El clima en Neuquén

icon
Temp
69% Hum
La Mañana familia

Historias ferroviarias: Rubén Miguel Urrutia y familia

Poblaron un Neuquén, el de "las colonias ferroviarias", donde todas eran relaciones de "vecindad": todos se conocían. El Tanque de Agua, que estaba situado en el centro de las colonias, se convirtió en un emblemático distintivo del lugar.

El arribo del ferrocarril -que atravesó la confluencia de los ríos- significó la apertura de la región a la economía nacional a comienzos del siglo XX, y permitió, en gran medida, evitar el aislamiento característico de los territorios nacionales. Todo eso fue posible gracias al invalorable capital humano de los ferroviarios y de todos los migrantes que posteriormente habitaron estas lejanas tierras. La gran familia ferroviaria pobló e incrementó estas tierras.

Rubén era hijo de Miguel Urrutia, que había nacido un 17 de mayo de 1896 en Ayacucho, provincia de Buenos Aires, y era señalero del Ferrocarril del Sud, y de Maginia Coria: se habían casado en la segunda década del Siglo XX y tuvieron dos hijos: Nélida, nacida en 1924 y Rubén, nacido el 23 de junio de 1925.

Te puede interesar...

El ferrocarril

Rubén ingresó al Ferrocarril del Sud cuando era muy joven. Su padre iba con la zorrita -era el medio de movilización que recorría las vías- hasta La Indiana, donde estaba la sala de cambios de varios ramales. Cuenta la anécdota familiar que cuando encontraba huevos de avestruz en estos viajes, los llevaba a su hogar, donde Maginia preparaba tallarines, los secaba y guardaba.

Según la documentación cuidadosamente atesorada por su hija, Rubén solicitó empleo el 22 de diciembre de 1942 e ingresó como practicante el 23 de enero de 1943 y como efectivo el 28 de febrero del mismo año.

Su madre recordaba que Rubén llevaba correspondencia a las otras garitas en bicicleta y que ella le preparaba una gran merienda.

Hizo el servicio militar en la marina en Punta Alta, y cuando regresó trabajó como telegrafista.

La hija, con orgullo, nos mostró – en el momento de la entrevista- la cédula escolar de su padre, cuando cursaba la escuela primaria en Tandil, y el legajo personal, extraído del archivo de Ferrocarriles Argentinos. En él, de 1942, consta toda su historia personal: desde las evaluaciones que el ferrocarril tomaba a sus aspirantes a ejercer un cargo en el mismo hasta su sobresaliente desempeño.

urrt.jpg
Cumpleaños de 15 de Gladys.

Cumpleaños de 15 de Gladys.

La familia

Miguel se casó con Julia Rodríguez el 27 de agosto de 1952: se habían conocido en la localidad de Cascallares, provincia de Buenos Aires, porque el hermano de Julia era ferroviario. Julia Rodríguez era hija de Ofelia Alem y de Juan Rodríguez.

Por medio del ferrocarril peregrinaron por distintos lugares en los que hubiera una estación. Hasta que en 1955 se asentaron en Neuquén: vivían en la Colonia Ferroviaria B 91, entre las vías y el tanque de agua.

Tuvieron dos hijos: Gladys Julia en 1959 en Tandil, debido a que generalmente las mujeres se trasladaban a parir a sus lugares de origen. Realizó sus estudios en Neuquén capital, en la Escuela María Auxiliadora.

El segundo hijo, Gustavo, nació el 12 de febrero de 1974 en Plottier, cuando su padre trabajaba en esa estación ferroviaria. Cursó el colegio secundario en la escuela San Martín .

Gustavo Urrutia actor egresado de la escuela Superior de Bellas Artes Manuel Belgrano de Neuquén. Desde el año 2002 al 2017 estuvo radicado en Buenos Aires. Beca de estudio del Instituto nacional de Teatro. Ha realizados distintos seminarios de especialización con el Prof. Alejandro Finzi, Eli Sirlin, Carlos Ianni, Guillermo Heras, Rosalía Celentano, Paula Baró, Gustavo Schraier, Carlos Rodríguez Demartino, El Séptimo, Mauricio Kartún, Sol Rodríguez Seoane, Diego Starosta y Gabriel Von Fernández. Cursó la Licenciatura en Dirección escénica y la especialización en teatro de objetos, interactividad y nuevos medios en la Universidad de las Artes C.A.B.A. En el año 2005 fue Asistente de dirección de Memory Mouse (El Baldío teatro) y dirigió su primer espectáculo INTENZIONE. Desde 2007- a 2017 es parte de Nazaca teatro (C.A.B.A.), dirijo y produjo Siete vidas para Otomi, Soy tu moneda, Llama, Palabras en el cristal de la Ventana y Para toda la vida. Entre 2008 y 2013 editor de la publicación Saverio revista cruel de teatro. En 2014 editó la guía de espectáculos Saverio escenario. Coordina sitio Web. En 2013 creó Saverio Editorial y Saverio libros de teatro. Entre 2017 y 2019 dirigió el Elenco Superior de Bellas Artes de Neuquén, con el que estrenó los espectáculos Murga, dramaturgia de Ana Barletta y Algo que no era de Pablo Elías Quiroga. En 2018 dictó el taller Dirección de Escena Módulo I, y el seminario intensivo Montaje y creatividad en la dirección de escena. Dirigió los espectáculos Ahorrar, temer, partir y Nada del otro mundo. En 2019 estrenó Un mechón de tu pelo, dramaturgia de Luis Loyola Cano. En 2020 editó Será su nombre, textos dramáticos de Luis Loyola Cano. Dicta distintas materias en los Profesorados de Teatro y la Tecnicatura en Actuación de la E.S.B.A.

urria.jpg
Rubén Urrutia y Julia.

Rubén Urrutia y Julia.

La Pensión Doña Julia

Alrededor de los años ‘70 doña Julia abrió su pensión, donde daba de comer a personas que arribaban al pueblo: llegó a tener 42 comensales. “Con algunos de ellos conservamos la amistad”, nos contó su hija Gladys. Tal es así que ella conoció a su esposo ahí, Omar Giustozzi, con el que se puso de novio siendo muy joven. Este había arribado a Neuquén con una empresa constructora cordobesa, que vino a edificar el Barrio Alta Barda en 1973.

Luego de nueve años de novio se casaron: el 16 de julio de 1983. Tuvieron dos hijos, Marcos y Nicolás, jóvenes Arquitecto e Ingeniero, deportistas de alto rendimiento en la disciplina motociclismo: han representado a la ciudad de Neuquén en competencias nacionales e internacionales con destacados logros deportivos. Durante varios años fueron animadores del Campeonato Patagónico de Enduro, del que se han alternado varias veces el título, en su categoría mayor. También son habitualmente invitados a correr en distintas competencias en varias provincias de nuestro país. Los nietos completan la historia familiar.

Alta Barda: breves consideraciones

En la década del ‘70 un grupo de familias emprendió la enorme tarea de querer urbanizar el sector inhóspito de las bardas neuquinas que decoraban el sector norte de la ciudad.

Por ese motivo es que se formaron cooperativas de viviendas que lucharon por el sueño de tener su propia casa: así surgieron los barrios Alta Barda, Copol, 14 de Octubre, Gamma, Bardas Soleadas, Ciudad Industrial y Terrazas del Neuquén.

Se encontraron con terrenos pocos propicios para levantar las viviendas debido al desnivel de los suelos y la presencia de grandes rocas. Además, sin descartar el hábitat natural que no estaba preparado para convivir con los hombres: la barda.

En un principio el barrio se caracterizaba por calles de tierra, y unos jarillales que eran propios del desolador paisaje. Sus habitantes autóctonos eran lagartijas, alacranes, ratas, seres que convivieron con las primeras viviendas terminadas de construir.

La empresa cordobesa en la que trabajaba Giustozzi, el yerno de don Urrutia, fue la encargada de edificar el barrio.

urrti.jpg
Gladys en el tanque de agua en el corazón de las colonias ferroviarias (hoy Parque Central).

Gladys en el tanque de agua en el corazón de las colonias ferroviarias (hoy Parque Central).

La jubilación

Don Rubén se jubiló el 1 de agosto de 1991, su cargo era de Jefe Relevante General, reemplazaba al jefe desde la estación Algarrobo hasta Zapala. También fue Jefe de Estación de Neuquén capital por muchos años.

Los Urrutia compraron un plan de vivienda en la calle Brown 920 y allí se fueron a vivir cuando dejaron su querida Colonia Ferroviaria: dejaron sus huellas en los eucaliptos que aún persistían en el parque central donde se encontraban las colonias, plantados y cuidados por él, siempre muy orgulloso de pertenecer a la familia ferroviaria.

urru.jpg

El matrimonio Urrutia conformó la cofradía de trabajadores del riel. Cada uno de ellos engrandecieron las historias urbanas.

Echaron raíces y cosecharon una familia de trabajadores y de nietos vinculados con el deporte que se distinguen en esa gran urbe que hoy es Neuquén.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario