LMNeuquen historias

Hombre del teatro y del folclore con alma de poeta

Argentino F. Munk. Hoy se presenta su libro de recopilaciones Que nada te sorprenda. El festejo es doble porque también cumple 80 años de vida.

Fabián Cares

Especial

Te puede interesar...

Fue comerciante, trabajador de salud, incursionó en política, prolífico impulsor de iniciativas culturales y escritor de poemas. Formó pareja con su compañera incondicional, Benedicta Sepúlveda, y le entregaron tres hijos al norte neuquino.

Desde que nacemos, la vida se va componiendo de millones de momentos encadenados que van formando y conformando las existencias de las personas, así como también hay palabras entrelazadas en forma de poemas, cuentos y relatos que son escritas de puño y letra pero que son dictadas por el corazón. Por esta razón, alma, corazón, vida y poemas son la amalgama perfecta de la historia de Argentino Franklin Munk, o simplemente “don Tino”, como es conocido en el pueblo como su nombre de identidad de antes y de ahora.

Los distintos matices de su historia tendrán como corolario la presentación de un libro de su autoría. El hombre comenzó a andar la vida hace exactamente ocho décadas, cuando vio la luz del mundo en la “tierra del oro” (Andacollo) un 17 de mayo de 1940. Su madre del campo, “llena de humildad hasta los huesos”, había nacido en el paraje Tres Chorros y su padre vino del otro lado del mundo (Polonia) a escribir su historia a la Argentina, lejos de las guerras.

Sangres

“Soy una mezcla de criollo con gringo”, dice don Tino. Después empieza a relatar parte de su vida que tuvo ribetes hermosos y aquellos llenos de tristeza y de dolor como cuando en un lamentable episodio falleció su amada madre. “Yo tenía 11 años y por ese entonces con un hermano estábamos estudiando en Zapala y mi madre, con complicaciones en el embarazo y ante la ausencia de que alguien hiciera una cesárea, falleció. Antes habían hecho de todo para salvarla al intentar llevarla en ‘guando’ (improvisada camilla sobre varas) en muchos tramos del camino en medio de un infernal temporal de nieve. Fue imposible llegar y volvieron; allí falleció”, cuenta con un inmenso lagrimón en su rostro que termina de caer al decir: “No pude ni siquiera darle el último adiós, es algo que hoy todavía me duele”.

En memoria de su hermano por nacer, don Tino y sus hermanos Walter, Abraham, Ramona, Nelly y Elena comenzaron a atropellar la vida junto a su padre, que se dedicaba al comercio de ramos generales.

“Económicamente no estábamos mal porque mi padre tenía cuatro negocios, algunos en Andacollo y otros en El Huecú. Una de las cosas que hacía era dedicarse a la compra de oro y muy vinculado al campo compraba cuero, lana y también hacienda que después de arreo la llevaba hasta Chos Malal”, recuerda. Quizás tomando ese ejemplo comercial, gran parte de la vida de don Tino pasaría por ese rubro. A la edad de 87 su progenitor falleció en Buenos Aires.

p12-f02-nqn(SCE_ID=425529).jpg

No pude ni siquiera darle el último adiós, es algo que hoy todavía me duele”. Argentino Munk Poeta

Amor al arte

Don Tino cuenta que mientras estudiaba en Zapala se empezó a interesar por el arte. Allí, el folclore y el teatro empezaron a llenar su alma. Eso mismo lo llevó a estudiar la secundaria en Neuquén. Allí entabló una amistad entrañable con el mítico “hombre del teatro” Jorge Edelman, con quien compartió obras en distintos escenarios. “Esas glorias las tengo en el corazón y siempre ocupan momentos en mis recuerdos”, comenta. Con los años aplicó esos conocimientos en el pueblo y les dio vida a incontables acontecimientos culturales ligados al folclore y al teatro.

Creaciones

Con la necesidad de transformar en palabras sus eternos recuerdos y de darles vida en papel a las cosas que amaba, se convirtió en escritor de poemas, cuentos y relatos.

Sus creaciones más de una vez sirvieron como un “regalo de palabras” a algún amigo, familiar o ser querido. Muchos de ellos se los llevó el viento de la vida y no se conservaron. Algunos sí y esos son los que, por oficiosa voluntad de la Municipalidad de Las Ovejas, se han convertido en su primer libro de recopilación de escritos que se llama Que nada te sorprenda. La obra se presentará hoy en un reducido acto, regido por los protocolos de higiene y salubridad, en el Salón de las Miradas. Hoy no es un día cualquiera.

Cumple especial Don Tino cumple 80 años de vida hoy, y el pueblo y el Municipio le regalan su libro. Ese libro no es un libro cualquiera. Es un libro que une la vida de dos artistas. Las palabras de don Tino y la magia de las manos de Iván Godoy, el dibujante.

El joven de 18 años es un reconocido artista con discapacidad que lo ha desafiado al síndrome de Duchenne y despliega todo su arte en los dibujos en varias obras y en el arte de tapa de este libro. “Este acontecimiento sirve para saldar una deuda con estos dos artistas, que no es una deuda económica sino de agradecimiento, gratitud y nobleza por su valiosa colaboración con el patrimonio cultural de nuestro pueblo”, dijo el intendente Vicente Godoy.

Mientras tanto en la vida, “todo es imprevisible, nada deja de ser importante, pero, que nada te sorprenda”, dice el poema que le da nombre al esperado libro de don Tino, el poeta del pueblo.

“La vida a uno lo lleva y lo trae por distintos rumbos. Yo hice todo siempre con amor y con el corazón. Hoy tengo una familia muy unida y querida. Mi mejor legado no es haber dejado un capital sino una buena enseñanza. Hoy me siento inmensamente valorado por el pueblo”, asegura este viejo poblador.

Lo dice con humildad, pero con la certeza de que sus palabras tienen toda la razón.

Un precursor en Las Ovejas

El trajín de la vida alguna vez lo puso en esta localidad. “En un difícil momento me quedé en Chos Malal con las valijas en la mano y mi familia. Mi único capital”, resumió don Tino la instancia crucial de su arribo a estas tierras. “En aquel momento no había nada y construimos un pueblo bien a lo argentino con un rollo de alambre”, dijo. Después, el destino lo llevaría por distintos caminos. Durante más de 25 años trabajó en el hospital, fue secretario de la comisión de fomento, concejal, comerciante, precursor en la elaboración de cremas medicinales, artista y poeta. Como agradecimiento a su contribución, el Municipio impulsa un proyecto de ordenanza para que el futuro Museo Municipal lleve su nombre. Este espacio se habilitará en un futuro inmediato en el edificio histórico que ocupó la Primera Sección de Gendarmería Nacional de su creación en el año 1942.

LEÉ MÁS

Negaron la domiciliaria a joven acusado de abusar de su hijastra

El segundo pago del IFE recién sería en el mes de junio

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
100% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario