que por diferentes motivos decidieron retirar a sus hijos de la escuela, fogonea una campaña de desprestigio para afectar patrimonialmente a la escuela, ubicada en Ayuntun Hue 3891, Plottier. Al parecer esas familias están ligadas directa o indirectamente a políticos de alto perfil en la provincia.

"Tanto de las autoridades del Consejo Provincial de Educación -particularmente la Dirección de Enseñanza Privada- como de algunos papás -que se fueron del colegio por distintas razones- no sólo han iniciado actuaciones que son improcedentes, sino que también han realizado una campaña de difamación fuertísima contra el colegio, buscando afectarlo patrimonialmente de manera clara. Los padres son muy poquitos, pero han tenido mucha acogida en el Consejo", subrayó.

"Nosotros hemos hecho todas las denuncias, tanto penales como administrativas por abuso de autoridad. Es un caso claro de persecución institucional. La Dirección de Enseñanza Privada fogonea a algunos padres para que realicen todo tipo de operaciones contra la escuela", remarcó, antes de referirse al profesor desvinculado.

"Hizo una presentación que no tienen nada que ver porque el régimen de educación privada no pasa por el Consejo de Educación. Almalibre es una escuela de gestión privada. Esto quiere decir que no recibe ningún aporte por parte del Estado para su funcionamiento. El régimen legal de esas escuelas es un contrato de trabajo que se puede terminar y se paga una indemnización como cualquier trabajador privado. Dentro de esa relación, no tiene ninguna injerencia en Consejo Provincial de Educación", planteó y agregó que el despido del docente se realizó "conforme establece la ley, sin ninguna objeción en término legal".

almalibre2.jpg

"Independientemente de eso y en el marco de una animadversión realizan presentaciones en el Consejo y el Consejo le da cabida, en vez de decirle: 'Mirá vos tenés una relación de trabajo privada, manejalo de otra manera, incluso una demanda, pero no acá'. El tema es que el Consejo le da cabida porque comparte esta voluntad de persecución contra el colegio", enfatizó.

"Sabemos que hay otras situaciones impulsadas por el grupo de padres, pero no podemos saber de qué se tratan porque el Consejo no nos da vista a las actuaciones. Es la tercera vez que las pido. Nos están investigando y no sabemos por qué. Estamos evaluando meter un cuarto amparo para acceder a las actuaciones pero es una cosa de locos poner un amparo por todo. Esto debería funcionar de manera normal y no por amparo cada vez que se pide algo", lamentó.

"Desde que comenzó a funcionar el colegio hubo muchas trabas burocráticas para la aprobación de planes de estudio. Siempre en periodos de matriculación. En marzo, fines de noviembre y diciembre, estos conflictos y persecuciones se agravan", postuló.

"Si uno lo piensa en abstracto, es un colegio privado que no le pide un centavo al Estado y que presta un servicio innovador y de calidad educativa, con lo cual el Estado debería estar contento de que eso suceda. La realidad es otra. Creo que hay situaciones personales, políticas o de intereses que hacen que las autoridades del Consejo de Educación todo el tiempo estén boicoteando el funcionamiento del colegio desde hace mucho tiempo", recalcó.

"Para la habilitación del plan de estudios, Almalibre tuvo que presentar tres acciones de amparo distintas. La consiguieron pero el camino fue muy complicado, lleno de trabas burocráticas, presiones y hostigamiento. Ahora hay una práctica constante de pedidos de requerimiento que son improcedentes y con un tenor de violencia significativo. Todo el tiempo está la amenaza de la aplicación de una sanción que es el parámetro clásico de violencia por parte de quien ejerce la autoridad", lamentó y aclaró que "todo es con situaciones que están regulares en el colegio".

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario