Historias luego del terror

El exilio fue como seguir preso, pero de otra manera”, me dijo en una entrevista Luis Guillermo Almarza sobre su experiencia como refugiado político en Bruselas, tras permanecer detenido desde junio de 1976 en diversos centros clandestinos de Neuquén donde fue salvajemente torturado durante la última dictadura cívico-militar. En el exilio, Luis tuvo que aprender un idioma que desconocía, trabajar como plomero y electricista mientras sufría el desarraigo de no poder estar con su familia y sus amigos, y se especializó en artes gráficas y fotografía. Pero siempre tuvo la idea de regresar a la Argentina, algo que logró en diciembre de 1984, un año después del retorno de la democracia.

Historias y experiencias como las que atravesaron Luis y miles de ciudadanos después de alejarse de ese tiempo de horror, muerte y desapariciones son las que se quiere recuperar a través de un registro de las trayectorias de vida de los ex detenidos-desaparecidos. Cuál fue su devenir después de sufrir la represión, cómo sobrellevaron esa carga y de qué manera se reinsertaron en la sociedad. El proyecto, anunciado recientemente, será desarrollado por el Observatorio de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia junto con la Universidad Nacional del Comahue (UNCo).

Te puede interesar...

Un proyecto busca recuperar las historias de vida de ex detenidos durante y después de la dictadura.

Después de muchos años de silencio, esas historias salieron a la luz en los cinco juicios que se realizaron en Neuquén por delitos de lesa humanidad.

Las víctimas no sólo contaron sus detenciones, torturas y vejámenes de todo tipo que sufrieron sino también cómo fueron los años posteriores, de qué manera se revincularon, porque el nivel de represión tuvo el objetivo de romper los lazos sociales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído