El clima en Neuquén

icon
19° Temp
25% Hum

Ir a trabajar en helicóptero, la otra cara de los cortes de los autoconvocados

El sector del petróleo fue uno de los más afectados por la movilización en Añelo. Mauricio hizo su cambio de turno por aire y cree que fue justo el reclamo, "a pesar de romper" su rutina.

Mauricio Bravo fue uno de los tantos trabajadores varados por el corte de los autoconvocados de Salud en Añelo, pero, también, fue uno de los pocos que lo pudo sobrepasar en helicóptero. La experiencia no le “sorprendió” porque hace 20 años trabaja para el sector petrolero y ya vivió varias experiencias como la de los días pasados. "Nuestro rubro es un poco particular", aseguró.

Durante estos últimos cuatro días, desayuna a las 5 de la tarde. Recién despertó, luego de haber trabajado en el turno noche. Entre mate y mate, a un ritmo lento, recordó cuando vivía en Rincón de los Sauces y hubo una manifestación con características similares. La empresa la resolvió de la misma forma: saltando el piquete.

Te puede interesar...

Parece que el sector, obligado a estar implicado por la localización de los reclamos, busca “esquivar los inconvenientes para seguir con lo suyo”. Aquella vez fue en avión, en donde más de 10 trabajadores subieron en el aeropuerto de Rincón, tuvieron que hacer varios kilómetros para levantar altura y seguir el plan de vuelo, “pasando por Auca Mahuida”, y aterrizaron en el yacimiento de Chevron. “Problema solucionado”, replicó al recordar lo que algún jefe le dijo en aquellos años.

Hace tres años que se radicó en Plottier junto con su familia y tiene el sistema ocho por cuatro. Es decir que su rol como operador de planta en Fortín de Piedra lo lleva a cabo cuatro días de día, cuatro de noche y cuatro de descanso. Lo dijo rápido, casi con un casete puesto, hasta que, de un mate a otro, quebró el tono: “Ninguna movilización fue tan importante como esta de los autoconvocados, a pesar de que a muchos nos rompió la rutina”.

Autoconvocados de salud corte de Añelo

Es que el miércoles 7 de abril, cuando empezaron los cortes en Añelo, pasó 22 horas arriba de un auto. Salió a las 5 de la tarde de su casa y dos horas después debería haber estado en su puesto, pero no fue así. Llegó al corte a las 19 y, ante la imposibilidad del paso, debieron regresar por caminos alternativos y rurales, hasta Tratayen. “Ahí fueron otras 3 horas más de viaje”, agregó.

Una vez que entraron al gasoducto, debieron esperar hasta el mediodía del día siguiente, hasta que el personal de seguridad lo recogió a él y a su compañero, y se presentaron en su puesto laboral: “Fueron una locura esas horas”.

Ante la posibilidad de volver, se debió quedar 10 días en el campo. “Solo me llevé una muda en la mochila y otra puesta”, dijo al explicar que debió lavar a mano y en el baño la ropa para ir rotando. “Eso es anecdótico, lo que más me había molestado, es el tema de mi familia. Yo vuelvo todos los días a casa y esos no pude y, durante esas horas, no sabía cuando iba a poder volver”, describió.

A-Helicoptero-Interior-de-la-pandemia-#InteriorDeLaPandemia-Viaje (5).jpeg

Al canalizar el enojo en “simples cosas”, aclaró que “en realidad” tampoco le cambió mucho. La incertidumbre le jugó una mala pasada y ahora, con todo resultado, cree que “tampoco fue tan grave”. Explicó que al siguiente cambio de turno, mientras persistía el corte, fue en helicóptero a la base: “No fue una experiencia rara para el sector”.

Lo pasaron a buscar el viernes 23 de abril por su casa en Plottier, levantaron a otros cinco compañeros y se dirigieron al Aeropuerto Juan Domingo Perón. Pasaron los bolsos -con varias mudas de ropa “por las dudas”- por el scanner, documento y levantaron vuelo. “Una hermosura”, catalogó.

A-Helicoptero-Interior-de-la-pandemia-#InteriorDeLaPandemia-Viaje

Lo positivo que vio Mauricio no es tanto por las comodidades, sino por el tiempo. Al ir y volver todos los días al campo, pierde cuatro horas del día en el traslado, más las 12 que trabaja. “En ocho horas tengo que dormir y estar con mi familia”, aseguró, al indicar de que a veces se la hace “muy duro”.

Ante la continuidad que iban a tener los cortes, la empresa ya tenía organizado que los empleados hagan jornadas de siete días y los trasladaban en helicóptero. Pero Mauricio no llegó a cumplir la semana, ya que los autoconvocados liberaron el miércoles 28 las rutas y logró ver a su familia antes de lo que imaginaba.

A-Helicoptero-Interior-de-la-pandemia-#InteriorDeLaPandemia-Viaje (4).jpeg

Si bien su relato comenzó por los malestares y enojos que le produjo el corte, está convencido de que la lucha del personal de salud es “recontra justa”. Tanto Mauricio como sus compañeros entienden el reclamo y por sobre todo la forma. Bloquear la ruta del petróleo les da una visibilidad importante, ya que “ellos realmente no pueden hacer un cese de tareas”. “No pueden dejar de atender, no es como camioneros que pueden hacer un paro y el país se paraliza, o nosotros que te bajo un interruptor y dejamos de darle gas a todo el país. No tienen otra forma y estuvo bien que lo hagan”, expuso.

A-Helicoptero-Interior-de-la-pandemia-#InteriorDeLaPandemia-Viaje (2).jpeg

Antes de entrar al sector petrolero, Mauricio había sido personal de salud. Trabajó en la parte de urgencias y sabe lo poco que cobran. Celebró el aumento, entiende que los plazos deberían ser mejores y apuntó contra ATE: “Lamentablemente se vieron beneficiados otros sectores de esta lucha, que por ahí están desde su casa haciendo home office frente a estos que estuvieron frente de la pandemia”.

Critica que ahora muchos estatales están cobrando igual que ellos: “Trabajo 16 horas al día, para cobrar un poco más de 100.000 pesos y estamos en un sector que se llevan millones de dólares”. Y concluyó: "Somos un sector particular, pero todos mis compañeros bancamos a los autoconvocados y creo que deberían ganar más por haber estado al frente de esta batalla contra el COVID".

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

3.8674033149171% Me interesa
38.121546961326% Me gusta
6.0773480662983% Me da igual
40.331491712707% Me aburre
11.602209944751% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario