El clima en Neuquén

icon
13° Temp
23% Hum
La Mañana perro

Indignante: despellejaron a un perro en la Meseta y lo dejaron abandonado

Encontraron a un cachorro de año y medio entre bolsas de basura en Colonia Nueva Esperanza. Piden colaboración de los vecinos para hallar al responsable.

Girasol es un perro de casi un año y medio que conoce la maldad humana. Le despellejaron el lomo desde la cabeza hasta la cola. Así lo encontraron en la Meseta. Gracias a la colaboración de tres personas bondadosas que se hicieron cargo de los gastos y de una pareja de enfermeros, que le realiza las curaciones diarias, dolorido aún, está recuperándose de a poco.

Ivana Malaspina, su esposo y su amiga Cristina Canio, no pertenecen a ninguna protectora, simplemente suelen ir a la Meseta a colaborar con los vecinos a quienes se les instalan los perros que van al basurero. Los ayudan a llevar los animales a castrar o bien les proveen alimentos.

Te puede interesar...

“En la pandemia nos empezamos a involucrar más con la gente que no tenía para comer. Llevamos mercadería y ahora estamos juntando útiles. No le podés pedir que tengan bien sus animales cuando no tienen para comer ellos”, señaló Ivana.

A este perro lo ubicaron en la Meseta hace más de dos semanas a través de una chica que publicó las imágenes en Facebook. Un profesor de fútbol del barrio le dijo que se las llevó un alumno de unos 19 años y dejó su contacto.

El joven dijo que estaba sobre la calle Girasol de Colonia Nueva Esperanza, de ahí devino su nombre, pero no podían dar con él a pesar de que lo buscaron incluso un miércoles lluvioso.

Finalmente lo encontraron, pero no estaba en la calle sino en una habitación a medio construir rodeado de bolsas de basura. “Pensamos que estaba quemado o que se había enganchado la piel con algo. Tengo una perrita, que estaba quemada y rescatamos hace dos años, que tenía una herida parecida”, sostuvo la mujer.

Perro despellejado vivo.mp4

Encontraron un perro despellejado en la Meseta.

Dijo que el perro estuvo internado desde ese sábado 26 de febrero hasta el siguiente sábado 5 de marzo. El veterinario se encontró con que al animal le habían quitado lonja de piel a lo largo de la columna desde que empieza en la cabeza hasta que empieza la cola. “Cuando lo retiramos, el veterinario nos confirmó que fue despellejado”, dijo Ivana aún conmovida.

El profesional intentó desbridarlo, que es separarle la piel para estimular los vasos sanguíneos con el fin de que tenga más circulación y que no se le siga muriendo piel. “Estamos que intentando que cierre con unas cremas que me salen 13 mil pesos y los parches de silicona 7 mil pesos, que se usa cuando la gente tiene escaras. Se pegan y tratan de unir la piel. Querían separar más piel y unirlo. Ahí se dieron cuenta que no está quemado porque no tiene la epidermis de la piel traspasado para abajo”, detalló.

Aún hoy el perro en ese lugar no tiene piel, “la cortaron de los dos lados a lo largo de la columna y la sacaron. Tampoco hay de donde unir ni para hacer colgajos. Esta muy flaquito”.

Le están aplicando cremas a base de colágeno y los parches. Le dijeron que quedará sin pelo en ese sector porque no le crecerá, pero que la idea es que se forme piel y se pueda cerrar.

“Por la publicación que hicimos en la página que tenemos de Facebook (De corazón a corazón) se contactó un enfermero para hacerle las curaciones y lo tiene en tránsito. Mirá que yo he rescatado perros en muy mal estado, pero nunca vi algo así”, aseguró.

Solicitan a los vecinos de Colonia Nueva Esperanza que aporten información para dar con el responsable del maltrato animal que sufrió Girasol. “No puede ser que nadie haya visto algo. El perro resistió una semana con ese dolor. No está bien que alguien haga esto así, si es capaz de hacer algo tan terrible, no quiero pensar qué más podría hacer”, se lamentó.

perro- Girasol- despellejado - medicamentos.jpg
El perro encontrado despellejado en la Meseta está siendo curado por vecinos solidarios.

El perro encontrado despellejado en la Meseta está siendo curado por vecinos solidarios.

La pareja hace tartas los viernes para vender y poder ayudar a la saldar las deudas con dos veterinarias. “Tenemos una deuda que ronda los 100 mil pesos entre una veterinaria de Alta Barda y otra de Avenida del Trabajador. También hay una mujer mayor que tiene un ovejero con una severa otitis cuyos gastos no puede afrontar”, contó Ivana.

Para quienes puedan colaborar con el costo de la veterinaria para curar a este perro encontrado en la Meseta en un estado lamentable, de los medicamentos o bien para tener animales en tránsito pueden comunicarse al teléfono 2996 33-0143 o bien por el Facebook “De corazón a corazón”.

Una vez que se recupere, en un plano que no será menor a 60 días, Girasol quedará en situación de adopción. Deberán buscar un hogar donde pueda recuperar la confianza.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario