Impunidad: el atentado al policía Liria fue archivado

Pasaron tres años sin novedades. El ex jefe está indignado.

El mayor atentado a un jefe policial en la provincia quedó impune. Se trata del ataque que sufrió en 2014 Raúl Liria, subjefe de la fuerza, a quien le balearon la casa y le arrojaron dos molotov. El expediente ya cumplió tres años, pero al no registrar ningún avance en la investigación la causa quedó archivada. Según confirmó a LM Neuquén gente del entorno de Liria, el jefe retirado está indignado.

Una noche violenta

Pasada las 2 de la madrugada del 10 de septiembre de 2014, desconocidos abrieron fuego con escopetas y arrojaron dos molotov contra la casa de Liria en el barrio Huiliches. La esposa del jefe policial resultó herida en el cuello por una esquirla ya que se había levantado a tomar agua cuando se produjo el ataque.

Te puede interesar...

“Fue un atentado homicida”, dijo Liria ese día y apuntó contra representantes del frustrado Sindicato de Policías y Penitenciarios (Sinpope) que se quiso armar por ese entonces y que estaban a las puertas de un juicio interno por el cual varios fueron exonerados.

Las pericias realizadas en la vivienda del alto mando determinaron que hubo cuatro disparos: uno dio contra la puerta de acceso, otro contra una pared y dos contra las ventanas de la planta alta. En el lugar secuestraron cuatro vainas servidas y un cartucho completo calibre 1270.

“Los disparos fueron hechos con una escopeta calibre 16 y los cartuchos fueron modificados para disparar un solo perdigón de gran tamaño en lugar de varios, como es habitual en este tipo de armas”, determinó el informe oficial al que pudo acceder este diario.

Una de las balas astilló una ventana y los vidrios expulsados por el impacto provocaron heridas en el cuello de la esposa de Liria, que quedó en shock.

Los agresores también arrojaron dos molotov sobre la camioneta del subjefe de la Policía para intentar quemarla y se dieron a la fuga.

Para los investigadores, la vivienda de Liria fue elegida porque no contaba con cámaras de seguridad que sí tenía la casa de Raúl Laserna, entonces jefe de la Policía.

Recuadro-página-30.jpg

A la deriva

La investigación arrancó con la verificación de las cámaras de seguridad de las inmediaciones de la casa de Liria y otros sectores, pero no se pudo conseguir nada relevante.

Meses después, un empresario de Cipolletti sufrió un ataque similar y detuvieron a uno de los policías de Sinpope que había sido exonerado.

La fiscalía pidió las armas y demás elementos a la Justicia rionegrina, pero nunca lograron establecer que fueron las utilizadas en el atentado a Liria y tampoco la identidad de los autores, aunque siempre permaneció latente que quienes dispararon contra la casa del subjefe fueron policías.

Ante la carencia de elementos, la causa quedó frenada y al cumplirse los tres años se dispuso el archivo.

“Es una vergüenza como se investigó. La fiscalía no hizo nada para esclarecerlo”, sentenció una persona muy allegada al ex jefe policial, que está retirado.

LEÉ MÁS

Policías que fueron exonerados ahora son sobreseídos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído